Los peligros del suelo laminado para los perros: ¿cuál es el ideal?

9 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El suelo laminado para los perros puede significar un alto riesgo de lesiones musculares y óseas. Pero también puede representar un riesgo de exposición a compuestos tóxicos.

Hay muchas razones por las cuales las personas prefieren los pisos laminados sobre otras opciones más tradicionales. Si tienes niños y mascotas, esta parece una opción de bajo coste y fácil mantenimiento. Sin embargo, es adecuado preguntarse de los peligros que encierra el suelo laminado para los perros; después de todo, son ellos los que pasan su vida en contacto directo con el suelo del hogar.

La falta de agarre: uno de los peligros del suelo laminado para los perros

El piso laminado presenta una superficie brillante y resbalosa. Debido a la falta de agarre, los perros, a menudo, terminan resbalando, lo que puede ocasionar lesiones por torceduras. Comúnmente, cuando el perro corre sobre suelo laminado y trata de cambiar de dirección, se llegan a producir daños en su espalda.

Cabe señalar que para los perros mayores el caminar sobre pisos laminados o de madera puede ser particularmente difícil. Los perros se asustan mucho cuando se deslizan fuera de control y puede dejarlos extremadamente ansiosos. Luego de una lesión, es posible que el perro muestre reticencia a acercarse a él, lo que puede restringir su desplazamiento en el hogar.

Aumento del riesgo de displasia de cadera

Como se mencionó anteriormente, los perros, a menudo, se lesionan la espalda cuando se resbalan en el piso laminado. Este tipo de lesiones necesitará inequívocamente tratamiento y terapia especializados para sanar.

Radiografía de la displasia de cadera en perros

Las razas propensas a sufrir displasia de cadera, como los pastores alemanes, pueden aumentar su riesgo o empeorar su condición al caminar sobre suelos resbaladizos.

Si vives en un lugar con suelos laminados, asegúrate de que las uñas de tu perro se corten regularmente, evita la humedad en los pisos y en las patas de tu mascota: coloca tapetes y corredores –con una base antideslizante– en las áreas problemáticas.

Exposición a compuestos orgánicos volátiles

Los compuestos orgánicos volátiles (COV) son gases liberados a medida que los materiales envejecen y se degradan con el tiempo. Hay cientos de COV, que incluyen compuestos tóxicos como el formaldehído. La mayoría son componentes comunes en vinilo, adhesivos y barnices.

Tales compuestos se encuentran, también, en una variedad de elementos comunes en el hogar, entre ellos la pintura, los productos de limpieza y las coberturas de los pisos. Sí, alfombras, maderas y laminados pueden ser perjudiciales para tu salud y la de tu mascota.

Los pisos laminados se parecen a la madera dura, pero en realidad están hechos de varias capas de materiales, incluidas fibras de madera y una imagen fotográfica de la madera. El formaldehído se encuentra comúnmente en los adhesivos y resinas utilizados en los laminados de madera.

La exposición a formaldehído puede causar reacciones alérgicas como asma, dolores de cabeza, afecciones de las vías respiratorias superiores, sarpullidos e incluso cáncer.

Perro con máscara por alergia

¿Existen alternativas menos riesgosas que los suelos laminados para los perros?

Si, existen muchas opciones de suelos no tóxicos. Las mejores opciones son madera dura real, el concreto pulido y los azulejos.Pero existen las marcas específicas certificadas de linóleo natural, alfombras y madera de ingeniería que también son excelentes opciones.

Otros pisos aptos para personas y animales alérgicos incluyen bambú, corcho o vidrio reciclado. Para minimizar los COV que se encuentran en los adhesivos, selecciona productos con bajo contenido de COV o a base de agua.

Es necesario tener presente que las alfombras de vinilo y sintéticas tienen un alto contenido de COV. En su lugar, busca fibras naturales como lana, sisal y algodón.

Los problemas del suelo laminado para perros no son únicos, qué pasa con otros tipos de pisos

Existen posibles problemas de salud que también pueden aparecer en otros materiales para pisos. Los suelos de vinilo a menudo contienen ftalatos, una familia de compuestos químicos que se emplean  como plastificadores; su función principal es darle mayor flexibilidad a los polímeros rígidos.

Los ftalatos pueden actuar como disruptores endocrinos y alterar los niveles de las hormonas tiroideas, así como inducir resistencia a la insulina y obesidad.

  • Coon, R. A., Jones, R. A., Jenkins Jr, L. J., & Siegel, J. (1970). Animal inhalation studies on ammonia, ethylene glycol, formaldehyde, dimethylamine, and ethanol. Toxicology and applied pharmacology, 16(3), 646-655.
  • Montes, P. B., Soberanis, B. L., Fernández, G. O., & Moreno, F. V. (2001). Ftalatos y efectos en la salud. Revista internacional de contaminación ambiental, 17(4), 205-215.