¿Qué provoca estrés en los hámsters?

Si el ejemplar corre por la jaula, si tiene las orejas hacia atrás o hacia delante o muestra su barriga mientras enseña los dientes, son señales inequívocas del estrés que padece la mascota

La gran parte del tiempo vemos a los hámsters divertirse en sus pequeñas jaulas, sin embargo, es posible que esto sea una señal de estrés en los hámsters. Muchas veces recorre su jaula rápidamente de un lado a otro, se acicala muy seguido o incluso comienza a hurgar en su comida. ¿Acaso estas faenas representan otra cosa que no vemos?

Los hamsters son animales sumamente complejos, no obstante, si llegamos a comprender la razón de sus impredecibles acciones, podemos lograr que esté saludable y feliz. El estrés en los hamsters es un problema para nuestra mascota, por eso debemos conocer y aplicar la manera de cómo reducirlo, así lograr que viva por mucho tiempo.

¿Cómo saber que nuestro hámster está inquieto?

Hay ciertas actitudes que podrían evidenciar que tu hámster está nervioso; una de ellas podría ser el que comience a caminar extraño como si se arrastrara por su jaula, pero lo importante aquí es saber que le está causando tal nerviosismo.

Es común que las razones del estrés en los hamsters vienen por razones externas: un gato por ejemplo. Tenemos que fijarnos muy bien en aquellos potenciales peligros que puede detectar el hámster, incluso nuestra interacción y hostigamientos constantes son razones para ello.

Ahora si tu hámster se pone en alerta te lo dirá, inflará sus cachetes y colocará sus orejas hacia adelante; cuando utiliza estos mecanismos significa que está dispuesto a huir rápidamente.

Especies de hámsters domésticos: ejemplos

Si tu hámster tiene las orejas hacia atrás, no intentes por ningún motivo acercar tu mano a él, que seguramente te morderásus orejas son clave para saber cuándo está agresivo y cuándo está asustado.

Ahora, una de las señales más contradictorias del hámster es la típica pose en la cual se voltea para mostrar su barriga mientras muestras sus dientecitos, ¿por qué  es contradictoria? Pues debido a que nos lleva a pensar que es una posición de entrega y obediencia, sin embargo es una de las formas que tiene de decirte que está muy agresivo.

El extremo del estrés en los hamsters

Existe una enfermedad llamada ‘rabia de la jaula‘, el cual es un trastorno psicológico que cualquier animal que vive en una jaula puede sufrir. Puede variar en severidad siendo bastante leve a muy severa, causando comportamientos trastornados y peligrosos para las personas, otros hámsters y contra el propio hámster.

La causa es que el animal se mantiene en una jaula demasiado pequeña; los hámsters sirios, en particular, corren un riesgo muy alto, ya que muchas personas los mantienen en entornos inadecuados para vivir. Los hámsters sirios pueden crecer bastante y requieren mucho espacio, por lo tanto, la ‘rabia de la jaula’ es confundida con la agresión natural.

Este tipo de trastorno puede ser estresante para el animal, además de dificultarnos incluso el poder alimentarlo, manipularlo o limpiarlo; muchos hámsteres con esta condición no permitirán que se abra la puerta de sus jaulas. El estrés en los hámsters puede acortar sus vidas, así como aumentar el riesgo de desarrollar problemas de salud con el tiempo.

Cómo mejorar la jaula de tu hámster

¿Cómo evitar el estrés en los hámsters?

Algunas de las causas más comunes del estrés del hámster incluyen cambios abruptos en el hábitat, alimentación e higiene deficientes, contaminación sónica y ejercicio también deficiente.

Para evitar el estrés en los hámsters, bastará con seguir una serie de pautas y métodos desde el momento de la adopción. Algunos de ellos son:

  1. El día que llegues a casa con tu mascota, todos los accesorios de la mascota deben estar ubicados donde estarán para siempre (es contraproducente moverlos constantemente), para que el hámster sólo tenga que ser colocado dentro de la jaula.
  2. Es conveniente colocar la jaula en una habitación tranquila y no sobrecargar al hámster durante su estancia en la casa, para que se acostumbre a su nueva vida.
  3. Al limpiar la cama y toda la jaula, es importante que no se hagan cambios importantes en los accesorios de la jaula del hámster, dejando todo como el hámster lo ha colocado.
  4. El hámster debe seguir una dieta e higiene adecuadas, siempre consulte a su veterinario.
  5. El agua debe estar nutrida y fresca en todo momento, y en ella se colocará la cantidad adecuada de comida.
  6. Los hámsters son muy dinámicos, necesitan tener sus rutinas, estrictas o no, de ejercicio y una buena variedad de objetos con los que interactuar. La rueda clásica es la mejor opción para estos casos.
  7. Los hámsters son muy territoriales, por lo que no puede haber dos machos en la misma jaula por ningún motivo, ya que puede dar lugar a peleas muy violentas entre ellos que causen la muerte de cualquiera de ellos.
Te puede gustar