Nariz de los perros : todo lo que hay que saber sobre ella

Cuando estamos durmiendo, mirando una película en el sofá o cocinando, nuestra mascota nos muestra que nos hace compañía apoyando su hocico frío y mojado. ¡Es una de las demostraciones de afecto más hermosas que existen! En este artículo te contaremos todo lo que hay que saber sobre la nariz de los perros, la cual debe ser tratada con delicadeza por ser muy sensible.

¿Qué saber sobre la nariz de los perros?

Seguro ya te habrás dado cuenta si tienes canes en casa que su sentido del olfato está mucho más desarrollado que el nuestro. Para ser precisos, unas 60 veces más que el del ser humano. A través de la nariz, los perros pueden encontrar un juguete, una persona perdida en la montaña o a su dueño cuando se pierde.

El hocico perruno contiene cerca de 300 millones de células olfativas receptoras. Estas pueden detectar el olor de las hormonas y de la energía de otros seres (incluyendo a las personas). Por eso puede saber dónde o con quién has estado cuando regresas a casa.

La nariz perruna es básica

Debido a que la nariz de los perros es uno de sus medios de comunicación, es fundamental que se mantenga en buenas condiciones. Aunque muchas personas creen que si está caliente o seca es porque el animal tiene fiebre, también puede deberse a que tiene calor por estar muy cerca del horno o de la calefacción. Otos motivos tienen que ver con que se ha acostado al sol un rato o porque el ambiente donde duerme no tiene suficiente circulación de aire. En esos casos, es necesario retirar al can de la causa de aumento de temperatura en su nariz y monitorear si se enfría.

El color de la nariz de los perros depende de la pigmentación de la piel (como sucede con nosotros). Hay algunas razas que tienen la trufa negra, otras marrón, existen de color rojo y arena… Y cada uno de estos tonos quizás puedan necesitar un cuidado específico. Los hocicos claros pueden ser más delicados al contacto con el sol.

En este caso, se recomienda colocar alguna crema protectora indicada por el veterinario. No obstante, siempre tendremos el problema de que se la quitará con la lengua. No permitas que tu peludo pase muchas horas en contacto con los rayos UV si tiene piel clara, porque puede sufrir melanoma.

Si ves que la nariz de tu perro está “partida”, muy reseca, con heridas, o presenta costras o sangre seca, deberías llevarlo al veterinario para que analice si padece o no alguna enfermedad. Otras señales de alerta son el crecimiento de tejidos en forma de coliflor, las protuberancias o las secreciones de color amarillo, verde y negro o con sangre.

¿Por qué la nariz de los perros está húmeda y fría?

La humedad y la baja temperatura en el hocico del animal le sirve para varias funciones. Si por algún motivo deja de estar fría y húmeda, con la misma lengua la vuelve a las condiciones normales o adecuadas. La nariz de los perros está mojada por lo siguiente:

1. Para refrigerarse

De esta manera puede perder el calor del cuerpo “que le sobra”. Es como si fuese un ventilador propio. A través de la lengua y el jadeo reduce la temperatura corporal. Es decir, usa la saliva para refrigerar la nariz. Las glándulas nasales proporcionan una gran parte del agua del hocico. Este es el motivo porque deben estar siempre húmedas.

2. Para recibir mejor las señales

Una trufa mojada es sinónimo de salud en la mascota, pero también de una mayor cantidad de partículas olorosas. Así, aumenta todavía más la capacidad olfativa. También facilita la recepción neuronal hacia el cerebro. La humedad en la nariz de los perros funciona como si fuese un “tobogán”, porque impulsa las moléculas olorosas para que sean detectadas más rápidamente.

3. Para impregnarse de los olores

No comprendemos muchas de las actitudes o hábitos de nuestros canes, como, por ejemplo, por qué les encanta olfatear cosas podridas o animales muertos. Y lo que es peor, por qué se acercan a tal punto a ese objeto que la nariz le queda toda sucia. ¡Pues porque así sabe mejor qué ha hallado! La información es analizada de una manera más eficaz si el olor está cerca del hocico.