Las mascotas también pueden donar sangre

Francisco María García · 28 marzo, 2017

Diferentes bancos de sangre salvan cada día la vida de muchas mascotas que precisan de una transfusión. La solidaridad y generosidad de propietarios de perros y gatos es fundamental y donar sangre está al alcance de muchos animales.

Con el acto de donar sangre se salvan vidas de perros y gatos

Las transfusiones de sangre urgentes en perros y gatos pueden necesitarse por diferentes motivos: intoxicaciones, anemias, accidentes que provoquen mucha pérdida de sangre, etc. Si el veterinario tiene acceso a sangre para realizar una transfusión, esto incrementará las posibilidades de que el animal que lo necesita pueda salvar su vida.

Los bancos de sangre, cómo funcionan

De una forma similar a lo que ocurre con las personas, un banco de sangre es un lugar donde se va almacenando, procesando y conservando sangre, con la finalidad de utilizarla después en perros, gatos y otro tipo de mascotas.

Es importante que se garantice la calidad de la sangre almacenada, lo que repercutirá en la salud de los animales que la reciban.

La sangre que se utiliza para transfusiones debe ser de la misma especie y el mismo grupo sanguíneo del animal que la recibe.

En lo que se refiere a supuestas transfusiones entre animales y personas, no es compatible. La sangre humana no es apta para un perro o un gato y tampoco al revés.

En el momento actual, en España hay cinco bancos de sangre animal, tanto públicos como privados, en Madrid, Valencia y Barcelona. También se da el caso de algunas clínicas veterinarias y hospitales de animales que cuentan con sus propios donantes y reservas, sin necesidad de acudir a un banco de sangre.

El banco de sangre de animales en Madrid y otros lugares

Los datos son claros: en España no hay mucha concienciación en lo que a donaciones de sangre para animales se refiere.

El banco de Madrid es el único a nivel nacional que trabaja con más animales además de perros y gatos. Como ejemplos, los hurones, conejos, caballos, etc.

Como ejemplos de bancos privados y públicos para las donaciones de sangre de perros y gatos están:

  • El Hospital de la Facultad de Veterinaria de Madrid de la Universidad Complutense.
  • El Hospital de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Entre los centros privados:

  • Banco de Sangre Canina de Valencia.
  • Centro de Transfusión Veterinario de Madrid.
  • Hospital Veterinari del Maresme.

¿Qué tipo de animales pueden donar sangre?

En un principio, las mascotas que están reconocidas para donar sangre son los perros que tengan más de 20 kilos de peso, que estén sanos. Y también los gatos con buena salud a partir de los 4 kilos.

También está considerada la edad. El animal donante, perro o gato, no debería tener menos de un año ni más de diez.

Para la comprobación de que estos animales no son portadores de enfermedades sanguíneas, se les hace una analítica antes de comenzar la transfusión. Una vez terminada la donación, los donantes formarán parte de una base de datos. El dueño del animal donante no percibe ninguna compensación económica.

El proceso de donación de sangre en un perro o un gato dura en torno a la media hora. Lo ideal es que el animal donante sea tranquilo; de lo contrario hay que aplicarle una sedación ligera. Se puede volver a donar sangre pasadas otras ocho semanas.

En cada donación se extraen al perro unos 450 ml de sangre. ¿Cómo se hace? Pues muy fácil. Se coloca al animal sobre una mesa, generalmente tumbado sobre un costado, se le quita el pelo en una zona de su cuello y se introduce una aguja, que será la extractora de la sangre.

Algunos animales pueden sentirse débiles tras la donación. Pero la mayoría de ellos no tendrán ningún tipo de reacción. Una sola donación podría servir para salvar dos vidas.

El animal donante regenerará muy pronto la sangre extraída. No es perjudicial en absoluto para su salud.

Grupos sanguíneos, donar sangre entre mascotas

Los perros cuentan con ocho grupos sanguíneos. De ellos, uno es el considerado universal, compatible con todos los demás. En el caso de los gatos, solo hay tres grupos sanguíneos diferentes. Lo mismo que ocurre con las personas, el análisis de sangre es la forma de conocer el grupo sanguíneo.

Guardar