Vómitos con sangre en perros: causas y tratamientos

29 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Los vómitos con sangre en perros ocurren de manera esporádica. Sin embargo, pueden ser causados por muchos factores. Si tu perro vomita con sangre, consulta a tu veterinario inmediatamente.

Los vómitos con sangre en los perros son poco frecuentes y siempre deben justificar un viaje al veterinario. También conocido como hematemesis, este fenómeno tiene una variedad de causas.

En efecto, los vómitos con sangre en perros son un síntoma de una variedad de problemas y enfermedades. Por lo general, el vómito rojo brillante es una señal de que el sangrado se produce en la boca, la garganta, el esófago o el estómago. La sangre de color rojo oscuro (como café molido) puede significar que el perro tiene una úlcera estomacal o ha estado sangrando por un período prolongado.

Así, los síntomas asociados al sangrado incluyen falta de apetito (anorexia), dolor abdominal y heces negruzcas parecidas al alquitrán. Esta clase de deposiciones también se conocen como melena. La pérdida de sangre a través del vómito puede conducir a un recuento bajo de glóbulos rojos, produciendo anemia. En este caso, los síntomas adicionales pueden incluir soplo cardíaco, debilidad hasta el punto del colapso y latidos rápidos.

Causas de los vómitos con sangre en perros

La hematemesis puede deberse a una amplia variedad de causas como estas:

  • Enfermedades gastrointestinales que cursan con inflamación, como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) o las úlceras. Alternativamente, la sangre puede originarse por una inflamación o lesión en la boca o los pulmones (sistema respiratorio), después de lo cual se traga y luego se vomita.
  • Infecciones por parásitos, virus (p.e. parvovirus) o por infecciones bacterianas graves.
  • Obstrucciones intestinales.
  • La ingestión de toxinas, incluidos los productos de limpieza domésticos, es una causa común de hematemesis en perros.
  • La coagulopatía, o la falta de coagulación sanguínea adecuada, puede ser secundaria a una insuficiencia hepática o un recuento reducido de plaquetas en la sangre (trombocitopenia), debido a la exposición a toxinas o medicamentos.
  • Trauma o lesión.
  • Envenenamiento por exposición a metales pesados, como hierro, plomo o mordeduras de serpientes. La exposición a plantas tóxicas y pesticidas también puede causar vómitos con sangre en los perros. La ingestión de veneno para ratas es una causa de coagulación sanguínea inadecuada.
  • Golpe de calor.
  • Tumores malignos y benignos.

En general, los perros críticamente enfermos tienen un mayor riesgo de hematemesis. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de hematemesis son ciertos medicamentos. Entre ellos se encuentran los AINE, conocidos como antiinflamatorios no esteroideos.

Mal procedimiento veterinario

Diagnóstico de la hematemesis

Las pruebas para el diagnóstico incluyen análisis de sangre y análisis de orina y heces. Las pruebas de imagen, como el ultrasonido y los rayos X, también se pueden usar para identificar perturbaciones internas. El diagnóstico de hematemesis puede variar desde cualquier número de causas antes mencionadas, empezando por el contacto con sustancias tóxicas hasta el cáncer.

Tratamiento de los vómitos con sangre en perros

Asegurarse de que el paciente esté hidratado será el primer tratamiento del veterinario. Muchas veces, esto puede incluir líquidos intravenosos y electrolitos. Es importante resaltar que no hay remedios caseros apropiados para un perro que vomita sangre. No debes intentar medicarlo en casa a menos que un veterinario lo recomiende explícitamente.

Incluso si existe una pequeña cantidad de sangre o si el problema no parece ser tan grave, vale la pena contactar a tu veterinario. Recuerda que algunas causas de esta patología pueden poner en peligro la vida de tu mascota.

Dicho esto, el tratamiento de la hematemesis varía mucho según sea el motivo clínico. Después de identificar y abordar la causa y si el vómito ya no es excesivo, la recuperación puede continuar en el hogar. Si este es el caso, el veterinario podrá indicar varios tipos de medicamentos orales para que le administres a tu perro en casa.

Estos pueden incluir fármacos para reducir las náuseas, curar las úlceras estomacales, reducir el ácido estomacal y mejorar el apetito. El tratamiento adicional dependerá de la causa asociada al vómito con sangre en perros.

Para hemorragias internas graves, perforación de úlceras o vómitos excesivos, la atención hospitalaria puede requerir tratamiento de emergencia por hemorragia o shock. Es posible que surja la necesidad de realizar transfusiones de sangre.

Miedo el veterinario

Prevención del vómito con sangre en perros

La hematemesis debida a la ingestión de sustancias tóxicas puede evitarse asegurando que los animales no tengan acceso a plantas venenosas, alimentos y productos químicos. Si los huesos que mastica tu perro se rompen, generalmente lo harán en pedazos afilados. En la mayor parte de los casos, muchas de estas piezas afiladas pueden descomponerse por el ácido del estómago del perro.

Sin embargo, tienen el potencial de causar lesiones en el esófago, el estómago y / o los intestinos. Así, esto puede causar una gran cantidad de afecciones, incluida la peritonitis, una de las más graves.

Tomando en consideración que el vómito con sangre en perros puede convertirse en un problema de salud muy serio de forma rápida, debes acudir a la consulta del veterinario sin pérdida de tiempo.

  • Mánquez Monsalve, M. P. (2004). Estudio descriptivo retrospectivo de registros clínicos de caninos con sintomatología gastrointestinal. Universidad de Chile. Facultad de ciencias veterinarias y pecuarias. Escuela de ciencias veterinarias.
  • Elena, M., & Villalón, A. (2013). Intoxicaciones en Caninos y Felinos. Universidad Central de Venezuela. Facultad de Ciencias Veterinarias.
  • Araya, C. G. (2006). Ulceración gástrica asociada al uso de antiinflamatorios no esteroidales (AINES). TecnoVet, 12(1), ág-24.