Pez espada, características y curiosidades

Camila O.Thomas · 19 febrero, 2019
El pez espada es un increíble animal que surca los océanos a muy altas velocidades; este pez ha logrado sobrevivir durante años gracias a sus agudos sentidos: solo los tiburones y las orcas se atreven a cazarlos

El Xiphias gladius, comúnmente conocido como pez espada, gladiador, emperador, espadarte o espadón, es uno de los peces con mayor tamaño que existen. Un pez espada puede medir de tres hasta cinco metros de longitud y pesar entre 300 y 635 kilogramos.

Características del pez espada

En esta especie existe un marcado dimorfismo sexual. El pez espada es uno de los pocos casos en los que las hembras son mucho más grandes que los machos. Estos últimos rara vez superan los 135 kilogramos. Por otra parte, las hembras alcanzan la madurez a los cuatro o cinco años de edad, mientras que los machos la alcanzan a los tres o cuatro años.

El pez espada es uno de los pocos peces que pierden sus escamas y dientes conforme alcanzan su madurez. La forma de su cuerpo es cilíndrica, estilizada y más estrecha hacia la punta. Presenta colores oscuros en la parte superior, y marrón claro o gris en la zona ventral. Poseen una muy distintiva boca, larga y puntiaguda: la forma de su boca le da su nombre, pues es muy parecida a una espada.

Este animal es ectotérmico, lo cual quiere decir que depende de la temperatura ambiental para obtener su calor corporal. Sin embargo, también es homeotermo, lo que significa que puede regular su propia temperatura.

Un pez espada puede mantenerse a unos 10 o 15 grados centígrados por encima de la temperatura del agua en la que se mueve. Así mismo, cuenta con unas glándulas al lado de sus ojos que utiliza para calentarlos. Estas glándulas también calienta su cerebros y le permiten tener una excelente visión en aguas gélidas.

Alimentación y hábitat

Debido a la forma de su pico, tiene la capacidad de nadar extremadamente rápido, lo cual, junto con su considerable tamaño, lo convierte en un depredador muy eficaz. Es uno de los peces más famosos que existen por su increíble velocidad.

Pez espada: hábitat

El pez espada es un animal carnívoro que por lo general sube a la superficie para alimentarse en la noche. Persigue a sus presas y utiliza su pico para distraerlas, aturdirlas y capturarlas. Como no posee dientes, puede cortar en trozos a su presa o tragársela entera. Entre sus comidas favoritas se encuentran los calamares, crustáceos, arenques y merluzas.

Es un pez mayormente solitario que no se agrupa en cardúmenes y suele estar a unos 10 metros de otros peces espada. Le gusta subir a la superficie mostrando su aleta dorsal para ‘tomar el sol’ y también dar impresionantes saltos fuera de la superficie marina.

Los peces espada pueden estar distribuidos en prácticamente todos los océanos del mundo, pero prefieren aquellos que son tropicales o subtropicales. No obstante, es posible encontrarlos en aguas frías, siempre que la temperatura del agua no sobrepase los 22 grados centígrados.

Por lo general, se mueven a una profundidad de 800 metros de la superficie, pues ahí la temperatura oscila en torno a los 15 grados centígrados. Tienden a concentrarse donde se encuentran corrientes marinas importantes y sus migraciones son verticales; sigue los movimientos de los camarones, calamares y otros peces, y viaja a regiones más frías para alimentarse durante el verano.

Reproducción del pez espada

Los peces espada machos alcanzan su madurez sexual cuando miden 100 centímetros. Por otra parte, las hembras la alcanzan cuando llegan a los 150 centímetros. A pesar de sus hábitos solitarios, los machos y hembras forman pareja durante su época de apareamiento; esto puede ser durante todo el año en lugares cálidos ecuatoriales o en primavera o verano en zonas más frescas.

Pez espada: alimentación y reproducción

El método de fertilización es externo, es decir, la hembra libera sus huevos y estos son fertilizados después por el esperma del macho. Una hembra puede cargar entre 1 y 29 millones de huevos en sus gónadas.

Los huevos miden entre 1,6 y 1,8 milímetros de diámetro. A partir del momento de la fertilización, el desarrollo embrionario termina en aproximadamente dos días y medio. De los huevos salen pequeñas larvas de apenas cuatro milímetros de largo, con un hocico largo. Estas larvas viven muy cerca de la superficie, pues necesitan el calor del sol.

A medida que la larva crece, su cuerpo se afina y estiliza, y cuando alcanza los 12 milímetros ya el pico esta considerablemente desarrollado en comparación con el aún diminuto tamaño del cuerpo. A medida que el animal se va desarrollando, la parte superior del pico crece proporcionalmente más rápido que la inferior.

Cuando el pez mide 23 centímetros aproximadamente, posee una aleta dorsal que se extiende por todo lo largo del cuerpo. Mientras va creciendo, sin embargo, esa aleta dorsal desarrolla un único lóbulo. Cuando el pez alcanza los 52 centímetros ya se ha desarrollado su segunda aleta dorsal.

Depredadores del pez espada

Un pez espada adulto tiene pocos depredadores naturales, pues no muchos pueden competir con él en velocidad, fuerza y tamaño. Por lo tanto, solo las orcas y los tiburones se atreven a contemplarlo como parte de su alimentación.

Pero esto no quiere decir que estén fuera de peligro. El ser humano es el mayor depredador de este extraordinario pez. Ya sea comercial o deportiva, la pesca excesiva ha provocado que las poblaciones de algunas zonas se reduzcan drásticamente. Es momento de crear conciencia antes de que sea muy tarde y el pez espada desaparezca para siempre.