¿Qué alimentos se puede dar a un gato si se acaba su comida?

A diferencia de los perros, los felinos no suelen “comer cualquier cosa” más allá de su comida, el atún o algún paté. Si se ha acabado la comida de tu gato y ya es tarde para ir al mercado, puedes improvisar con lo que tengas en casa. En este artículo te contamos qué alimentos e ingredientes son aptos.

Mi gato tiene hambre… y no tengo comida

No sabemos muy bien cómo lo logran… pero parece que tuviesen un reloj interno que les indica la hora de comer. Y nos lo hacen saber de forma muy directa (para que no haya malos entendidos ni problemas de comunicación).

Los maullidos al lado del plato vacío, el roce constante con nuestras piernas, la mirada de párpados caídos (bien al estilo “Gato con botas”), ponerse frente a frente… hasta que no nos levantamos y vamos a llenarle su comedero, no se detienen.

Pero a veces sucede que no hemos hecho tiempo para comprar víveres y no queda comida para el gato. ¿Qué hacer en ese momento en el que vemos la bolsa vacía y la cara de nuestro minino rogando piedad? Esta pesadilla tan recurrente en los dueños de mascotas puede terminar.

Más allá de prestar atención y comprar alimento antes de que se acabe (o tener siempre el hábito de comprar aunque la bolsa todavía esté por la mitad), podemos probar con algunas comidas para humanos que son aptas para los gatos.

Siempre y cuando se les ofrezca estos alimentos esporádicamente y en poca cantidad, no les hacen daño. La alimentación que nosotros llevamos puede ser funcional y nutritiva para las mascotas porque contiene vitaminas, minerales e hidratos de carbono, fundamentales para su crecimiento y desarrollo. Sin que se convierta en un hábito, podemos compartir una cena con nuestro gato sin problemas.

Qué saber sobre la alimentación de los gatos

Es fundamental conocer los aspectos más importantes relacionados a la nutrición de tu gatuno. Estas son las características que todo dueño debería saber:

1. Los gatos comen carne

Esto se debe a que es carnívoro. Pueden consumir carne de pollo, de vaca, de cerdo y de pescado. Se recomienda que esté cocinada para evitar algunas enfermedades.

2. Los gatos consumen pienso seco y húmedo

Algunos dueño prefieren darle esos “sobrecitos” de comida húmeda y otros dejarle el pienso seco en su comedero. Ambos cumplen con los requerimientos nutricionales que el animal necesita en cualquier etapa de su vida. Lo recomendable sería combinar ambos tipos de alimento, sobre todo para no acostumbrarle y que rechace el otro cuando no tenemos el de siempre.

3. Los gatos comen cuando ellos quieren

No podemos obligarle a comer cuando nosotros consideramos que es la hora de la cena o el almuerzo. Los felinos son tan independientes que hasta ellos eligen el momento adecuado para alimentarse.

La buena noticia es que se administran su comida y sólo ingieren lo que precisan energéticamente hablando. Si te vas de casa por la mañana y regresas por la tarde, no olvides llenar el comedero antes de salir.

4. Los gatos también beben agua

Igual que cualquier mamífero, el gato precisa hidratarse a través de la comida y la bebida. Si le das sólo pienso seco, entonces deberás cumplir con su necesidad de agua a través de otro recipiente (el cual siempre debe estar limpio y lleno). Si come pienso húmedo, quizás casi no pruebe el agua, pero igualmente debes ofrecérsela.

5. Los gatos comen según su edad y etapa

Las necesidades nutricionales de los felinos varían dependiendo la edad. Desde las 5 a las 40 semanas precisa entre 30 y 80 gramos de comida al día; de 1 a 6 años de vida la ingesta oscila entre 40 y 130 gramos, y cuando tiene más de 7 años, de 30 a 135 gramos.

¿Qué le doy a mi gato si se termina su comida?

Puedes probar con estas opciones:

  1. Carne: de pollo, de vaca o de pavo.
  2. Pescado: sobre todo atún (que le encanta) o cualquier otro pescado mientras esté cocido.
  3. Verduras: zanahoria, acelga, remolacha, tomate, calabacín y acelga.
  4. Frutas: manzana, pera y melocotón.