¿Conoces las pautas de vacunación de los perros?

Un cachorro recién nacido se enfrenta a muchos peligros de salud durante las primeras semanas de vida. Es por ello que las vacunas son fundamentales, pues les ayudan a generar anticuerpos para combatir los patógenos que existen en el ambiente.
¿Conoces las pautas de vacunación de los perros?

Última actualización: 12 abril, 2022

Uno de los procesos más importante dentro de la tenencia responsable de un cachorro es su vacunación. Es crucial vacunar a los perros debido a la cantidad de enfermedades que son causadas por virus y que pueden afectar a un cachorro. Aun así, ten presente que las pautas de vacunación de los perros solo puede darlas el veterinario.

Los cachorros sin vacunar no deben socializar con otros animales ni salir al exterior. Esto es muy peligroso, pues se encuentra vulnerable a cualquier clase de enfermedad causada por virus que se encuentren en el aire, la tierra, el agua u cualquier superficie que haya tenido contacto con un animal enfermo.

Por si fuera poco, el cuadro de vacunación de los perros comienza hasta el mes y medio o los dos meses de vida del cachorro. Antes de esto, su sistema inmunológico no se encuentra listo y la efectividad de la vacuna podría verse afectada debido a los anticuerpos que reciben de la leche materna. Si quieres saber más sobre las pautas básicas de este proceso, sigue leyendo este espacio.

Importancia de la vacunación en los perros

La vacunación es un método confiable que sirve para prevenir enfermedades infecciosas y peligrosas para los perros. Estas activan el sistema inmunitario y propician que el cuerpo genere anticuerpos específicos contra ciertos patógenos. De esta manera, si llegase a contraer la patología, su organismo estaría preparado para hacerle frente y erradicarla.

Gracias a la acción de las vacunas, los perros son capaces de resistir algunas enfermedades conocidas por su alta tasa de mortalidad. Por lo tanto, todos los tutores responsables deben priorizar su uso para poder ofrecerles una mejor calidad de vida a sus mascotas.

Consideraciones previas a la vacunación

Previo a aplicar cualquier vacuna al cachorro, este deberá haber sido desparasitado. Esto se hace con la finalidad de que nada debilite al organismo de la mascota y pueda restarle efectividad a la vacuna. Además, el proceso debe hacerse bajo la supervisión del veterinario, quien le tomará una prueba de heces para determinar los parásitos presentes en su organismo y el tratamiento que más le convenga de acuerdo a esto.

Los veterinarios manejan diferentes pautas de vacunación teniendo en cuenta la zona en la que se viva, el clima, la exposición a determinada clase de virus que pueda tener el perro y o la predisposición de la raza.

Tomar en consideración la raza del cachorro es muy importante, pues si bien todos están expuestos a desarrollar una enfermedad viral, existen predisposiciones de acuerdo a la composición de su organismo. Por ejemplo, debido a la forma en que está formado su intestino, perros como el Boxer o el Rottweiler están predispuestos a sufrir parvovirosis y que esta sea letal en caso de contagio.

Respetar el cuadro de vacunación y las fechas acordadas en las que debe hacerse será de vital importancia para que los perros reciban una adecuada inmunización. Las vacunas suelen hacerse con un máximo de 4 semanas de diferencia entre cada una, y lo mejor será no exponer al cachorro hasta que su cuadro de vacunación no se encuentre finalizado.

Vacunas obligatorias

Presentar un ejemplo de un cuadro de vacunación básico sería un esfuerzo un poco inútil. Recuerde que este tiene variaciones de acuerdo a las observaciones que haga el veterinario, de acuerdo al historial veterinario de la madre, la zona en la que viva el cachorro y los resultados de las pruebas de parásitos. Por esta razón, las vacunas obligatorias son diferentes incluso dentro de un mismo país.

A pesar de que sean diferentes, varios expertos concuerdan con la existencia de un cuadro de vacunación esencial. Este permite reforzar al perro para que haga frente a aquellas patologías que son capaces de infectarlo en cualquier lugar. Entre las enfermedades que se encuentran en este grupo están las siguientes:

1. El parvovirus

vacunacion perros 2

La Parvovirosis es una enfermedad grave que ataca las vellosidades intestinales, causando alteraciones severas en el aparato digestivo de los perros, entre las que se caracterizan las hemorragias, los vómitos espumosos, la diarrea sanguinolenta y la deshidratación. En los casos más graves, el cuadro clínico deriva en la muerte.

El método de contagio es a través del contacto con heces infectadas. Se puede presentar de forma intestinal o cardíaca, siendo esta última la más letal. Un perro detectado con Parvovirosis debe ser internado inmediatamente. Para evitar este conflicto, se le puede aplicar la vacuna respectiva durante las primeras 5 o 6 semanas de vida, con refuerzos (revacunación) cada 2 o 4 semanas.

2. El moquillo

El moquillo o distemper es una enfermedad que ataca a muchas especies animales. Produce severas afecciones a los sistemas nervioso, respiratorio, intestinal, así como daños en la piel y el pelaje del animal. Es mortal si no se trata a tiempo, no tiene tratamiento más allá de fortalecer el sistema inmunológico y tratar los síntomas secundarios que produce la enfermedad.

La vacuna preventiva se suele administrar entre las 8 y 10 semanas de vida, con refuerzos cada 2 o 4 semanas. Cabe aclarar, este método es solamente preventivo, puesto que una vez contraída la enfermedad, no posee ningún efecto benéfico para el paciente.

3. La rabia

vacunacion perros 3

La rabia es una enfermedad común en todos los mamíferos, siendo los perros sus principales transmisores. Tiene un periodo de incubación largo, por lo que pueden pasar hasta 8 semanas después del contagio antes de presentar síntomas.

Afecta el tejido nervioso del cerebro, por lo que el perro empezará a mostrar cambios importantes en su comportamiento que varían entre nerviosismo, agresividad y parálisis. De hecho, el daño en el sistema nervioso es tan profundo que incluso se daña el mecanismo respiratorio, lo que suele ocasionar la muerte. La vacuna no es obligatoria en algunos países, pero se aplica entre las 11 y 13 semanas de vida.

4. La hepatitis

No guarda relación con la hepatitis humana. Como su nombre hace alusión, es una enfermedad que ataca principalmente las células del hígado, causando inflamación abdominal y hemorragias, así como un tono pálido en las mucosas (encías, nariz, etc.).

La hepatitis canina varía en su intensidad, de manera que ocasiona desde la muerte súbita en pocas horas hasta fiebres poco elevadas y diarrea. En casos poco frecuentes, puede generar edema corneal (también conocido como el síndrome del ojo azul). La vacuna para prevenir esta patología se administra a partir de las 11 semanas de vida.

5. Traqueo bronquitis (tos de perreras)

Esta enfermedad es provocada por un adenovirus que infecta el sistema respiratorio del cachorro, lo que genera amigdalitis, faringitis, bronquitis y traqueítis. En consecuencia, el síntoma típico de este proceso infeccioso es una tos seca acompañada de arcadas, espuma blanca y fiebre. Afortunadamente rara vez es mortal, pero disminuye las defensas y da la oportunidad a otras patologías de infectar al can.

El contagio sucede cuando el cachorro entra en contacto con las secreciones de un ejemplar enfermo. Es más, el simple hecho de estar presente mientras otro perro tose es suficiente para infectarse. Por ello, esta patología es tan frecuente en las perreras, pues el espacio tan pequeño y la mala ventilación que tienen propician la dispersión. La vacuna respectiva se administra a partir de las 8 semanas de edad

Vacunas opcionales

Aparte del cuadro básico, existen algunas otras vacunas que se les pueden poner de manera opcional a los perros. Estas dependen mucho de la zona en donde se radique, por lo que se recomienda siempre corroborar con un experto si en necesario aplicarlas. Algunos ejemplos de las enfermedades que tienen vacunas opcionales disponibles en el mercado son las siguientes:

  • Leishmaniasis: enfermedad ocasionada por un parásito que tiene alta incidencia en Sudamérica y Europa. Se han creado varias vacunas para combatirla, pero existen algunos inconvenientes y efectos secundarios con algunas de ellas.
  • Leptospirosis: provocada por una bacteria distribuida por todo el mundo, aunque tiene mayor presencia en los países del trópico y principalmente en Sudamérica. La vacuna se puede aplicar a partir de las 6 semanas de edad.
  • Influenza canina: es una patología producida por un virus. La vacuna solo está autorizada en Estados Unidos y se administra después de las 6 semanas de edad, con una revacunación a las 2 o 4 semanas posteriores.
  • Enfermedad de Lyme: es una enfermedad ocasionada por la bacteria Borrelia que tiene una alta incidencia en Estados Unidos, pero también tiene cierta presencia en Europa. Existen varias cepas de este patógeno, por lo que la vacuna no protege bien fuera del país de procedencia.

Vacunas polivalentes

Aunque cada una de las enfermedades anteriores tiene su propia vacuna específica, los profesionales desarrollaron una presentación polivalente para facilitar el proceso. Esto significa que en una sola dosis se administran diferentes vacunas. Gracias a ello, los perros solamente deben sufrir una inyección para estar al día con su cuadro de vacunación.

Es probable que también las escuches con los prefijos: tetra, penta o hepta. Sin embargo, esto solo indica la cantidad de vacunas que contiene cada dosis, de manera que la tetravalente contiene 4, la pentavalente 5 y la heptavalente 7.

Como te podrás dar cuenta, la única manera de saber cuál es el cuadro de vacunación que tu perro debe tomar es acudiendo al veterinario. Recuerda que ellos son los únicos capacitados para darte una información certera y adecuada. Además, te ayudarán a despejar cualquier duda que aún te quede sobre las vacunas o su utilidad para tu cachorro.

Te podría interesar...
Parvovirus en cachorros recién nacidos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Parvovirus en cachorros recién nacidos

El parvovirus en cachorros es uno de los peores escenarios en los que te podrías encontrar con tu can. Aquí te contamos qué hacer.



  • De pedro, J. (2006) Vacunaciones y desparasitaciones en perros y gatos. Farmacia Profesional, 20 (3), 58-63.
  • Franco, G., & Puentes, R. (2020). Pautas para la vacunación en caninos y felinos en Uruguay. Veterinaria (Montevideo), 56(213).