Poecilia formosa, el pequeño pez que hacen un gran chapoteo

Camila O.Thomas · 17 marzo, 2019
La Poecilia formosa es un pequeño pez que habita las aguas dulces del sur de Texas; descubre por qué los investigadores la encuentran tan fascinante, y es que es un clon de sí misma que ha pasado de generaciones en generaciones

La Poecilia formosa es un curioso pez que ha impresionado a diversos grupos de investigadores a lo largo de los años. También conocido como molly amazónica, esta es una de las pocas especies en el mundo que se reproduce de manera asexual.

La molly amazónica es una especie de aguas dulces, con una alimentación omnívora. Así, cada día pasan su tiempo alimentándose de pequeños organismos invertebrados en las aguas del Golfo de México y el sur de Texas. Además, estos pequeños individuos se alimentan de algas y otros elementos vegetales en la superficie acuática.

A pesar de su nombre, la Poecilia formosa no habita en la selva amazónica, en América del Sur. A diferencia del nombre de muchas especies en el mundo, el suyo no hace referencia a su ubicación geográfica.

La Poecilia formosa es llamada molly amazónica como una referencia a las guerreras mitológicas. Como es conocido gracias a la película La Mujer Maravilla de Marvel, las Amazonas eran una guerreras muy poderosas. Este ejército estaba conformado únicamente por mujeres.

Por supuesto, las Poecilia formosa no se unen en cardúmenes violentos, ni son grandes guerreras en solitario o en grupo. Como el resto de las especies de esta familia, las molly amazónicas son pececillas bastante amigables y pacíficas.

Sin embargo, la relación entre las guerreras Amazonas y las Poecilia formosa es que, en ambos casos, todas son hembras. Así, no existe ningún macho de la especie molly amazónica.

El descubrimiento de cómo exactamente las pequeñas molly han logrado desarrollar una comunidad próspera y floreciente a través de la reproducción asexual ha generado un gran chapoteo en la ciencia.

Molly amazónica
Fuente: https://goliadfarms.com

¿Cómo se reproduce la Poecilia formosa?

En general, existen pocos vertebrados que se reproducen de manera asexual. Dentro del reino animal, la molly amazónica es una especie que no necesita de los genes de un macho para reproducirse. De hecho, no existen machos dentro de la especie Poecilia formosa.

Las mollys amazónicas se reproducen a través de la ginogénesis, un tipo de reproducción asexual. Sin embargo, en este proceso una molly necesita esperma de un macho para comenzar el proceso reproductivo.

Lo increíble del proceso reproductivo de la molly amazónica es la manera en que solo reproducen su propio ADN en sus crías. Aunque una Poecilia formosa usa esperma de un macho de una especie similar, el contenido genético del macho no pasa a la cría.

Cuando una molly se aparea con un macho, se desencadena un proceso reproductivo mediante el cual el material genético materno se reproduce en su totalidad. En esencia, la Poecilia formosa se clona a sí misma en sus crías.

A diferencia de otros peces, una molly no deposita huevas. Al momento del parto, una Poecilia formosa dará a luz a una serie de crías vivas y casi completamente desarrolladas.

Este proceso se ha dado durante más de 500 000 generaciones de molly amazónica, de acuerdo con investigadores. Esto es equivalente a un periodo de tiempo de entre 100 000 y 200 000 años.

La manera en que una especie que se clona a sí misma ha logrado prosperar es una sorpresa inmensa para los investigadores. ¿Cuáles son los secretos genéticos que esconden las molly amazónicas?

Molly de la Amazonia
Fuente: https://goliadfarms.com

¿Qué implica este descubrimiento para la ciencia?

A corto plazo, es evidente que la reproducción asexual presentan ventajas. Una especie podría sobrevivir a corto plazo con el mismo material genético.

Sin embargo, existe una razón en la naturaleza por la cual las especies han evolucionado ante distintos cambios ambientales. Darwin, uno de los grandes investigadores de la genética, habló hace siglos sobre la ‘selección natural’.

¿Que implica la selección natural? En un ambiente determinado, y dentro de una misma especie, existen individuos mejor adaptados o con más fortalezas.

Estas ventajas tendrán como consecuencia más probabilidades de reproducción exitosa. Así, sólo el material genético de los ‘más fuertes’ será pasado de generación en generación.

La selección natural permite que las especies cambien y se adapten mejor a sus ecosistemas. De esta manera, ¿qué sucede con una especie que clona su material genético una y otra vez, sin permitir los cambios naturales evolutivos?

De acuerdo con diversos investigadores, una especie que se reproduce de la misma manera que la Poecilia formosa debe decaer y eventualmente desaparecer en menos de 20 000 generaciones.

Los investigadores no han logrado determinar cuál es el mecanismo genético que le permite a la molly sobrevivir y florecer como especie a través de la clonación. Sin embargo, se espera en los próximos años la respuesta a esta pregunta conduzca a grandes avances en genómica.

Fuente de la imagen principal | Dr. Manfred Schartl.

  • Warren, W.; García-Pérez, R. (2018) Clonal polymorphism and high heterozygosity in the celibate genome of the Amazon molly. Nature Ecology & Evolution.