El ualabí: descubre a estos marsupiales

Francisco María García · 4 mayo, 2018
Con gran capacidad de salto y para dar potentes patadas en caso de tener que luchar, siempre se han confundido a estas especies con los canguros, y es que es demasiado pequeño para ser considerado como tales

El ualabí es un mamífero que forma parte del género Macropus y de la familia Macropididae. A pesar de que pertenece a la familia de los canguros, el ualabí es demasiado pequeño para ser considerado uno de ellos.

Existen aproximadamente 30 especies que se clasifican bajo este nombre. A continuación, veremos algunas características para descubrir a estos marsupiales.

Características físicas

El ualabí es un animal pequeño. Mide entre 70 y 90 centímetros sin contar la cola, que tiene alrededor de 70 centímetros; su peso oscila entre los 25 y los 35 kilogramos. Los machos son más grandes que las hembras. El tamaño y el peso de este marsupial varía en función de su ubicación geográfica.

Su pelaje suele ser negro, gris, marrón o blanco. La parte delantera de su cuerpo generalmente es blanca; las orejas, los ojos y las patas son más oscuros y su cabeza es alargada. Como todo marsupial, la hembra tiene una bolsa en la que lleva a sus crías.

Las patas traseras de este animal son muy grandes y tienen cuatro dedos. Gracias a esas enormes patas pueden saltar grandes distancias y dar fuertes patadas en caso de pelea. Sus patas delanteras son mucho más cortas y tienen cinco dedos, con poderosas garras.

El ualabí tiene una cola sorprendentemente larga, que lo ayuda a equilibrarse y a hacer contrapeso cuando se mueve. Tiene un estómago muy particular, ya que contiene compartimentos donde se realiza la fermentación.

Wallabies de Australia

Forma de vida del ualabí

El ualabí es un animal tímido y muy curioso; suele ser tranquilo, pero muy desconfiado. Por lo general, no es agresivo, pero si se encuentra bajo amenaza puede dar fuertes patadas con sus patas traseras.

Su hábitat natural son las sabanas, las zonas de montaña o rocosas y la selva. Se encuentra principalmente en Australia, y en menor medida en Tasmania y Nueva Guinea. El ualabí suele dormir más durante el día, sobre todo en las horas de mayor calor, y salir a alimentarse por la noche.

La mayoría de especies de ualabí son muy sociables y viven en grupos. En la estación seca se reúnen alrededor de una fuente de agua. En caso de peligro suelen buscar refugio y esconderse; si tienen que defenderse, lucharán sin descanso.

Es un animal muy expresivo en sus emociones. Puede demostrar mucho dolor en determinadas situaciones, como es el caso de si pierde a sus crías. Al sentirse amenazados suelen advertir a sus compañeros mediante ruidos retumbantes que hacen con las patas traseras o con la cola.

Alimentación

El ualabí es principalmente herbívoro. Su dieta se compone de frutas, hojas, hierbas, raíces, vegetales y hasta pequeños arbustos. El medio natural en el que viven no suele tener mucha agua, por lo que se ven obligados a recorrer grandes distancias para obtenerla. La consiguen también a partir de los alimentos.

Ualabí: alimentación

En algunas regiones, estos animales se alimentan en zonas urbanas. Se han convertido en una verdadera plaga, ya que destruyen insistentemente los cultivos.

Reproducción

El apareamiento ocurre a partir de un año de edad, y se da entre diciembre y febrero. El período de gestación dura 30 días y, por lo general, nace una sola cría.

Al nacer, los pequeños ualabís están demasiado indefensos y buscan inmediatamente la bolsa de su madre para protegerse. Se quedarán ahí por un período de máximo siete meses; saldrán por momentos y volverán a entrar al sentirse atemorizados o amenazados.

La madre y la cría desarrollan un vínculo muy fuerte. Ella permite incluso a sus hijos mayores quedarse a su lado, aunque tengan crías recién nacidas. Su cuerpo es tan extraordinario que es capaz de producir dos tipos de leche, uno para el recién nacido y otro para los hijos mayores.

Diferencias entre ualabí y canguro

A pesar de que muchas personas los confunden o piensan que el ualabí no es más que un canguro muy pequeño, se trata de dos animales con características diferentes.

Las patas del canguro son más largas y la dentadura es diferente. El color del pelaje del ualabí es más vivo y tiene distintos tonos, mientras que el canguro es más uniforme.

Finalmente, los canguros viven mucho más tiempo (20-25 años frente a los 11-15 del ualabí). En el aspecto visual, es sencillo diferenciarlos; los ualabís son más pequeños en tamaño que los canguros.