Los animales con cornamentas más espectaculares

Todos estos ejemplares presentan grandes cuernos –fundamentalmente los machos– que no son otra cosa que prolongaciones óseas del cráneo; los mudan todos los años y los utilizan para pelearse con otros de su misma especie durante la época de apareamiento para quedarse con las hembras

Alces, bueyes y venados son solo algunos de los animales con cornamentas que conocemos. ¡Pero hay muchos otros! En este artículo te contaremos sobre ellos y sobre todo para qué sirven esas llamativas protuberancias que les crecen en la cabeza.

¿Qué animales con cornamentas existen?

Los cuernos son proyecciones óseas que nacen del hueso frontal y pueden ser huecos o no. Las astas o cornamentas que presentan los cérvidos tienen la capacidad de mudar todos los años y aparecen mayormente en los machos:

1. Cabra salvaje de los Alpes

El íbice –foto que abre este artículo– es un bóvido que solo vive en la cordillera de los Alpes, y su pelaje va cambiando según la época del año: más oscuro y ligero en el verano y más claro y grueso en invierno. La cabra salvaje puede trepar en la alta montaña gracias a sus fuertes patas; no tiene problemas de subir cuestas empinadas o resbaladizas.

Los machos presentan dos astas de gran tamaño –hasta 100 centímetros– curvadas hacia atrás y con ‘líneas’ horizontales, así como también con una especie de ‘barba’ que crece en invierno. Si bien las hembras poseen cornamenta, es mucho más pequeña.

2. Ciervo

Este cérvido habita el hemisferio norte y hay cerca de 30 especies diferentes, las cuales se diferencian entre sí por su tamaño, color de pelaje y forma de las astas.

Ciervo común: características

Se trata de un mamífero de gran tamaño que llega a pesar 200 kilos y cuyo dimorfismo sexual se caracteriza no solo porque las hembras son más pequeñas que los machos, sino también porque estos presentan las famosas cornamentas, las cuales se renuevan cada año.

Se alimentan de hierbas y hojas; las hembras viven en manadas con sus crías y los machos suelen ser solitarios. Los cuernos les sirven justamente para pelearse con otros y determinar quién se ‘queda’ con el harén.

3. Búfalo africano

Es uno de los ‘cinco grandes’ de África y habita tanto los bosques como las sabanas subsaharianas; puede medir hasta 170 centímetros de alto y pesar 1 000 kilos. Los machos alertan a la manada si existe peligro, y guían a los demás hasta el alimento. Los únicos depredadores del búfalo son el cocodrilo del Nilo y el león.

Búfalo cafre africano

Los cuernos de los búfalos son muy gruesos y se curvan en los extremos en una especie de ‘círculo incompleto’ hacia la cabeza. Si bien las hembras tienen cornamenta, esta es más pequeña. Otras diferencias entre sexos: ellas son de menor tamaño y el pelaje es de color más claro. Además, maduran antes y viven en el interior de las zonas boscosas.

4. Caribú

El reno es una especie de cérvido que habita la tundra y la taiga del hemisferio norte y tiene varias subespecies según su localización. En Escandinavia y Rusia han sido domesticados para usarlos como transporte, pero en Norteamérica aún se encuentran en estado salvaje.

Caribú o reno

Los caribúes macho pueden pesar 300 kilos –las hembras hasta 170– y si bien ambos sexos poseen astas, las de ellos son mucho más grandes y llamativas: parecen ramas de árboles y se les ‘caen’ una vez al año.

Además, los renos mudan el pelaje según la época del año –corto y oscuro en verano, largo y claro en invierno– para poder camuflarse con la vegetación. Su alimentación es herbívora y al ser rumiantes cuentan con estómagos de cuatro cavidades.

5. Kudú mayor

Es un antílope africano de gran tamaño y uno de los animales con cornamentas más espectaculares: en forma de ‘V’, están curvadas en dos o tres giros en espiral y miden hasta 125 centímetros.

Antílope africano kudú

Los kudú viven en matorrales y tienen pelaje claro con líneas blancas en el lomo para poder camuflarse con el ambiente. Se alimentan de hojas y ramas, tienen hábitos nocturnos y son de andar lento.

5. Muflón

Vive en varias partes de Europa, principalmente en áreas montañosas, y también se lo encuentra en Estados Unidos, Hawái, Chile y Argentina. Es similar a una oveja, pero con lana más corta y oscura.

Muflón salvaje

Los machos son más robustos que las hembras y además los podemos diferenciar por sus cornamentas que se curvan a los lados de la cabeza (similares a los del carnero) y pueden llegar a los 90 centímetros de largo.

Es básicamente diurno y herbívoro, forma rebaños según la época del año y los machos son solitarios, a excepción de la época de reproducción. Cuando esto sucede, pelea con otros del mismo sexo y utiliza sus grandes astas.

Te puede gustar