Mi perro ha comido plástico: ¿qué debo hacer?

A veces, la curiosidad de los cánidos les pasa factura. Si tu perro ha comido plástico y no sabes qué hacer, sigue leyendo.
Mi perro ha comido plástico: ¿qué debo hacer?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 14 septiembre, 2022

Si sospechas que tu perro ha comido plástico y no sabes qué hacer, la visita al veterinario es el primer paso que todo tutor debe seguir. De todas formas, a veces es difícil detectar una irregularidad de este tipo en los cánidos, pues ocultan su dolor o malestar hasta que aparecen síntomas visibles y muy preocupantes.

La ingesta de objetos foráneos es algo a lo que casi todo tutor tiene que enfrentarse al menos una vez en la vida, sobre todo si convive con un cachorro. A continuación, te mostramos qué debes hacer si tu canino decide merendarse un segmento de plástico. No te lo pierdas.

¿Por qué mi perro ha comido plástico?

El término “plástico” hace referencia a un material constituido por compuestos orgánicos o sintéticos que tienen la propiedad de ser maleables, y por tanto, de moldearse en objetos sólidos de maneras diversas. Este material está presente en todas las habitaciones de la casa: botellas de agua, envases, tuppers, tuberías, tapones, macetas y muchas cosas más están hechas de plástico.

El plástico no es digerible, por lo que puede llegar a provocar bloqueos intestinales tras su ingesta. Los perros que consumen de forma asidua elementos que no reportan ningún valor nutricional se diagnostican con el síndrome de picay el plástico puede estar entre los integrantes de su nuevo menú. Un can suele desarrollar este trastorno por los siguientes motivos:

  1. Deficiencias nutricionales y otros problemas médicos: algunos animales comen materia inerte (como piedras y tierra) para solventar deficiencias nutricionales. A veces, si el cánido tiene una hambre extrema, se llevará lo primero que encuentre a la boca.
  2. Aburrimiento y falta de enriquecimiento ambiental: los perros tienen unos sentidos de la audición y el olfato muy agudizados, además de un cuerpo que requiere un gran gasto energético diario. Si el can está todo el día en casa y no se estimula, puede que libere su ansiedad mordiendo cosas sólidas, entre ellas las compuestas por plásticos.
  3. Crecimiento de los dientes: los perros muerden (casi) todo lo que se encuentran en su camino mientras desarrollan su dentición. Es importante redireccionar su atención a materiales seguros que sí puedan morder, siempre ideados para esta fase del desarrollo.
  4. Ansiedad: tal y como indican estudios, hasta el 72,5 % de los perros tienen rasgos ansiosos. La ansiedad se puede canalizar con el consumo de objetos foráneos.


En última instancia, si tu perro ha comido plástico y lo hace constantemente, puede que padezca un trastorno obsesivo-compulsivo (OCD) o un trastorno emocional similar. Esto se puede acompañar de otros actos, como la realización de movimientos sin sentido de forma repetida (estereotipias).

Un perro con una botella de plástico.

Los efectos de la ingesta de plástico en perros

Si tu perro ha comido plástico, es posible que presente una serie de cuadros clínicos (o más de uno de manera simultánea). Entre las posibles consecuencias de la ingesta de un material no asimilable, destacamos las siguientes:

  1. Si la pieza de plástico es grande, esta puede provocar asfixia en el cánido, pues se quedará atorada en su boca o conducto esofágico. A veces, mediante toses y regurgitaciones, el animal es capaz de solucionar el cuadro por sí solo.
  2. En caso de que el plástico consiga pasar por el esófago y el estómago, es posible que se incruste en los intestinos. Esto provoca un bloqueo intestinal que impide el paso de alimentos y agua por el sistema digestivo del cánido.
  3. Si la pieza es afilada o tiene puntas, puede provocar fisuras y lesiones en la boca, esófago, estómago, intestinos o recto del animal.
  4. Es posible que el plástico contenga restos químicos de otras sustancias, provocando a su vez una intoxicación.

Sea como fuere, todos los efectos que puede tener la ingesta de plástico en tu perro son de índole gastrointestinal. Aunque parezca que esté bien al principio tras ingerir una pieza de este tipo, lo mejor es acudir al veterinario en todos los casos para evitar futuras complicaciones.

Tipos de plástico que podría consumir un perro

En el hogar es fácil encontrarse con muchos tipos de plástico diferentes, unos más peligrosos que otros si se consumen. Algunos de los que el perro podría masticar o ingerir por accidente son:

1. Bolsas de plástico

Son atractivas porque en ellas se suelen guardar varios tipos de comida, lo que incentiva que el can las muerda o las consuma. Aunque son objetos “suaves” que podrían pasar por el sistema digestivo del perro sin problema, también es posible que ocasionen bloqueos intestinales.

2. Plumas de plástico

Este objeto está manufacturado con un tipo de plástico duro, el cual podría fragmentarse y perforar el intestino. Es más, el simple hecho de masticar la pluma podría ocasionar que el can ingiera algunos fragmentos peligrosos, por lo que se debe ser cuidadoso con este objeto.

Cabe resaltar que la tinta de las plumas de plástico no conlleva un riesgo a menos que se consuma en exceso. No obstante, la ingesta de un cartucho es insuficiente para generar problemas por intoxicación. A pesar de ello, se debe estar atento a que no aparezcan síntomas como arcadas continuas, salivación excesiva o dolor abdominal. De lo contrario, será mejor acudir al veterinario a la brevedad.

3. Plásticos duros (juguetes, legos o figuras de plástico)

Existen algunas figuras de plástico duro que son lo suficientemente pequeñas para que el perro las ingiera por accidente. En estos casos, la gravedad dependerá mucho de la forma y textura de los objetos, puesto que si existe alguna punta, es posible que puedan perforar el intestino.

Si bien es cierto que las figuras pequeñas podrían salir del cuerpo del perro sin ningún problema, no siempre es posible prever los resultados. Así que procura no confiarte y acude con un especialista para que revise bien el caso de tu mascota.

¿Qué síntomas puede presentar tu perro si ha comido plástico?

Como habrás podido comprobar, existen diversos cuadros clínicos que pueden derivar de la ingesta de plástico en perros. Si la pieza ha quedado atorada en la boca o el esófago, los síntomas serán sobre todo respiratorios: dificultad para cerrar la boca, signos clínicos de sofocación, estiramiento del cuello, toses y, en última instancia, pérdida de conocimiento.

En caso de que la pieza plástica llegue al estómago o intestino, los síntomas esperables son los siguientes:

  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Distensión abdominal.
  • Pérdida de apetito.
  • Estreñimiento.
  • Letargia.
  • Cambios comportamentales.
  • Incomodidad generalizada.
  • Lagrimeo constante.

Si las heces y los vómitos del can presentan sangre, lo más probable es que el plástico haya causado algún daño en tejidos internos. En este caso, lo mejor será llevar a tu mascota con un veterinario de inmediato.



A veces, los perros escupirán el trozo de plástico o lo desecharán con las heces si es muy pequeño. Siempre hay que monitorizar al cánido para asegurarse de que este es el caso.

¿Es posible que el plástico salga sin problema del cuerpo del perro?

Como se mencionaba más arriba, en algunos casos es posible que el objeto de plástico salga del cuerpo del perro sin ocasionar problemas. Sin embargo, le podría tomar varios días al organismo el sacar los restos a través de las heces. Debido a que se desconoce si la mascota saldrá ilesa de este proceso, siempre se recomienda ir con un veterinario para que revise la situación.

¿Debo de inducir el vómito a mi perro?

En general, nunca es una buena idea tratar de inducir el vómito en tu perro si ha comido plástico (o cualquier otro objeto foráneo). Si el plástico está atascado en el esófago, las contracciones musculares inducidas por la emesis pueden hacer que el objeto desgarre aún más el tejido esofágico. Además, también se corre el riesgo de que el can sufra neumonía por aspiración.

Si el vómito viaja a los pulmones, el cuadro clínico empeora de forma drástica.

¿Existen remedios caseros para estos casos?

Es importante recalcar que en caso de que tu perro coma algún tipo de plástico, jamás debes emplear remedios caseros. Ten en cuenta que existe la probabilidad de que el objeto se atasque o perfore parte del sistema digestivo, de manera que la ingesta de cualquier alimento podría empeorar la situación.

Claro está, en algunos casos se podría desconocer si la mascota ingirió o no plástico. No obstante, a la menor sospecha, es mejor acudir con un veterinario para que descarte o confirme esta situación. La vida de tu mascota podría encontrarse en riesgo, así que no escatimes en gastos o recursos.

La única solución posible: acudir al veterinario

Si tu perro ha comido plástico y no ha podido escupirlo de forma inmediata, lo mejor que puedes hacer es acudir al veterinario. Una vez llegues a la clínica, indícale al profesional qué tipo de material ha comido el can (forma y composición de ser posible) y los síntomas que ha presentado hasta el momento.

Para conocer la gravedad del caso, será necesario realizar pruebas que detecten en qué punto se encuentra el objeto de plástico, como:

  • Rayos X.
  • Ecografías de abdomen.
  • Radiografías con contraste.
  • Endoscopias.
  • Tomografía computarizada (TC).

Una vez se detecta el material foráneo, puede ser posible extraerlo del organismo del can mediante el uso de un endoscopio, ya sea por vía oral o rectal. Si la situación es especialmente delicada, se requiere una extracción quirúrgica al completo, con anestesia general y apertura de los tejidos afectados.

Tras el procedimiento, suele ser necesario el recetado de antibióticos, para evitar cuadros infecciosos.

Un veterinario haciéndole una cirugía a un perro.

Pronóstico

En el mejor de los casos, tu perro no necesitará ningún tipo de extracción y expulsará el pedazo de plástico que se comió por medio de sus heces. Sin embargo, esto solo sucede cuando el objeto no tiene una forma puntiaguda o es lo suficientemente pequeño. Por lo tanto, la vida de tu mascota no corre ningún riesgo y se recuperará por completo.

En contra parte, los casos más graves son aquellos en los que el plástico perfora o daña cualquier parte del sistema digestivo. Esto puede tener diferentes niveles de riesgo según la zona afectada y el tiempo que tardó en ser atendido el can, por lo que el pronóstico es reservado a lo que considere el veterinario.

El mejor tratamiento es la prevención

Si tu perro ha comido plástico y ya has pasado por todo el procedimiento para solucionarlo, te llevarás una valiosa lección a casa: vigila a tu can de forma asidua y aleja de su alcance todo material que pueda comerse de un solo bocado. Esto es especialmente aplicable si hablamos de un cachorro, pues tienden más a comer cosas que no son digeribles.

En caso de que tu can presente conductas repetitivas de este tipo que no se puedan explicar a nivel nutricional, puede que necesites ayuda de un educador canino. Por suerte, la pica y los trastornos compulsivos se solucionan con el tratamiento adecuado.

Te podría interesar...
Tipos de vómitos en perros: qué observar
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Tipos de vómitos en perros: qué observar

Aunque sea desagradable, examinar el contenido de los vómitos en perros es importante y puede brindar valiosa información sobre su estado.



  • Torre, D. M., Labato, M. A., Rossi, T., Foley, C., & O'Toole, T. E. (2008). Treatment of a dog with severe baclofen intoxication using hemodialysis and mechanical ventilation. Journal of Veterinary Emergency and Critical Care, 18(3), 312-318.
  • Salonen, M., Sulkama, S., Mikkola, S., Puurunen, J., Hakanen, E., Tiira, K., ... & Lohi, H. (2020). Prevalence, comorbidity, and breed differences in canine anxiety in 13,700 Finnish pet dogs. Scientific reports, 10(1), 1-11.
  • Help – My Dog Ate Plastic! What Should I Do?, K9 of mine. Recogido a 9 de agosto en https://www.k9ofmine.com/dog-ate-plastic/#:~:text=Plastic%20can%20cause%20a%20few,for%20dogs%20who%20eat%20it.&text=Plastic%20can%20cause%20an%20intestinal,%2C%20stomach%2C%20intestines%20or%20rectum.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.