6 especies de liebres

Hay cerca de medio centenar de subespecies de este animal, si bien solo unas pocas son las más representativas por su morfología y comportamiento; algunas sobreviven al frío polar, y otras son capaces de camuflarse tras mudar a un pelo de otro color

Diferentes a los conejos en cuanto a velocidad, tamaño y largo de las orejas –entre otras cuestiones– hay más de 40 especies de liebres en todo el mundo. Sus principales hábitats están comprendidos por llanuras, estepas, bosques y montañas. Te contamos sobre algunas de ellas en este artículo.

¿Cuántas especies de liebres existen?

Dentro de la familia de los Leporidae –donde también se encuentran los conejos– podemos encontrar cerca de 50 especies de liebres. Algunas de ellas, las más ‘conocidas’ o de las que se se tiene mayor información, son:

1. Liebre europea

También conocida como liebre común –foto que abre este artículo– es un mamífero que vive en toda Europa –menos Escandinavia– y ciertas áreas de Asia, y ha sido introducida en América del Sur, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. Prefiere las áreas despejadas como llanuras y mesetas.

Liebre europea

El pelo de la liebre europea es de color pardo amarillento, con vientre ligeramente blanco y orejas largas con extremos negros. Se oculta en madrigueras poco profundas y suele mimetizarse con el ambiente para evitar ser cazada por lobos, zorros, gatos monteses y aves rapaces.

2. Liebre de California

Se la llama ‘liebre de cola negra’ y, como su nombre indica, su principal hábitat es California, Estados Unidos, aunque también se encuentra en México; prefiere los altiplanos desérticos.

Liebre de California

Esta liebre tiene cuerpo grisáceo con manchas blancas alrededor de los ojos, sus orejas están muy desarrolladas y presentan puntas negras en la cola. Pesa alrededor de dos kilos y mide menos de un metro de altura. Se alimenta de vegetales.

3. Liebre ártica

También conocida como liebre polar, es una de las únicas de la familia que se ha adaptado a los climas montañosos y polares. Vive en Canadá, Alaska, Groenlandia y Escandinavia, concretamente en la tundra. Su pelaje es de color blanco a medida que se acerca al polo y en verano puede tener tonos azulados.

Liebre ártica

Pesa unos cinco kilos cuando llega a la adultez, mide como máximo 70 centímetros y se alimenta de pequeñas plantas, brotes, hojas y bayas, las cuales detecta con su gran sentido del olfato… ¡Incluso puede encontrar comida bajo una gran montaña de nieve!

4. Liebre de montaña

Su nombre científico es Lepus timidus y habita en ecosistemas montañosos y polares, que incluyen Siberia, los Alpes, Polonia, Irlanda y Reino Unido. Muda de pelaje en verano: pasa del blanco para camuflarse con la nieve al marrón para mimetizarse con árboles y plantas.

Liebre de montaña

Según el lugar donde viva, la liebre de montaña se puede alimentar de forma diferente: ramas caídas de árboles, pastos, hojas o frutas.

5. Liebre americana

Con sus grandes patas posteriores puede desplazarse sin problemas en la nieve (no se llega a hundir por completo). Además, al estar recubiertas por una gruesa capa de pelo no se congelan, aún en los inviernos más crudos.

Liebre americana

Su pelo se vuelve blanco para camuflarse y, cuando llega el verano, lo cambia a marrón grisáceo,  y con las orejas con manchas negras. Se alimenta de hojas, hierbas, plantas, cortezas de árboles y helechos.

Es un animal de hábitos nocturnos, no hiberna y puede reproducirse cuatro veces al año: cada camada está compuesta de dos a cuatro crías.

6. Liebre de Tolai

Es otra de las especies de liebres que habita en Asia y de tamaño menor que la europea: dos kilos de peso y 55 centímetros de largo. Vive en ecosistemas ‘duros’ de hasta 3 000 metros de altura, y con poca vegetación o comida, de Rusia, sur de India, nordeste de África y desiertos de Arabia. Además, tiene la capacidad para sobrevivir varios días sin beber agua, como los camellos.

Liebre de Tolai

Merece la pena destacar que hay dos especies de roedores considerados entre las especies de liebres, pero que no pertenecen a esa familia: liebre patagónica y liebre saltadora de El Cabo. ¡No debemos confundirlas!

Te puede gustar