Cinco animales venenosos que no lo parecen

Eugenio Fernández · 17 febrero, 2018
Algunos ejemplares han llegado a ser mascotas en hogares, pues lo cierto es que por su físico no aparentaban ser una amenaza para la salud del ser humano; entre estos se encuentran aves, mamíferos, moluscos, anfibios...

El veneno es una de las principales defensas del reino animal y también una de las principales estrategias de ataque. Aunque todos estamos acostumbrados a asociarlo a las las serpientes más venesosas, a medusas o arañas, existen otras especies que son venenosas y pueden no parecerlo.

Existen diferentes tipos de venenos, y aunque estos animales no tienen los más peligrosos, conviene conocerlos; algunos de ellos han sido incluso adoptados como mascotas, y la mayoría de la gente desconoce sus peligros.

¿Aves venenosas?

Curiosamente, también existen animales venenosos entre las aves; tres géneros de aves pertenecientes a Nueva Guinea ingieren los mismos escarabajos que las ranas flecha, y usan sus bacratoxinas para defenderse de depredadores y parásitos. Las especies que realizan este curioso comportamiento son el ifrita, el picanzo chico y el pitohui.

Este veneno afecta tanto al sistema nervioso como al corazón, por lo que causar una parada cardiorespiratoria, aunque es difícil que esto ocurra pues el veneno debe llegar a la sangre. Sin embargo, el manejo de estas aves para realizar anillamiento científico u otras tareas puede producir quemaduras.

Loris lento

El loris lento es una especie de primate que habita en Sumatra y otros países asiáticos. Por desgracia, se ha popularizado la tenencia de este mono como mascota, a pesar de ser uno de los pocos mamíferos que son animales venenosos.

Y es que este animal posee una toxina inflamatoria que produce una glándula, la cual se encuentra en el codo; este animal se lleva a la boca dicha glándula e inocula el tóxico a través de su mordisco. Además, las hembras untan a sus crías con saliva envenenada para defenderles de los posibles peligros.

Ornitorrinco

Este particular miembro de la fauna australiana está entre los únicos mamíferos que pone huevos, y también uno de esos animales venenosos que no te esperas que lo sean.

Ornitorrinco: características

En general, el ornitorrinco posee características muy extrañas: es un mamífero con pico, que nada y que posee unas espuelas con veneno que se produce de forma estacional.

Es especialmente utilizado para competir con otros machos, y de hecho se produce en época de apareamiento para luchar con otros ornitorrincos. La toxina no es un veneno mortal, pero produce un dolor bastante insoportable.

Musarañas

Algunas especies de musarañas, como la de cola corta, son venenosas; sus dientes no son huecos, pero tienen un surco que sirve de canal para el veneno, que actúa como paralizante e incluso conservante. Permite a la musaraña guardar a sus presas vivas.

Musaraña elefante

La musaraña es un animal que consume mucha comida, por lo que gracias a este veneno puede almacenar alimento duradero durante los meses de invierno. Aunque son animales venenosos, la toxina no es una amenaza para el ser humano.

Cono de oro

Este caracol marino puede parecer inofensivo y elegante a la par, pero poseen un diente en forma de aguja que inyecta veneno paralizante; este diente es lanzado como una flecha, que se fija en la víctima y causa desorientación, parálisis y shock. En este caso, el veneno si es peligroso para el ser humano, lo que le convierte en un molusco muy peligroso para nuestra especie, aunque nada común.