Quokka: alimentación y reproducción

Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
· 28 febrero, 2019
Te contamos todo sobre el quokka, un 'sonriente' habitante de Australia

Si simplemente te decimos quokka quizá no te resulte familiar, pero seguro que en los últimos meses has visto la foto de un animal sonriente y te has preguntado que de qué especie era. Pues bien, hoy vamos a sacarte de dudas. En este artículo te traemos algunos datos para que conozcas algo más a este simpático animal.

¿Qué es un quokka?

Estos marsupiales fueron descritos por primera vez en el siglo XVII por un marinero holandés. No fue hasta 1830 cuando los zoólogos Quoy y Gaimard clasificaron al quokka dentro de la famila de los macropódidos.

Los quokka (Setonix brachyurus) son marsupiales del tamaño de un gato, por lo que no sobrepasan los 60 centímetros de alto. Su peso oscila entre los dos y los cinco kilogramos.

El cuerpo de estos animales está recubierto de un pelaje marrón que protege su robusta piel. En su cara destacan unas orejas redondeadas y unos ojos negros intensos. Posee una cola que, junto con sus patas traseras, usa para darse impulso y moverse.

Son animales sociables y con hábitos nocturnos. Esta sociabilidad y su mueca parecida a una sonrisa ha animado a muchos turistas a viajar al suroeste de Australia para hacerse fotos y acariciar a los ejemplares que se acercan.

Quokka: alimentación

Alimentación del quokka

La dieta de estos marsupiales es estrictamente hervíbora. Se alimentan de hojas, brotes o raíces de diversas plantas que crecen en el suelo. La búsqueda de comida la realizan durante la noche, para evitar a los depredadores.

Cuando el alimento escasea en el suelo, los quokka trepan a los árboles para aprovecharse de la materia vegetal que haya. Curiosamente, pueden pasar largos períodos sin beber agua, ya que se abastecen de la humedad de los alimentos.

Hábitos de reproducción

Las hembras de quokka suelen tener solo un cría al año, que nacerá tras un mes de gestación. Al nacer, los recién nacidos deben llegar hasta la bolsa marsupial de su madre por sus propios medios.

Quokka: reproducción

Los seis primeros meses se alimentarán de leche materna, sin salir de la protección del marsupio. Poco después, el pequeño quokka empezará a explorar el exterior, aunque seguirá amamantándose. Al llegar a la edad de un año, habrá alcanzado la madurez y podrá valerse por sí mismo.

¿Está en peligro?

Actualmente están catalogados por la UICN como ‘especie vulnerable’. La reducción de su hábitat y la introducción de depredadores por parte del hombre han reducido su número considerablemente.

La apariencia amable de estos animales también es perjudicial, ya que aumenta el número de visitantes y, con ello, puede verse alterado su comportamiento y su dieta. Es importante recordar de nuevo la importancia la conservación tanto de los hábitats como de las especies que allí habitan.

  • Hayward, M. W., Paul, J., Dillon, M. J., & Fox, B. J. (2003). Local population structure of a naturally occurring metapopulation of the quokka (Setonix brachyurus Macropodidae: Marsupialia). Biological conservation110(3), 343-355.
 
  • Sinclair, E. A. (2001, November). Phylogeographic variation in the quokka, Setonix brachyurus (Marsupialia: Macropodidae): implications for conservation. In Animal Conservation forum (Vol. 4, No. 4, pp. 325-333). Cambridge University Press.