¿Por qué mi perro duerme con los ojos abiertos?

Que un perro duerma con los ojos abiertos no tiene por qué ser un problema, ya que no implica necesariamente que el can esté teniendo un mal descanso.
¿Por qué mi perro duerme con los ojos abiertos?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 27 mayo, 2021.

Última actualización: 27 mayo, 2021

Ver que tu perro duerme con los ojos abiertos puede ser un tanto perturbador. Sin embargo, es algo que se observa mucho más habitualmente en canes que en humanos, lo que te puede llevar a preguntarte el porqué de esta peculiaridad.

En este artículo, te explicamos el significado biológico de esta conducta tan atípica y algunos apuntes sobre el sueño de los perros. Abordar y conocer ambas temáticas es necesario para el bienestar de los cánidos en el entorno doméstico, así que no te lo pierdas.

¿Cómo es el sueño de los perros?

Si convives junto con un can, seguramente lo veas dormir muchas horas al día. En efecto, los perros requieren más descanso que un humano para estar sanos: dependiendo de factores como la cantidad de ejercicio, el tamaño o la edad, las horas de sueño que necesitan varían entre 10 y 20. 

Aunque los perros tienen fases REM y NREM, igual que los humanos, su sueño es más ligero. Muestran más facilidad para caer dormidos, pero también para despertarse. El ritmo natural de descanso de tu can cambiará a lo largo de sus etapas vitales, pero hacer vida contigo seguramente lo lleve a adaptar sus horarios a los tuyos.

Los perros duermen en intervalos mucho más cortos, pero durante más horas totales a lo largo del día.

Los ojos de un perro.

¿Qué pasa si mi perro duerme con los ojos abiertos?

Si has visto que tu perro duerme con los ojos abiertos y te has preocupado, puedes ir tranquilizándote: es algo totalmente normal. Esta característica le llega de sus ancestros salvajes, quienes debían mantenerse medianamente alerta a todas horas, por si se diera la situación de tener que huir.

De todas formas, hay que fijarse en una serie de rasgos una vez se detecta esta conducta. Si las pupilas de tu perro están fijas y dilatadas y los ojos se muestran abiertos de par en par, debes considerar que puede sufrir un ataque epiléptico. Si además comienza a gemir, aullar, temblar o se orina encima, esta posibilidad se acentúa.

Si tu perro sufre una de estas crisis, simplemente despeja la zona, para que no se caiga por algún desnivel o se haga daño con objetos que tenga alrededor. En este momento, solo puedes esperar a que se le pase.

También puede ser de que los gemidos y movimientos bruscos se deban a una pesadilla. En ese caso, opta por lo que mejor le venga al animal: algunos canes agradecen que se les despierte, pero a otros no les sienta tan bien.

¿Y poner los ojos en blanco? ¿Es malo?

Este detalle también suele ser una fuente de inquietud en los tutores. La recomendación es la misma que la ya presentada: no necesitas preocuparte. Es habitual que el can muestre los ojos en blanco al tomar ciertas posturas durante el descanso, pues se le estira la piel de la cabeza y la esclerótica queda al descubierto.

Incluso, puede que creas que el can tiene los ojos en blanco, pero quizá no sea así. Muchas veces, lo que se observa cuando el perro duerme con los ojos abiertos es su membrana nictitante o tercer párpado. Esta membrana es translúcida, lo que le permite al animal seguir percibiendo cambios de luces y, además, mantiene el globo ocular correctamente humectado.

¿Cómo saber si mi perro duerme bien?

Que deje los ojos abiertos no es necesariamente una señal de que el canino no está teniendo un buen descanso. De hecho, es un mecanismo que se activa precisamente cuando el descanso es más profundo.

Como cualquier animal, si un perro presenta trastornos del sueño, estará más inquieto y de peor humor. Por el lado contrario, un correcto descanso influirá también en su temperamento: estará más feliz, equilibrado y activo durante el día. Además, esto también le hará estar más predispuesto a aprender cosas nuevas.

Consejos para el descanso correcto del perro

Si quieres mejorar el sueño de tu can, aquí tienes algunos consejos útiles. Si los sigues, tu mascota podrá gozar de un descanso reparador tras cada siesta:

  • Proporciónale ejercicio físico y mental: la actividad física ayuda a que tu perro gaste la energía necesaria para dormir bien. Aun así, no hay que descuidar la actividad mental, que puedes estimular con entrenamientos, retos mentales o enriquecimiento sensorial.
  • Evita el estrés: los perros necesitan un lugar fijo para dormir, seguro y oscuro. En la vigilia, trata de no exponer a tu mascota a situaciones que puedan causarle estrés o ansiedad, pues ambas se retroalimentan con un mal descanso.
  • Ten una rutina para su descanso: al igual que podría pasarte a ti, romper los horarios de sueño de un can puede alterar su salud y su ánimo. Además, los perros son animales rutinarios, así que agradecen pautas lo más fijas posibles en su día a día.
  • Dale una cama cómoda: busca la cama más adecuada para las necesidades de tu canino. Obviamente, la comodidad está directamente relacionada con la calidad del sueño.
Un perro albino durmiendo.

Como ves, el mecanismo del sueño del perro y las recomendaciones para su correcto descanso son intuitivas, ya que se parecen bastante a las de los humanos. Sin embargo, ante cualquier duda sobre si tu can pudiera estar durmiendo mal, no dudes en acudir al veterinario.

It might interest you...

Síndrome del perro aspirador: todo lo que necesitas saber
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Síndrome del perro aspirador: todo lo que necesitas saber

El síndrome del perro aspirador es una condición clínica extendida, pero bastante desconocida. De todas formas, se puede tratar.