Efectos del cambio climático en los osos polares

Eugenio 16 diciembre, 2017

La magnitud de los efectos del cambio climático en los osos polares es aún desconocida; pero lo cierto es que cada vez vemos más imágenes de osos famélicos. En este escenario, los científicos parecen tener claro que podría significar el fin de los osos polares a corto plazo.

El oso polar que ha conmovido al mundo

Las últimas fotos de Cristina Mittermeier y Paul Nicklen, publicadas por National Geographic, son solo otra instantánea más de osos muertos de hambre, en zonas donde apenas se puede ver nieve. El oso polar necesita gran cantidad de proteínas y grasas animales para mantener su espesa figura, que le permite sobrevivir al frío polar.

Algunos se han mostrado críticos con los fotógrafos al no intervenir, en lo que seguro ha finalizado con la muerte del animal. Sin embargo, insisten en la peligrosidad de acercarse a un animal así y la imposibilidad de pedir ayuda. Lo mejor que pudieron hacer fue dejar las imágenes que nos permiten no olvidar este suceso.

Oso polar con su cria

Cambio climático en los osos polares

Los osos polares dependen enormemente de las capas de hielo que flotan en el océano. Sin hielo, es muy difícil conseguir atrapar alguna foca o león marino, que son su principal presa y que cada vez capturan con menos frecuencia. Las focas son excelentes nadadoras, y para estos depredadores es imposible capturarlas si no están tumbadas plácidamente en placas de hielo.

Ello les obliga a recorrer cientos de kilómetros en busca de comida, con lo cual se acercan incluso a las poblaciones humanas. Estos animales son capaces de consumir cadáveres de ballenas y otros cetáceos, o incluso rebuscar en la basura de las personas, algo que se ve en estas imágenes que han dado una vez más la vuelta al mundo, lo que las ha convertido en un símbolo de lucha contra el cambio climático.

El cambio climático en los osos polares no les causa solamente problemas para alimentarse. Aunque se piensa que el calor es otra de sus amenazas, de momento este oso no tiene mayor problema con el aumento de las temperaturas. Sin embargo, la pérdida de superficie helada fragmenta y reduce su hábitat, lo que hace desaparecer su ecosistema a un ritmo vertiginoso.

El cambio climático no es la única consecuencia humana que amenaza a esta especie, pues los científicos alertan que la polución y la presencia de plásticos está empezando a afectar al sistema endocrino de estos animales. También el consumo de pescado contaminado con mercurio es otro peligro para los osos polares.

Sin hielo, es muy difícil conseguir atrapar alguna foca o león marino, que son su principal presa y que cada vez capturan con menos frecuencia.

Los últimos osos polares

Según las asociaciones conservacionistas quedan menos de 25 ooo osos polares salvajes, y en los últimos años estamos perdiendo muchísimos a causa del cambio climático. De hecho, el oso polar se considerada especie amenazada desde 2008 y se ha unido a una lista de animales en peligro de extinción cada vez más larga.

Oso polar

Se teme que el cambio climático en los osos polares haga que las poblaciones salvajes desaparezcan en 2050, lo cual pinta un futuro más incierto que el de otras especies tradicionalmente más amenazadas, como el oso panda. Paul, uno de los fotógrafos que retrató a este último oso polar, tiene claras las causas de su declive.

El fotógrafo aboga porque comencemos a luchar contra el cambio climático en serio, y no únicamente desde las leyes. Modificar nuestro ingesta de carne y de bienes de consumo parece más necesario que nunca para evitar una catástrofe que se representa en las últimas pisadas de este depredador, el más grande que pisa actualmente la superficie terrestre.

Las imágenes, popularizadas en las redes sociales, siguen removiendo conciencias. Pero veremos si consiguen remover del todo la conciencia humana y promover un cambio real para defender a estos animales.

El fotógrafo aboga porque comencemos a luchar contra el cambio climático en serio, y no únicamente desde las leyes. Modificar nuestro ingesta de carne y de bienes de consumo parece más necesario que nunca para evitar una catástrofe que se representa en las últimas pisadas de este depredador, el más grande que pisa actualmente la superficie terrestre.

Fuente de la imagen principal: Emma

Te puede gustar