Curiosidades del narval: el gigante nadador del Ártico

Yamila · 4 mayo, 2018
Este gran cetáceo destaca por el enorme cuerno que presentan los machos; tiene dos metros de largo, que le sirve para la ecolocalización, para defenderse, perforar capas de hielo y detectar presas

Curiosidades del narval: el gigante nadador del Ártico

Es un cetáceo familiar directo de la beluga y se caracteriza por tener un colmillo muy largo y con forma helicoidal (en los machos), así como también por vivir en el Ártico. En este artículo te contaremos sobre las curiosidades del narval, un nadador gigante de los océanos congelados.

Características y hábitat del narval

Con cuerpo gris moteado –que recién aparece a los dos años de vida y se acentúa con la edad– y vientre blanco, el narval es la única especie del género Monodon. Puede medir unos cuatro metros y pesar alrededor de 1 600 kilos (entre el 30 y el 35% de su peso es grasa). Vive cerca de 50 años cuando se encuentra en libertad.

El dimorfismo sexual en esta especie es muy marcado, no solo por el tamaño y peso de los ejemplares, sino porque los machos presentan ese largo colmillo tan característico que los diferencia de los demás cetáceos.

Semejante a un cuerno, esta pieza dental crece hasta los dos metros de largo y tiene varios usos: perforar capas de hielo, ecolocalizador para detectar presas en el fondo marino, arma defensiva e indicador de dominación y estatus entre los demás congéneres. Se cree que un macho con colmillo más largo atraerá a más cantidad de hembras para aparearse.

El nerval habita en las aguas árticas al norte de Canadá, Groenlandia y Rusia, en torno a los bloques de hielo formados en invierno, los fiordos y las ensenadas. Las zonas donde se suelen avistar son las bahías y el estrecho de Hudson, ya que prefiere las aguas profundas en mar abierto.

Narval: características

Cambia su ubicación según la época del año, debido a que en verano se acerca a la costa en manadas de hasta 100 ejemplares y, cuando descienden las temperaturas, se agrupa en pequeñas formaciones y se aleja de las zonas costeras.

Reproducción, alimentación y comportamiento del narval

En cuanto a su reproducción, el narval alcanza la madurez sexual a los siete (hembras) o nueve (machos) años. La época de apareamiento se desarrolla en marzo y las crías son gestadas durante unos 15 meses, por lo cual nacen –uno por vez– entre julio y agosto del siguiente año con un peso de 80 kilos y más 1,5 metros de largo.

Los recién nacidos se amamantan durante más de 12 meses y la hembra vuelve a ser fértil a los tres años de parir.

Mientras buscan su alimento, los narvales emiten ciertos sonidos como de pulsos rápidos, ya que se basan en la ecolocalización para detectar y posteriormente perseguir la comida. Su dieta está basada en bacalaos (ártico y polar), calamares y fletanes, y al ser muy restringida pasan largas semanas sin ingerir alimento.

Ya que captura sus presas en el fondo marino, este cetáceo realiza muchas y frecuentes inmersiones a casi 800 metros de profundidad. Puede permanecer sumergido durante 30 minutos y luego debe salir a respirar a través del orificio que presenta en la parte superior de la cabeza (como los delfines o ballenas).

Narval: reproducción

Otro dato interesante sobre el narval es que pueden emitir una amplia variedad de sonidos según la ocasión. Además de los clicks cuando cazan, también interactúan con sus compañeros a diferentes frecuencias y tonos. De esta manera, se pueden identificar entre ellos e incluso ‘hablar’ con otras manadas.

Merece la pena destacar que este animal está rodeado de muchas leyendas y mitos, y la comercialización de su colmillo contribuyó a aumentar la historia del unicornio mágico.

También en época de la Reina Isabel I se creía que el material de esa pieza neutralizaba la acción del veneno, y por ello la monarca mandó confeccionar una copa tallada y con joyas incrustadas por un valor desorbitante para la época (y para hoy también) que siempre utilizaba.