Te lo contamos todo sobre el conejo cabeza de león

Yamila · 15 diciembre, 2018
El conejo cabeza de león se distingue de los del resto de su especie, sobre todo, por la larga melena que tiene en la cabeza, mientras que en el resto del cuerpo es corto

Con ese nombre seguramente te harás una idea de cómo es su aspecto. El conejo cabeza de león, además, es conocido por su tranquilidad y su pequeño tamaño. ¿Te gustaría adoptar uno? Entonces sigue leyendo este artículo.

Historia y características del conejo cabeza de león

El conejo cabeza de león (lionhead en inglés) se diferencia de los demás de su especie debido a que presenta, como bien indica su nombre, una especie de melena con pelo más largo que el resto del cuerpo, el cual se cae cuando llegan a la adultez. A su vez, a los seis meses cambia el pelaje grueso por uno más suave.

Algunos ejemplares presentan doble capa de pelo y otros simple. En cuanto a los colores, pueden ser variados, en su mayoría de un solo tono o bicolor.

En cuanto a su tamaño, el conejo cabeza de león puede pesar unos dos kilos. Las orejas, que alcanzan siete centímetros de largo, son bastante llamativas en un animal robusto y pequeño. Las patas son más gruesas que en otras razas y los ojos pueden ser rojos, azules o pardos.

Conejo cabeza de león: características

No se conoce mucho acerca de los orígenes de la raza, pero sí se sabe que proviene de la cruza entre un Belgian Dwarf y un Swiss Fox. Está también relacionado a los conejos enanos y su desarrollo se sitúa en Bélgica e Inglaterra. Incluso en la actualidad no es una raza oficial en la mayoría de los países, debido a la pérdida de su característica melena a partir de los dos años de edad.

Alimentación y cuidados del conejo cabeza de león

Con un temperamento perfecto para una mascota (calmado y cariñoso), el conejo cabeza de león es una opción ideal para un hogar con niños. Para mantenerlo en buenas condiciones y goce de excelente salud te aconsejamos estos cuidados:

1. Alimentación

El veterinario te puede indicar cuáles son los mejores alimentos y en qué cantidades tendrás que ofrecérselos según su edad. En general, se estima que por cada medio kilo de peso ha de consumir 1/8 de taza de pienso para conejos.

El resto del plato debe complementarse con verduras de hoja fresca, como la lechuga o la acelga. No le des brócoli porque es rico en calcio y aumenta las posibilidades de padecer cálculos renales.

Conejo cabeza de león: alimentación

Puedes darle ‘golosinas’ como plátano, manzana o zanahoria en pequeñas cantidades diarias, y asegúrate de que nunca le falte el agua fresca en su jaula. Nunca le ofrezcas dulces que consumen las personas como galletas, porque su organismo no tolera el azúcar.

2. Jaula

El hábitat del conejo debe ser lo más extenso posible. Si tienes jardín o parque, permite que salga a hacer ejercicio un rato cada día, nunca en las horas de más calor o por la noche en invierno. Si vivimos en un piso, al menos su jaula debe ser grande como para que se mueva sin problemas. Recuerda limpiar el habitáculo, retirar restos de comida y sus deshechos.

3. Pelo

El cepillado semanal es fundamental para evitar los nudos de pelo, principalmente en la melena. Además, de esta manera podrás prevenir que el conejo se trague el pelo y se le formen bolas en el estómago, algo que no solo le pasa a los gatos. No hace falta bañarlos, pero sí mantener la higiene de su hábitat.

4. Dientes

Una de las características de los conejos en general, y del conejo cabeza de león en particular, es que sus dientes nunca dejan de crecer. Por lo tanto, tienen que gastarlos de alguna manera. ¿Cómo? Mordisqueando maderas vírgenes o cartón sin tinta.

5. Veterinario

Como regla general, debes llevar a tu conejo al veterinario al menos una vez al año. Cumple con el calendario de vacunación que indica el profesional y presta mucha atención a algunos síntomas que pueden indicar enfermedades: pérdida de peso, decaimiento, barbilla húmeda, ojos llorosos, diarrea o secreción en la nariz.

El conejo cabeza de león es una excelente mascota y, si cumples con todos sus cuidados, vivirá feliz y sano hasta aproximadamente los 10 años.

Kovalik, M., Thoday, K. L., Eatwell, K., & van den Broek, A. H. M. (2012). Successful Treatment of Idiopathic Sebaceous Adenitis in a Lionhead Rabbit. Journal of Exotic Pet Medicine. https://doi.org/10.1053/j.jepm.2012.09.009