10 animales en peligro de extinción

Yamila · 7 noviembre, 2017

El cambio climático, la caza furtiva, el desmonte y la contaminación están haciendo estragos en nuestro planeta. En este artículo te contamos sobre 10 animales en peligro de extinción para que, entre todos, podamos tomar conciencia y evitar su desaparición.

¿Qué animales en peligro de extinción hay?

Lamentablemente, la lista tendría que ser más extensa para hablar de todos los animales en peligro de extinción de la actualidad. Pero te contaremos al menos los que se encuentran más amenazados:

Osos polares en el agua

1. Oso polar

Se estima que si las placas de hielo del Ártico siguen reduciéndose como hasta ahora, en 50 años el oso polar dejaría de existir. A mediados de siglo, la región podría perder toda su masa “terrestre” que le sirve de hogar a este animal. En la actualidad, hay menos de 25.000 ejemplares, los cuales usan plataformas flotantes para cazar focas (su principal alimento).

2. Leopardo Amur

En el mundo sólo hay 40 de estos felinos que, si bien se resisten a la desaparición, están cada vez más cerca de que un ejemplar sea algo extraño. Su hábitat lo comprende el sur de Rusia y el Norte de China. La principal razón por la cual está en peligro de extinción es por la caza furtiva. Su pelaje moteado es valorado entre los coleccionistas.

3. Tigre de Bengala

Sucede algo parecido que con el leopardo Amur, ya que se ha reducido bastante la población debido a que los cazan, supuestamente, porque son peligrosos, aunque en realidad los emplean para disecar o exhibir. Si a eso le sumamos que una buena parte de su hábitat (en los manglares de India y Bangladesh) se está perdiendo por el cambio climático, y el crecimiento del nivel marino, la mala noticia es que para el 2060 ya no quedaría ninguno vivo.

4. Elefante de Sumatra

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, la población de este elefante (uno de los animales más grandes del mundo) ha disminuido en un 70% en las últimas décadas. Sobreviven unos mil entre la selva de Indonesia y, aunque no tienen depredadores naturales, los cazadores de marfil son su principal amenaza.

5. Canguro

Es otro de los animales en peligro de extinción por culpa del calentamiento global. Como la temperatura aumenta, las estaciones secas se hacen más cálidas, y los marsupiales no consiguen agua para beber o pastizales para comer. Además, muchos mueren por ser atropellados cuando intentan cruzar las carreteras en Australia. Y, por supuesto, no tenemos que olvidarnos de quienes los cazan.

6. Vaquita marina

También llamada Marsopa de Mar, es un cetáceo cuya población no supera los 100 ejemplares. De cuerpo similar al delfín, pero con ojos “manchados”, vive en las Costas del Pacífico a la altura de México. El principal motivo de peligro es la pesca de arrastre. Las vaquitas quedan atrapadas en las redes de los pescadores y, al no poder salir a la superficie para respirar, mueren ahogadas.

7. Ballena

Japón es uno de los principales responsables de que la ballena sea uno de los animales en peligro de extinción. La cacería comercial (se le atribuyen poderes medicinales a su grasa y carne) amenaza a las principales especies: Sei, Azul, Franca, Cachalote y Jorobada.

8. Rinoceronte de Java

El cuerno del rinoceronte es muy valioso entre los asiáticos (sobre todo en China), ya que creen que posee propiedades terapéuticas. Hasta hace algunos años, estos grandes animales vivían en Vietnam de forma salvaje. Sin embargo, hoy en día sólo sobreviven 50 en un área protegida de la Isla de Java.

Tortuga de mar

9. Tortuga de mar

Si bien este reptil pone cientos de huevos cada año y vive por décadas, la pesca comercial y la destrucción de las playas está acabando con él. La población de tortugas marinas del Océano Pacífico es cada vez menor, y los científicos y protectores hacen lo posible para que las crías puedan sobrevivir.

10. Orangután

Uno de los familiares más cercanos del hombre es otro de los animales en peligro de extinción debido a varios factores: los incendios forestales producto de la sequía, el talado de los árboles que usan como hogar, las precipitaciones, la caza y las plantaciones de palma. Se cree que podrían desaparecer en el 2050.