¿Qué son las aves rapaces?

Eugenio Fernández · 2 enero, 2018
Estos pájaros carnívoros cuentan con fuertes garras con las que atrapan a sus presas para aferrarlas al suelo y desgarrar su carne con el pico; su visión es excepcional, de ahí que detecten a pequeños animales desde las alturas

Las aves rapaces son unos de los pájaros más carismáticos del mundo animal. No es un grupo taxonómico propiamente dicho, más bien son un conjunto de especies que tienen en común que son carnívoras. Estas aves son las que se utilizan para realizar cetrería.

Características comunes de las aves rapaces

La mayoría de estas aves poseen un pico curvo, el cual les permite desgarrar alimento. También poseen garras fuertes que le permiten atrapar presas y aferrarlas al suelo para poder desgarrar su carne con el pico.

Todas las especies de aves rapaces poseen una de las mejores visiones del reino animal, con unos grandes ojos, con los cuales pueden detectar pequeñas presas como roedores. Aún así, algunas especies como el águila real pueden capturar presas más grandes, como corderos.

Rapaces nocturnas

Las rapaces nocturnas son conocidas como búhos y lechuzas, también llamados estrígidos y titónidos, respectivamente. Estas aves se caracterizan por poseer adaptaciones para mejorar su capacidad auditiva y reducir el ruido que hacen al volar.

Estos animales viven en el mundo de la noche, en el que el oído es mucho más importante que la vista. Así, su rostro es redondeado y su pico corto, lo que hace que este no sea una interferencia para la antena parabólica natural que forma la particular forma de su cabeza. Esta forma concentra mucho los sonidos de sus presas, por lo que son muy sensibles a pequeños movimientos.

Aves rapaces nocturnas: nombres

Por otro lado, las plumas de muchas de sus especies son una auténtica obra de ingeniería natural, que ha inspirado incluso a ingenieros aeronáuticos. Las alas de estas aves poseen tres adaptaciones: una franja de plumas rígidas en la parte delantera, una cresta flexible en el exterior y un plumaje aterciopelado en la parte superior.

Esto hace que el vuelo de las aves rapaces nocturnas, como el cárabo o la lechuza, sea el de unos depredadores muy especializados; tienen la capacidad de detectar presas bajo la nieve, a la par que son prácticamente imperceptibles por sus presas.

Las alas de estas aves poseen tres adaptaciones: una franja de plumas rígidas en la parte delantera, una cresta flexible en el exterior y un plumaje aterciopelado en la parte superior.

Rapaces diurnas

Existen muchas especies de aves rapaces diurnas, las más conocidas de ellas son las águilas, pues son las cazadoras de mayor tamaño y se han expandido por todos los ecosistemas del planeta. Entre ellas, destacan el águila imperial o el abundante busardo ratonero, además de los pigargos y las arpías, que son unas de las rapaces más llamativas por su tamaño y sus técnicas de caza.

Los halcones y cernícalos son de menor tamaño, pero son los animales más rápidos del mundo; el halcón peregrino puede llegar a los 380 km/h. Por contra, los azores y gavilanes no llegan a estas velocidades, pero poseen un vuelo muy ágil con mucha capacidad de maniobra, que les permite esquivar los bosques.

Aves rapaces diurnas: nombres

El secretario es la rapaz diurna más llamativa, por su plumaje y por el hecho de que es la única que no caza desde el aire: usa sus largas extremidades para golpear y atrapar a sus presas. Se puede encontrar en muchos ecosistemas africanos, principalmente al sur del Sáhara.

Los halcones y cernícalos son de menor tamaño, pero son los animales más rápidos del mundo; el halcón peregrino puede llegar a los 380 km/h.

Aves necrófagas

Estas aves podrían englobarse en las rapaces diurnas, pero lo cierto es que los buitres son rapaces muy particulares. Aunque otras aves rapaces como los milanos pueden comer cadáveres, los buitres y cóndores son auténticos especialistas en el consumo de carroña, y es que difícilmente pueden matar presas por ellos mismos a pesar de ser las aves más grandes.

Estas aves son muy pesadas, y entre ellas se erige el cóndor andino como el ave de mayor envergadura del mundo. También destaca el buitre negro, que es el ave de mayor envergadura de Europa, y que además es muy abundante en España.

¿Para que sirven las aves rapaces?

Las rapaces están muy amenazadas por fármacos como el diclofenaco, o tóxicos como el plomo que contienen las balas de los cazadores. Protegerlas es vital, pues son plaguicidas naturales que mantienen a raya a los micromamíferos, y son especialmente importantes para mantener el equilibrio ecológico.

Por su parte, los buitres son fundamentales para evitar la propagación de enfermedades y la contaminación de fuentes de agua naturales. De hecho, la reducción de sus censos ha producido, por desgracia, auténticas crisis humanitarias en países como la India. En definitiva, proteger a estas aves trae consigo muchos beneficios al ser humano. Un motivo más por el que debemos proteger el planeta.