¿Por qué los gatos se huelen el ano?

Los felinos tienen varias herramientas para comunicarse. Aunque suene extraño, oler el ano de un congénere puede darse por motivos sociales y de otra índole.
¿Por qué los gatos se huelen el ano?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 27 octubre, 2021.

Escrito por Manuela Herrera Montoya, 27 octubre, 2021

Última actualización: 27 octubre, 2021

¿Has visto a tu gato oliendo el ano de otros felinos e incluso el suyo propio? ¿Por qué crees que pasa esto? Para responder a esta pregunta, es importante conocer el olfato de los mininos y su forma de comunicarse por medio de este sentido. 

Los gatos se huelen el ano por muchas razones que van desde lo más natural hasta algunas enfermedades. Si quieres conocer cómo se relaciona el sentido del olfato de los felinos con su ano y qué función cumple el olerlo, no dejes de leer.

El sentido del olfato en los gatos

Según expertos de VCA Hospitals, y al igual que los humanos, los gatos tienen 5 sentidos neurológicos básicos: gusto, tacto, oído, vista y olfato. De estos sentidos, el olfato es el más desarrollado en el mundo felino. 

En comparación con nosotros, los gatos tienen una capacidad olfativa 14 veces más sensible. La nariz humana contiene alrededor de 5 millones de receptores olfativos que detectan aromas, mientras que la trufa de un gato porta entre 45 y 80 millones de receptores olfativos.

La nariz de un gato.

Órgano de Jacobson

Además de ese sentido del olfato superdesarrollado, los gatos también tienen una herramienta adicional para mejorar este poder aún más: el órgano de Jacobson (una estructura especial también conocida como órgano vomeronasal). Este se encuentra dentro de la cavidad nasal y se abre hacia la parte de arriba de la boca, justo detrás de los incisivos superiores. 

Este asombroso órgano sirve como un sistema olfativo secundario y detecta sustancias químicas específicas mediante el uso de nervios que conducen los estímulos directamente al cerebro. A diferencia de las células olfativas de la nariz, los receptores de olor del órgano de Jacobson no responden solo a los olores ordinarios, pues también captan sustancias químicas que no tienen ningún aroma.

Estos receptores funcionan para reconocer olores indetectables por los humanos.

Otras funciones del órgano de Jacobson 

El órgano de Jacobson se comunica con la parte del cerebro que se ocupa del apareamiento y su función principal se relaciona con la reproducción. Al identificar las feromonas, estas terminaciones nerviosas les proporcionan a los gatos machos y hembras la información necesaria para determinar si un miembro del sexo opuesto está disponible. 

Además, este órgano mejora el sentido del olfato que los gatitos recién nacidos necesitan para encontrar la fuente de alimento que les proporciona su madre. Los pequeños felinos son capaces de identificar a su mamá de otras hembras lactantes a través de su sentido del olfato. 

¿Por qué los gatos se huelen el ano con la boca abierta?

Las dos partes del sistema de detección de olores de los felinos (la nariz y el órgano de Jacobson) trabajan juntas para registrar olores delicados que ninguna otra estructura percibiría por sí sola. Cuando un minino frunce los labios y parece sonreír es porque abre el órgano de Jacobson y el aire empuja los olores hacia él.

Si has visto a tu gato olerse su propio ano con su boca abierta es porque algo está detectando que le llama la atención a nivel olfativo. 

De todas formas, si los gatos se huelen el ano con mucha frecuencia suele ser motivo de preocupación. Es normal que interactúe con esta zona con fines de aseo, pero si tu felino lo hace de forma muy constante debes averiguar con tu veterinario qué es lo que sucede, pues puede haber un problema con sus glándulas anales. 

¿Qué son las glándulas anales de los gatos? 

Tanto los gatos machos como las hembras tienen dos glándulas anales ubicadas alrededor de sus aberturas rectales. Según expertos, desde el exterior se ven como dos orificios muy pequeños a cada lado del ano. 

Estas aberturas visibles conducen a las pequeñas glándulas anales en forma de globo que se encuentran dentro del entorno rectal del felino. Las glándulas se llenan de forma natural con un líquido maloliente que se expulsa cuando un micho defeca. Las glándulas anales son muy importantes, pues permiten que los gatos marquen su territorio y comuniquen su presencia a otros animales.

Un felino también suele extraer el líquido de sus glándulas anales si está asustado o estresado. Esto se ve a menudo cuando un minino necesita visitar al veterinario o al peluquero y el líquido puede salpicar y dar como resultado un muy mal olor. Por esto, si tu gato huele mucho su ano, lo lame o restriega contra el suelo con frecuencia, es importante estudiar qué está provocando dicho comportamiento.

¿Por qué los gatos se huelen el ano entre ellos?

Los felinos también se comunican entre ellos, pero lo hacen de diferentes maneras según el contexto inmediato. No se dan la mano ni se abrazan, pero sí se examinan entre ellos de forma aparentemente imperceptible. 

Cuando dos michos se encuentran, generalmente olfatean el área de la cabeza primero e incluso se dan un golpe suave en esta área. El saludo físico libera feromonas, lo cual dice mucho sobre el estado anímico y fisiológico de cada uno de los ejemplares.

Por esto, el sentido del olfato de un felino sirve como una herramienta de comunicación química. Los aromas producidos proporcionan información a un gato sobre lo que le gusta comer a su nuevo amigo y en qué estado de ánimo se encuentra. 

Con solo oler a un compañero, un minino es capaz de determinar si es macho o hembra, tranquilo o agresivo y sano o enfermo. Como ya sabes, dentro del recto están las glándulas anales, y cuando los gatos huelen el ano de otro determinan una gran cantidad de información.

El olor es exclusivo en cada minino y sirve como una forma de identificación, por lo que dos felinos suelen determinar rápidamente si se han conocido antes mediante el olfato.

Por otro lado, el mismo acto de olfatear el trasero establece el dominio en la relación. El gato dominante en general iniciará el olfateo, mientras que el minino más sumiso esperará su turno. 

Un gato le huele el ano a una cría.

Como ves, existen muchas razones que explican cualquier comportamiento en los animales. En este caso, el hecho de que los gatos se huelan el ano tiene varios porqués y algunos son tan naturales y necesarios en su vida felina como el simple hecho de trepar y maullar. De todas formas, si tu mascota practica este acto en exceso no está de más acudir al veterinario.

Te podría interesar...
Dieta blanda para gatos con diarrea
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Dieta blanda para gatos con diarrea

Son varias las causas que propician que los gatos tengan diarrea a corto plazo, pero una dieta adecuada es siempre la solución clave.