Las especies de mono más curiosas

Tanto por sus colores como por sus características expresiones faciales, estos primates se convierten en especies únicas en el mundo

Se estima que hay cientos de especies de monos, entre las cuales hay algunos ejemplares muy curiosos. Para que conozcas más de cerca a algunos de ellos, vamos a hablarte de sus características. Esta es un lista de las especies de mono más curiosas.

Las especies de mono más curiosas del mundo

Mono narigudo

El mono narigudo –foto que abre este artículo– es conocido por salir en muchas revistas e incluso en publicidad de zoológicos. Lo más destacado sin duda es su nariz y, aunque es un excelente trepador y saltador, (le encanta hacerlo de árbol en árbol) también es un nadador increíble. Usa esta habilidad con el fin de encontrar comida o para huir de un peligro, y es que es capaz de atravesar largos canales de agua.

Esta especie ha sido víctima del cambio climático y se ha visto forzada a huir y cambiar su hábitat, ya que el suyo propio natural dejó de existir. Se estima que a día de hoy, desgraciadamente, solo quedan unos 7 000 ejemplares.

Su cara rosada con una nariz prominente es única en el mundo, lo que lo hace fácilmente reconocible. Sin importar si es hembra o macho, el tamaño de su nariz no difiere, como tampoco lo hace el de su prominente vientre. Este está preparado para alimentarse de hojas, ya que esta especie es 100% omnívora; las digieren gracias a las bacterias presentes en su aparato digestivo. Su estomago es ta grande que ocupa una cuarta parte de su peso.

Uacarí calvo colorado

En este mono de color castaño destaca de forma visible el color rojo de su cara, su frente y la parte superior del cráneo. Ninguna de estas partes tiene pelo y parecen haber sido quemadas por el sol. Es uno de los monos menos pesados que hay, pues raramente superan los 3,5 kilos.

Uacarí calvo colorado

Viven en los árboles, y habitualmente se les puede ver en la Cuenca Amazónica. Son animales de manada, así que es difícil ver a uno solo, pues suelen agruparse en conjuntos de 5 a 55 integrantes.

Su dieta está compuesta de varios alimentos tales como las semillas, las frutas, las flores, algunos seres invertebrados y brotes de diversos cereales, flores o plantas. Desgraciadamente, también ha sido una especie afectada por el cambio climático, pues se calcula que su población ha disminuido en un 30 % en las últimas tres décadas.

Langur dorado

Su pelaje de color oro es sin duda lo que más llama la atención al ver este ejemplar de mono. Su cara de color negro es lo más parecido a una cara humana que se haya visto nunca. Hay que resaltar también la largura de su cola, que alcanza los 50 centímetros de longitud con la que puede desplazarse de un árbol a otro sin ningún problema.

Langur dorado

No tiene problema en encontrar agua, ya que aunque vive en los árboles, obtiene esta del rocío de las hojas en épocas más secas y de las gotas de lluvia que caen de las hojas. También puede subsistir bebiendo el gel de aloe. Su dieta, como la mayoría de los monos, está compuesta de frutas, hojas verdes, semillas y flores.

Sileno

Le laman también mono león por su parecido al rey de la selva. Vive en el sudeste de la India y está en peligro de extinción; se cree que quedan unos 4 000 ejemplares o menos. Todo su cuerpo está recubierto por pelo frondoso a excepción de manos, pies y parte de la cara.

Sileno

Su protuberante barba, la cual le hace asemejarse al león, puede llegar a medir hasta 60 centímetros y su color es más claro que el de su pelo. Es uno de los monos más pequeños que hay, ya que suelen pesar alrededor de los tres kilos.

Estas han sido las especies de mono más curiosas que hemos encontrado dando una vuelta por el mundo. ¿Conocías algunas de ellas?

 

Te puede gustar