Rana arborícola blanca: comportamiento y características

María Eugenia Thomas · 9 marzo, 2019
Esta especie es grande en comparación con la mayoría de las ranas australianas; mide entre 5 y 10 centímetros de longitud y en cautiverio tienen una esperanza de vida promedio de 16 años

La rana arborícola blanca, también conocida como rana arborícola verde australiana, puede identificarse fácilmente al observar su voraz apetito y sus pliegues corporales similares a rollos de grasa. Sus caras sonrientes y sus ojos agradables las hacen adorables y encantan a cualquier persona.

Estas características carismáticas, junto con la naturaleza resistente y la facilidad de cuidado de esta rana, han hecho que sea una de las mascotas anfibias más populares. Son endémicas de Australia y los países insulares circundantes.

Mantener a esta especie en cautiverio no es tarea difícil. Estas ranas devoran ávidamente todos los insectos comúnmente disponibles y sus requisitos de alojamiento son fáciles de cumplir. Cuando se adquieren con buena salud, se mantienen en el ambiente adecuado y se alimentan con una dieta apropiada, son bastante resistentes. Se han documentado casos de más de 20 años de longevidad en cautiverio.

Características físicas y comportamiento

Esta rana tiene un dorso verde azulado a verde esmeralda que puede cambiar de tono según la temperatura y el color del ambiente. Posee algunas manchas blancas o doradas dispersas en el costado y ocasionalmente en la espalda, desde el ángulo de la boca hasta la base de los antebrazos.

La superficie ventral es lechosa y de textura áspera: el dorso y la garganta son más suaves. Los dientes son prominentes y están ubicados en la parte frontal de la boca. Sus ojos son dorados, con una pupila horizontal, típica del género Litoria, mientras que el género Hylids tiende a presentar una pupila vertical.

Rana arborícola verde de Australia

La cresta grasa sobre el ojo es un rasgo muy distintivo de la rana arborícola blanca. Las yemas de los dedos, y estos en sí, son grandes. Una hembra promedio mide unos 10 centímetros de largo y los machos unos 7 centímetros aproximadamente.

La piel de la rana arborícola blanca está cubierta con una cutícula gruesa que le permite retener la humedad como una adaptación a las zonas áridas. Se ha descubierto que las secreciones de la piel que destruyen los patógenos en la piel de estas ranas también pueden tener beneficios para los humanos. Las secreciones tienen propiedades antibacterianas y antivirales, y se sabe que disminuyen la presión arterial en los humanos.

Aunque la rana arborícola blanca está activa durante el día, por la noche hace uso de toda la habitación que le proporcionan, si se encuentra en cautiverio. Un acuario de 20 galones es perfecto para un individuo adulto. Un buen flujo de aire es importante para la salud a largo plazo de la rana.

Distribución y hábitat

La rana arborícola blanca es originaria de Australia, Indonesia y Papúa Nueva Guinea. Se distribuye ampliamente en Australia desde la región de Kimberley a través de la mayor parte del Territorio del Norte. En indonesia y Papúa Nueva Guinea, esta especie se encuentra solo en lugares dispersos.

Litoria caerulea

Esta especie se encuentra en una variedad de hábitats que incluyen bosques húmedos y secos, así como pastizales en climas más fríos. Típicamente, sin embargo, se encuentran en el dosel de los árboles cerca de una fuente de agua. También se encuentra en entornos domésticos como reservorios de ciudades, tanques de agua y baños de viviendas de personas.

Reproducción y desarrollo de la rana arborícola blanca

La reproducción de la rana arborícola blanca se da en la temporada de lluvias y, a menudo, se produce en lugares muy húmedos, incluidos los sistemas de drenaje urbano y los tanques de agua. La hembra expulsa sus huevos a la nube de esperma del macho, donde son fertilizados, antes de hundirse en el fondo del sistema de agua en el que se encuentre.

Los huevos tardan entre uno y tres días en incubarse y la metamorfosis comienza en tres semanas si todo está en buenas condiciones. Las ranas jóvenes maduran en un par de años. Sus grandes discos terminales en los dedos permiten que esta rana trepe en busca de agua para vivir durante períodos secos. Su adaptabilidad le permite compartir áreas urbanas y suburbanas con humanos.

La rana arborícola blanca tiene algunos depredadores nativos como serpientes, lagartos y aves. Pero también es cazada por gatos y perros en sus hábitats suburbanos. La pérdida del hábitat asociada a la expansión urbana es una amenaza importante en las zonas costeras. Se han encontrado algunos animales con un hongo y existe la posibilidad de una epidemia en la especie en un futuro cercano.

http://frogs.cc/whites-tree-frogs/