La fauna de Australia: descubre los animales endémicos del país

Miguel Rodríguez · 9 abril, 2018
En este país, bañado por las aguas de los océanos Índico y Pacífico, se encuentran especies únicas en estado salvaje que, debido a la separación de la masa continental del resto del planeta, presentan rasgos muy particulares

Desde pequeños hemos escuchado historias acerca de la fauna de Australia, con especial particularidad de los koalas y los canguros. Pero este país tiene mucho más por mostrarnos que solo los típicos marsupiales que suelen aparecer en caricaturas y películas.

Según sea el caso, estos animales pueden ser muy dóciles o parecer engendrados en el infierno. Lo cierto es que la fauna de Australia es muy variada, con especies realmente particulares, por lo que te hablaremos con detalle acerca de la vida que aquí transcurre.

La fauna de Australia, ¿realmente peligrosa?

La respuesta corta a esta pregunta es: no, no es peligrosa a menos que le obligues a serla, como todo en la naturaleza. Los animales australianos se caracterizan por sobrevivir en terrenos realmente peligrosos.

La principal razón por la que estos animales han evolucionado de una forma diferente se debe a la separación de la masa continental al resto del mundo. Gran parte del terreno se encuentra separado por el océano Índico, el mar de Coral y el mar de Tasmania, y ha dado lugar a animales muy particulares y emblemáticos.

De todos los mamíferos de Australia, aproximadamente el 80% es endémico –solo viven allí en estado salvaje– de la zona, mucho más de lo que ocurre en otras regiones del mundo. Desde los simpáticos canguros hasta el extraño ornitorrinco, Australia posee los mamíferos más pintorescos del planeta.

Entre los reptiles, un 90% de ellos solo se encuentran en Australia, y destacan el cocodrilo de estuario de seis u ocho metros de longitud, la tortuga cabezona y la gran variedad de serpientes autóctonas.

Los peces que habitan dentro del país y alrededor de la masa continental también son endémicos de la zona. Se cree que un 40% de las especies marinas solo se encuentran en esta zona, y podría ser más, ya que aún falta por explorar gran parte de los océanos del planeta.

Mamíferos

La fauna mamífera de Australia tiene una gran presencia endémica, con unas 55 especies que solo se pueden encontrar en el país. La mayoría de estos animales están nombrados en el dialecto aborigen autóctono de la zona.

Los mamíferos de Australia son de lo más variado y extravagante que podremos encontrar. En el país habita desde el adorable koala hasta el venenoso ornitorrinco y, por si no lo sabías, este último es uno de los pocos mamíferos ovíparos que existen en el planeta.

Además de estos mamíferos, existen también los equidnas, una animal monotrema al igual que el ornitorrinco. El país presenta también tres razas de quoll (imagen que encabeza este artículo), bandicuts y bilbies, estos dos últimos omnívoros.

Wombat: marsupial

Entre los herbívoros tenemos a los wombats (encima de esta línea), koalas, canguros y possums, que pertenecen al orden diprotodontia. Por supuesto, estos animales son marsupiales: mamíferos con una bolsa externa o marsupia en la que la cría finaliza su crecimiento.

Está la creencia de que los dingos pertenecen a la fauna de Australia, pero la verdad es que estos fueron introducidos a los ecosistemas australianos durante la colonización inglesa.

Reptiles y anfibios

Se cree que el 90% de los reptiles y anfibios de Australia son endémicos de la región, por lo que algunos pueden ser bastante extraños. El cocodrilo de agua dulce es una de las especies más grande de esta familia, y entre los anfibios están las distintas razas de ranas.

La fauna de Australia posee la característica de tener más serpientes venenosas que sus pares no venenosas; entre ellas destacan la serpiente escalera y la serpiente tigre. Las variedades marinas de ellas son muy venenosas, y algunas lideran el ranking de peligrosidad.

Diablo espinoso de Australia

Australia también posee una gran cantidad de lagartos y gecos de distintas razas. Entre ellas destacan el lagarto de lengua azul, distintas razas de lagartos monitores y dragones como el moloc y el pogona. Existe una variedad de gecos llamados diablos espinosos (justo en la foto de encima) que solo se encuentran en los desiertos de este país.

Peces

La fauna marina de Australia está compuesta de un 44% de peces endémicos de la región, de las cuales destaca el pez payaso que es muy conocido en el mundo gracias a la película Buscando a Nemo. Gran parte de estas especies marinas son de gran peligro debido a lo venenosas que pueden llegar a ser.

Peces de agua salada: pez payaso

En sus aguas vive el tiburón de Port Jackson, un animal que podría dar miedo a cualquier persona, pero realmente no es nada peligroso. No ataca a los humanos a menos que se le provoque y, en su último ataque registrado, sus dientes no pudieron traspasar la piel de la afortunada víctima.

El dugongo o manatí australiano es único de la región, y uno de los pocos mamíferos acuáticos de la zona. En conjunto con ellos, las aguas australianas albergan distintas especies de delfines, corales, tiburones y peces óseos.