Migración en animales: por qué se produce y cuando

Yamila 7 noviembre, 2017

Con el cambio de las estaciones, podemos ver bandadas de pájaros surcando el cielo, o especies marinas que se desplazan muchos kilómetros en busca de aguas cálidas donde reproducirse. La migración en animales es un evento realmente maravilloso, y en el siguiente artículo queremos contarte un poco más sobre ella.

¿Qué es la migración en animales?

Se trata básicamente de un desplazamiento de un hábitat hacia otro protagonizado por diferentes especies de animales, ya sean terrestres, marinos o aéreos. En el caso de que el movimiento sea masivo, se lo llama invasión o emigración.

Toda migración implica moverse quizás durante varios días o semanas. Los animales pequeños como los anfibios aprovechan las corrientes de agua, y en el caso de las aves, se ayudan con los vientos alisios o el aire ascendente.

Este proceso puede cumplir diversos objetivos, como, por ejemplo, alejarse de las temperaturas extremas (frías o calurosas), conseguir un mejor sitio para reproducirse, huir de los depredadores o procurar alimentos.

Todavía es un gran misterio para los humanos cómo hacen para orientarse los animales que migran. Algunos usan el sol como brújula, otros las estrellas, y existen teorías que indican que se basan en el campo magnético de la Tierra. Incluso están aquellos que pueden seguir rastros olfativos.

Migración: casos más curiosos

Diferentes especies del reino animal como las aves, los invertebrados, los mamíferos, los anfibios, los peces y los reptiles, migran en algún momento de sus vidas. Sin embargo, las migraciones más interesantes son:

Tortugas marinas

1. Tortugas marinas

Son reconocidas por ser las reinas de la migración. Hay dos especies que realizan travesías extensas durante su larga vida. Una de ellas es la Caguama, la cual nace en las costas de Japón y nada todo el Océano Pacífico hasta México para alimentarse. Luego regresa a su tierra natal para aparearse y desovar. El trayecto que realizan es de casi 13.000 km en un solo año.

La segunda es la tortuga Laúd, que nace en el Caribe y luego viaja por las costas de América del Norte para poder alimentarse de medusas. Si no llega a tener éxito, cruza el Océano Atlántico hasta África en un viaje de más de 16.000 km.

2. Águilas calvas

Son las únicas aves marinas de Norteamérica, y cada invierno se juntan en grupos (parvadas) sobre las ramas de los abetos y álamos de una localidad ubicada en el medio de Vancouver, en Canadá. Se alimentan de salmones que tratan de hacer su viaje entre los ríos gélidos de la región. En una sola semana se pueden ver más de 1500 águilas calvas deambulando por la zona.

3. Ballenas

En cuánto a migración en animales marinos, este mamífero realiza el viaje más largo. La ballena franca deja el Polo Sur y atraviesa toda Sudamérica hasta llegar al Norte de Costa Rica. Posteriormente, regresa a su lugar de origen completando una ruta de nada menos que 17.000 km.

En el caso de la Ballena Franca Austral, realiza su viaje debido a la alimentación y a la reproducción. Para esto último, eligen la Península Valdés en Argentina, donde llegan en septiembre y octubre. Luego abandonan la zona, aunque los científicos aún no pueden determinar la ruta que siguen, pero se cree que bordean el sur del continente americano para ir hacia las costas más cálidas del Caribe.

Ballena saltando en el mar

4. Antílopes

Aproximadamente 1 millón de ejemplares atraviesan todos juntos grandes extensiones de planicie entre Tanzania y Kenia para buscar pastizales frescos. En realidad no se trata de una migración en animales “normal”, sino que viajan en un círculo de 2700 km durante todo el año para poder conseguir alimento.

Son acompañados en muchos casos por cebras, alces y gacelas y, por supuesto, seguidos de cerca por los depredadores (cocodrilos, leopardos o leones) para poder atacar ante la primera oportunidad que se les presente.

5. Mariposas Monarca

Son la especie más “popular” con sus colores anaranjados, y también uno de los animales con migración más asombrosa. Cada octubre millones de ejemplares arriban a la zona de Pacific Grove en California para anidar ante el inminente invierno. Luego, viajan hacia los bosques de pinos y eucaliptos de Monterey. Es un espectáculo maravilloso que se produce casi siempre al mediodía.

Te puede gustar