La luxación de cadera en perros: prevención y casos comunes

Suele ocurrir a consecuencia de traumatismos, y han de ser tan fuertes que podrían llegar a dañar la vejiga, los pulmones u otros órganos vitales

La luxación de cadera, también denominada luxación coxofemoral, es una de las lesiones más comunes tanto en gatos como en perros. En las siguientes líneas aprenderemos un poco más sobre sus causas, prevención y tratamiento para poder asegurar el bienestar de nuestra mascota.

¿Qué es una luxación de cadera y cuáles son sus principales causas?

Esta lesión se produce con la dislocación de la articulación de la cadera del animal. Se produce por una desviación de la cabeza del fémur, que se sale de la parte cóncava de la articulación, también denominada acetábulo. Su origen es eminentemente traumático, y suele producirse en torno a los 11 o 12 meses de vida del animal.

El caniche o el pastor alemán presentan una mayor predisposición a padecer esta lesión. Es frecuente en perros grandes y medianos, puesto que suelen padecer displasia de cadera previamente, lo que les convierte en perfectos candidatos para sufrir una luxación.

Razas de perros propensas a infecciones de oído: labrador retriever

Te puede gustar