¿Tu mascota puede comer pescado?

Gato oliendo pescado

Existen ciertos alimentos que, si bien son buenos para el consumo humano, no lo son tanto para el animal. Una intoxicación alimentaria, podría ocasionar graves consecuencias en la salud de cualquier mascota. Hay que recordar que comer pescado es bueno hasta cierto punto.

Es mucho lo que se habla en cuanto a si el pescado debe estar incluido o no en la dieta de las mascotas. Comer pescado puede traer muchos beneficios a los animales. También existen argumentos en contra, que no consideran al pescado como alimento ideal para perros y gatos.

Estos son los beneficios y desventajas de comer pescado, para perros y gatos.

¿Los gatos pueden comer pescado?

El simple aroma de los pescados, enloquece a los gatos. Lo cierto es que este alimento aporta una amplia gama de nutrientes a la raza felina. Para cualquier felino, el simple hecho de comer pescado representa un magnífico banquete.

El pescado aporta proteínas a los gatos, componentes esenciales para el organismo de estos. Los pescados azules, por ejemplo, contienen ácidos grasos. Este tipo de ácidos se encargarán de otorgarle brillo y suavidad al pelaje de cualquier felino.

Este alimento también aporta gran dosis de energía. Los pescados azules son los más saludables, para incluir en la dieta de animales, debido a su bajo contenido en grasas y alto aporte en Omega 3.

Por otra parte, existen pescados que bloquean la absorción de algunas vitaminas esenciales en el organismo de los gatos. Además, el pescado no aporta vitamina A, la cual es imprescindible en la alimentación de cualquier felino.

La ingesta demasiado elevada de pescado en gatos, puede llegar a ocasionar problemas de tiroides, deficiencia de vitaminas y alergias.

En conclusión, el pescado no debe de convertirse nunca en alimento base en la dieta del gato. Un bocado de vez en cuando, alcanzará para cumplir con el antojo.

Existen formas de elaboración del pescado, que no son buenas para el consumo de los felinos. Los gatos nunca deben ingerir estos tipos de pescados:

  • Pescados con mucha sal
  • Alimentos marinos en conserva
  • Pescaditos ahumados
  • Piezas de pescado marinadas

Los gatos deben consumir el pescado crudo, y, en lo posible, recién pescado.

¿Los perros pueden comer pescado?

Existen muchos rumores que dicen que el pescado no es bueno para los perros. Esto no es más que un mito.

El pescado también es un excelente alimento para perros. El bajo contenido en grasas saturadas, que tiene el pescado, es muy favorable para cuidar la salud de los perros. Además, este alimento aporta un enorme número de nutrientes y vitaminas, para cualquier animal.

Al igual que los gatos, los perros también pueden comer pescado, aunque de manera moderada.

El Omega 3 presente en el pescado, favorece a los huesos y articulaciones de los perros. Este alimento es capaz de prevenir enfermedades como la artritis o la osteoporosis.

Está probado que comer pescado es también una excelente opción para incluir en la dieta de un perro, para hacerlo bajar de peso. En estos casos, el salmón es el más elegido debido a su bajo aporte en grasas.

Para los perros avanzados en edad, el pescado es un alimento ideal a la hora de otorgar fortaleza y energía. Además, las propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes del pescado, ayudan a tratar problemas dermatológicos en canes.

Al igual que como los gatos, los perros tampoco deben de ingerir pescados marinados, en conserva, o con excesos en sal. Además, este alimento deberá estar siempre fresco y crudo.

El exceso de pescado en la dieta de un perro, puede ocasionar problemas en la salud. Si un cn presenta alergia en la piel, tras empezar a consumir pescado, será necesario dejar de comer pescado.

Conclusión general

El pescado no deberá ser alimento base en la dieta de perros y gatos. Se trata de una comida que no aporta el contenido necesario de nutrientes para el organismo de los animales. Aun así, este alimento puede proporcionar muchos beneficios a la salud de las mascotas, al ser consumido de manera habitual.

Se trata de un alimento muy efectivo, a la hora de incluirlo en planes dietéticos para perros y gatos. El alto contenido de Omega 3 del pescado, hace que este alimento sea muy eficaz para tratar problemas óseos y articulares, en animales.

Además de Omega 3, el pescado contiene proteínas y nutrientes esenciales para la salud de cualquier animal.

Los mariscos también tienen los mismos efectos que el pescado, en la dieta de perros y gatos.

Las tantas historias y habladurías en torno al efecto negativo de comer pescado para los animales, resultan ser tan solo un mito.