Curiosos hábitos del ornitorinco

Virginia Duque Mirón · 10 febrero, 2018
Se trata de un animal cuya morfología es híbrida entre un ave y roedor, pero es que encima es mamífero –porque amamanta a sus crías– y ovíparo –porque pone huevos– al mismo tiempo; suele desorientarse porque sus ojos solo pueden ver hacia los lados y hacia arriba

¿Conoces al ornitorrinco? Este animal ha despertado las pasiones de muchos y el rechazo de otros. Podría decirse que es uno de esos animales que o te gusta o no puedes ni verlo. A nosotros nos parece de lo más gracioso y especial, y por ello hemos querido que tú lo conozcas un poco más a fondo. ¿Te apuntas a conocer los hábitos del ornitorrinco y más detalles sobre este animal?

El ornitorrinco, un animal muy especial

Antes de entrar en materia, queremos hablar un poco de las características físicas de este animal. Cuando se descubrió hace unas décadas, todos nos sentimos sorprendidos: unos para bien, otros para mal, pero nadie se quedó indiferente ante su presencia. No es para menos, pues el ornitorrinco parece un extraño puzzle que la naturaleza encajó de forma… ¿Diferente?

Su cuerpo es como el de una ardilla, sus patas y pico como los de un pato, y su cola ¡de castor! ¿Se te ocurre una mezcla más original para una animal? No sabemos tu opinión, pero seguro que al menos te parece gracioso. ¿O no?

Ornitorrinco: comportamiento

Lo que también sabemos es que este animalito se ha convertido en algo tan especial que incluso se han hecho dibujos animados y cómics sobre un personaje con forma de ornitorrinco. Ahora bien, son muchos los que conocen su apariencia, pero, ¿cómo es su carácter? ¿Cuáles son los hábitos del ornitorrinco? Hoy te desvelamos todos sus secretos. No te vayas o te lo perderás.

Conoce los hábitos del ornitorrinco

Una de las cosas más peculiares de este animal es que aunque es terrestre, también puede pasar tiempo en el agua. ¡ Y pone huevos! Así que aunque su apariencia es la de un mamífero por su cuerpo de ardilla y su cola de castor, se podría decir que es un ‘mamífero anfibio’.

A pesar de esto, de su abdomen sale leche con la que alimenta a sus crías cuando estas han roto el cascarón. Parece que todo lo que rodea a este animal es, cuanto menos, diferente. Veamos algunos de sus hábitos.

Su aseo personal

El ornitorrinco no necesita que lo bañen, él solito se acicala, lo cual hace con esmero y podríamos decir que obsesión. Cada vez que sale del agua, comienza a peinarse con sus garras traseras, lo cual puede hacer gracias a una articulación presente en sus caderas, así como por su increíble flexibilidad.No se conforma con simplemente darse una pasada, sino que puede pasarse incluso minutos haciendo la misma operación.

Ornitorrinco: alimentación

Se pierde todo el tiempo

Cuando un ornitorrinco se adentra demasiado en el agua, se perderá, ya que su visión no es de 180 grados como la nuestra, sino que solo puede ver a los lados y hacia arriba, nunca de frente. ¿Quién podría volver a casa mirando solo al cielo? No podemos culparle, pobrecito.

Tiene veneno

Seguro que ya estás casi encandilado por este animal y te gustaría ir a tocar uno si lo vieras. ¡Cuidado! A pesar de que es extraño encontrar veneno en un mamífero, el ornitorrinco lo tiene. ¿De qué nos extrañamos? Nada es lo que parece en este animal.

En sus patas traseras tiene una especie de espolón en el que se acumula el veneno y que podría soltar de un solo zarpazo. Es un método de defensa ante depredadores, ya que es una presa atractiva para ellos.

La incubación

El proceso de incubación tarda unos diez días, tiempo en el que la hembra no sale de su aposento más que para hacer sus necesidades y, ¡ah sí! ¡Para peinarse! Ya te dijimos que era una obsesión.

¿Qué te ha parecido conocer más sobre este animal? Seguro que cuando vuelvas a ver uno, lo harás con otros ojos.