León marino: características comportamiento y hábitat

El león marino pertenece a la familia de las focas y las morsas, y vive en diferentes regiones del mundo, siempre en las costas. En el siguiente artículo te contaremos las características, comportamiento y hábitat de este fascinante animal.

Características del león marino

Antes que nada deberías saber que no es lo mismo un león marino que un lobo marino, ya que los primeros son más grandes. A su vez, son dos especies distintas a la foca, la cual presenta piel menos gruesa y pelaje más lado, aunque por supuesto todos pertenecen al grupo de los mamíferos pinnípedos.

El cuerpo del león marino está adaptado de tal manera que puede conservar su calor corporal incluso estando sumergido y a baja temperatura. Esto se debe a que posee una capa muy gruesa de grasa bajo su piel (como sucede en otros animales como el oso polar), con la cual, además, almacena energía y les proporciona los ‘motores’ para desplazarse fácilmente en el agua.

Tiene la capacidad de sumergirse hasta 200 metros de profundidad y permanecer en el agua 40 minutos sin salir a la superficie para respirar. Otro de sus récords es su velocidad de nado: 40 km/h, aunque en tierra es bastante más lento, algo que les ha valido para ganarse el mote de ‘perezosos’, ya que pasan muchas horas tumbados al sol.

Por otra parte, hay que señalar que la dieta de este mamífero marino se compone de todo tipo de animales, ya que es carnívoro: calamares, pingüinos, peces e incluso crías de focas o aves.

A pesar de su gran tamaño, este animal forma parte de la dieta de las orcas y de los grandes tiburones. En el primer caso la pelea puede estar casi perdida debido a las dimensiones de su oponente, pero en el segundo algunos logran escapar de las mandíbulas del gigante pez gracias a su técnica de agotamiento del depredador: el león marino lo cansa para que el tiburón desista.

Comportamiento y reproducción del león marino

Los leones marinos viven en grupos llamados colonias, y una de las características más llamativas es que, aunque cuentan con espacio disponible, se colocan muy cerca unos de otros para darse calor. Sólo se atacan entre sí por cuestiones territoriales y, por supuesto, durante la época de apareamiento.

Justamente, en relación a la reproducción, debemos saber que los machos practican la poligamia, es decir que tienen muchas hembras en su ‘harén’, las cuales no son compartidas con otros del sexo opuesto. Cuando llega a la costa el macho define su territorio y las hembras se unen a su grupo.

Otra cuestión realmente curiosa es que las hembras dan a luz a una cría concebida la temporada anterior –la gestación dura 11 meses– y poco tiempo después se juntan con el macho para comenzar el ciclo otra vez.

Leon marino

Hábitat y especies del león marino

La distribución de este animal es bastante variada y abarca diferentes regiones costeras. De esta manera, podemos hallar leones marinos en Nueva Zelanda, Japón, México, islas Galápagos o Canadá. Estas son algunas de sus especies:

1. León marino de California

Es ‘famoso’ por ser elegido para espectáculos en parques temáticos debido a su inteligencia, aunque su hábitat natural, como su nombre así lo indica, es la costa oeste de Estados Unidos, aunque también se desarrolla en Alaska, Canadá y México.

Cabe destacar que se trata de aun animal bastante sociable y poco agresivo. Además, en cuanto a su supervivencia, se aprovecha de que es un ágil nadador para cazar merluzas, sardinas, calamares y pulpos rojos.

2. León marino de Steller

Es el más grande entre los leones marinos, conocido por su majestuosidad y su belleza, así como también por su notable dimorfismo sexual; los machos son mucho más altos y robustos que las hembras. Viven en el Pacífico norte, entre Rusia y Japón y también en Alaska.

3. León marino sudamericano

Los machos pueden medir 2,7 metros y pesar 350 kilos y, si bien ambos sexos presentan pelaje marrón, las crías son más oscuras. Vive en ambas costas de Sudamérica –Argentina y Chile– y pocas veces se aleja hacia aguas profundas, ya que para conseguir su alimento, que se trata de crustáceos y cefalópodos, se mantiene cerca de la orilla.

4. León marino australiano

Es de los menos conocidos debido a que su colonia es pequeña y está ubicada en una zona poco accesible para el hombre, en las islas del suroeste de Australia. No migran y permanecen toda su vida en un rango de 250 kilómetros.

Te puede gustar