Signos de enfermedad en hámsters

Aunque se trata de un animal resistente, su pequeño cuerpo es una desventaja a la hora de enfrentarse a un problema de salud, por lo que es conveniente observarlo habitualmente para asegurarse de su bienestar; aunque no comunican demasiado, sí es cierto que presentarán señales reconocibles

Los hámsters son las mascotas de muchos hogares. No obstante, estos difieren mucho de los perros, los cuales con gestos y aullidos nos pueden decir que algo no anda bien. Los hámsters, sin embargo, no tienen esta capacidad, por lo que reconocer si están enfermos puede suponer todo un desafío.

Te hablamos de los signos de enfermedad en estos animales para que puedas reconocerlos:

Cómo saber si hay signos de enfermedad en hámsters

Aunque los hámsters no son tan expresivos como otros animales, sí mostrarán signos de estar enfermos, pues es irremediable que cuando esto suceda se sientan mal. Los síntomas más comunes que te dejarán ver que tu hámster está enfermo son los siguientes:

  • Pérdida de apetito
  • Estornudos
  • Goteo nasal
  • Respiración fuerte
  • Letargo
  • Inactividad
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Escamas en la piel
  • Ojos más cerrados de lo habitual
  • Sangre en la orina
  • Algún bulto en el cuerpo
Cómo mejorar la jaula de tu hámster

Piensa que aunque los hámsters son muy resistentes, por su pequeño tamaño si una enfermedad les ataca les puede agravar muy rápidamente. Es por ello que tú juegas un papel muy importante en este asunto.

Tienes que vigilar a tu mascota constantemente, sin obviar cualquier tipo de cambio que haya en su cuerpo o en su comportamiento por pequeño que sea.

De vez en cuando, cógelo, acariciado, examina su pelo de forma profunda hasta llegar a su piel, palpa su cuerpo, mira por dentro sus orejas… Así podrás diagnosticar de manera rápida si algo le está sucediendo.

Cuáles son las enfermedades más comunes en hámsters

Ahora bien, algunos signos serán más graves que otros, y depende de la enfermedad que el animalito pueda tener. No obstante, sea cuál sea el signo que veas en tu animal, no demores una visita al veterinario. Ya sabes aquello que dicen de “más vale prevenir que curar”.

Especies de hámsters domésticos: ejemplos

Aun así, queremos informarte sobre algunas de las enfermedades más comunes en estos animalitos para que sean fácilmente reconocibles para ti:

Aparato digestivo

Debido a su pequeño tamaño y a otras causas, los hámsters sufren mucho de afecciones del aparato digestivo, pues son muchas las ocasiones en las que sin querer los sobrealimentamos.

Recuerda que es un animal pequeño y que su porción de comida debe ir en proporción a su cuerpo. También debes observar que beba suficiente agua, ya que en ocasiones se les olvida, y esto puede sumirlo en un estado de deshidratación grave.

Abscesos

Estos abscesos o fístulas normalmente son signo de una enfermedad o infección mal curada. No des por sentado que no es grave porque tener uno puede crear grandes daños en tu hámster. Cura la herida a diario con agua oxigenada y una pomada especial para ello. Tu veterinario te recomendará la mejor para cada caso.

Diarrea

Esta puede deberse a muchos factores como un cambio de jaula, comida, el agua o la falta de higiene. Cuando veas que tu mascota tiene diarrea, lo mejor es no darle nada de comer y, poco a poco, ir añadiendo arroz y avena u otros cereales que vayan bien para ello.

Aparato respiratorio

Esta es una de las partes más sensibles de su cuerpo. Un resfriado, una bacteria o un virus que haya en el ambiente y podría afectarle hasta tal punto perder la vida. 

Si ves signos de respiración acelerada o fuerte, moquea, tiene los ojos llorosos o cualquier otro signo parecido al de una gripe, llévalo rápidamente al veterinario. La vida de tu hámster podría estar en peligro.

Cola mojada

Esta enfermedad es muy común y si no se trata a tiempo puede provocar la deshidratación y muerte del animal. Consiste en diarrea que parece agua y que puede pasar inadvertida; de ahí que estemos atentos a cualquier cambio. Llevar al animal al veterinario y mantenerlo hidratado es esencial para su pronta recuperación.

Aunque es un animal pequeño, recuerda que cuando uno es dueño de un hámster es nuestra responsabilidad que esté siempre en perfectas condiciones, como si se tratara de cualquier otra mascota, por lo que depende de ti su estado de salud. ¡No le falles!

Te puede gustar