La fauna de Canadá

Yamila · 28 abril, 2018
Resistentes a las bajas temperaturas de Norteamérica, estos ejemplares habitan en los bosques y en la tundra, unos ecosistemas similares a los del norte de Europa y Asia, de ahí que estos animales presenten características parecidas

Podríamos dividir a este país de Norteamérica en dos grandes ecosistemas: el bosque y el hielo. En cada una de estas regiones habitan diversas especies de animales, así que en este artículo te contaremos cómo está conformada la fauna de Canadá.

Fauna de Canadá: especies características

Los animales que habitan este país son similares a los de las regiones boscosas del norte de Europa y Asia. También podemos destacar especies de la tundra y de las áreas árticas, como el oso polar. La fauna de Canadá está conformada, por ejemplo, por:

1. Lince

Este mamífero carnívoro de la familia de los felinos está presente tanto en la taiga canadiense como de Alaska, y en ocasiones en los bosques del norte de Estados Unidos. El lince de Canadá –foto que abre este artículo– ha visto reducida notablemente sus poblaciones debido a la destrucción del hábitat y a la caza por su piel.

No supera el metro de altura, y tiene pelaje pardo y amarillento bastante largo para poder protegerse del frío. En lo relativo a su alimentación, come liebres, roedores, aves y a veces de caribúes, a quienes caza de noche. Si nos referimos a su reproducción, cada temporada las hembras paren hasta cinco cachorros.

2. Águila real

Es una de las aves de presa más extendidas del planeta y su zona de distribución abarca desde Eurasia hasta el norte de África y Norteamérica, por lo que la sumamos a la lista de fauna de Canadá, donde puede tanto residir o llegar para las épocas invernales o estivales.

Águila real

El plumaje del águila real es castaño oscuro, la cabeza es dorada y presenta marcas blancas en el extremo de la cola y alas, mientras que sus patas están cubiertas de plumas. Las hembras son más grandes que los machos: pueden alcanzar los 2,3 metros de envergadura. Caza desde el aire tanto ratones como liebres, serpientes, conejos, marmotas, y hasta zorros y cabras o ciervos pequeños o enfermos.

3. Oso pardo

Habitante tanto de América del Norte como de Eurasia, el oso pardo prefiere los bosques templados. En este territorio viven también algunas de sus subespecies, como por ejemplo el grizzly o el Kodiak.

Oso pardo

Puede medir casi tres metros y pesar unos 600 kilos, es plantígrado (apoya toda la pata cuando camina) y presenta una característica ‘joroba’ en la espalda. Su pelaje es marrón y cuando nace cuenta con un ‘collar’ blanco. Se alimenta de vegetales, carroña, invertebrados, insectos, salmones y panales de miel.

4. Buey almizclero

Otro de los referentes de la fauna de Canadá es este mamífero perteneciente a la familia de los bóvidos, famoso por su largo pelaje de color marrón –de doble capa para soportar el frío– y sus cuernos curvados presentes en ambos sexos, aunque más desarrollados en los machos.

Buey almizclero: hábitat

El buey almizclero vive en áreas con glaciaciones y se agrupa en manadas de hasta 100 individuos, en las que los machos compiten entre sí para conseguir hembras. Una vez que copulan, la gestación dura 9 meses y dan a luz a una sola cría, a quien defiende con mucha agresividad de los depredadores como el lobo.

Cuando son atacados forman un círculo, dejan a los más jóvenes en el centro y, de ser necesario, bajan la cabeza para embestir con los cuernos.

5. Comadreja

Su nombre científico es Mustela nivalis y es un mamífero carnívoro que habita tanto en Eurasia como en Norteamérica. Si bien es de pequeño tamaño –no más de 25 centímetros de alto y 200 gramos de peso– se trata de un cazador eficiente que puede abatir presas hasta 10 veces más grandes que él: ratas, topillos, ratones, liebres y aves.

Comadreja

Además, la comadreja lanza una especie de ‘orina’ de olor muy fuerte para protegerse del peligro. Cuenta con un cuerpo alargado, hocico pequeño, cola y patas cortas, y grandes bigotes; el pelaje es denso y ceñido al cuerpo en invierno y más suave en verano, siempre de color pardo en el manto y más claro en el vientre.