La dieta del oso panda: no siempre fue bambú

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
4 febrero, 2019
Al margen del cambio en la dieta del oso panda, lo bueno es que su alimentación es exclusiva de la especie, por lo que no tiene competidores; sin embargo, es muy indigesta, y necesita 14 horas para digerir 40 kilos de bambú

La dieta del oso panda es conocida por todos, al consistir principalmente en bambú. Sin embargo, un estudio sugiere que los ancestros de este animal no solo comerían este elemento, sino también carne y otras plantas.

La dieta del panda gigante, algo muy peculiar

El panda es un animal peculiar: aunque es clasificado como carnívoro debido a su anatomía, lo cierto es que es un animal herbívoro que se alimenta únicamente de bambú. Su dieta la componen más de 30 especies de esta planta, a la que también se añaden insectos o incluso huevos.

Lo cierto es que siempre se ha sabido que la dieta del oso panda había cambiado hace muchos años. Su pasado carnívoro es una de las razones por las que el sistema  digestivo del panda no puede digerir celulosa, contenida en las plantas. 

Es por ello que la dieta del oso panda es muy ineficiente, y pueden invertir hasta 14 horas diarias en comer casi 40 kilogramos de bambú. Aunque su mandíbula puede quebrar estos leñosos troncos, lo cierto es que es una digestión pesada para este oso.

Alimentación del oso panda

Sin embargo, la dieta del panda gigante tiene una gran ventaja para la supervivencia de esta especie: es exclusiva, por lo que apenas tiene competencia. Por contra, por supuesto, la dependencia de una especie de vegetal tan concreta limita la expansión de la especie y los lugares donde puede obtener recursos.

Un nuevo estudio lo cambia todo

Ahora bien, un nuevo estudio sugiere que la dieta del oso panda era distinta hace no mucho: gracias al análisis de isótopos realizado sobre pandas actuales y fósiles, el equipo de la Academia China de Ciencias ha conseguido comparar la dieta de estos animales con la de sus ancestros.

Gracias a este análisis de isótopos, los investigadores han descubierto que la dieta del panda gigante y sus ancestros habría cambiado en dos ocasiones: en primer lugar, habría pasado de una dieta omnívora con gran consumo de carne a una herbívora, para finalmente especializarse en el bambú.

Qué come el oso panda

Tradicionalmente, se pensaba que los ancestros de esta especie eran carnívoros, pero que esta dieta se remontaba a hace dos millones de años: este estudio sugiere que la dependencia del bambú por parte del oso panda pudo producirse hace 5 000 años, en la etapa prehistórica más reciente.

Las razones no están claras, y el estudio parece estar dejando confundidos a muchos. El cambio en la dieta del panda gigante pudo coincidir con el avance de las presiones humanas en las poblaciones del sur de China, que han sido las estudiadas en este trabajo científico.

Una especie en peligro

El oso panda des una especie solitaria que solo se junta en la época de reproducción. De hecho, los pandas no comparten territorio y, a diferencia de otras especies de osos, no realizan la hibernación.

La especie se considera un emblema de la conservación, al ser el símbolo de World Wildlife Fund (WWF). Gracias a su carisma, los medios destinados a la conservación del panda gigante han sido cuantiosos y China ha trabajado duramente por su conservación, por lo que su peligro de extinción es menos grave. En Sichuan existe un centro con 100 ejemplares especializado en su cría, y las penas por su caza son de 20 años de prisión.