Mono tití: características, comportamiento y hábitat

Eugenio Fernández · 1 diciembre, 2017

El mono tití es un primate muy carismático. O mejor dicho, un conjunto de primates, pues cuando hablamos de titíes nos referimos a más de 40 especies de monos de pequeño tamaño, conocidos como calitrícidos.

La mayoría de calitrícidos serán considerados como mono tití, si bien existen unas cuantas especies conocidas como tamarinos.

Características del mono tití

Todos ellos son primates pequeños, si bien su tamaño y peso varía entre los 100 gramos del tití pigmeo y los 800 gramos del tití león dorado. La inmensa mayoría de titíes tienen dos molares.

Además, todos ellos poseen un pulgar oponible similar al nuestro, y una cola no prensil. Sin embargo, a diferencia de muchos otros primates, poseerán garras en lugar de uñas.

Son primates diurnos, y muy dependientes de los árboles. Su dieta, de hecho, gira en torno a ellos. Los monos tití comerán fruta y hojas, e incluso flores, néctar, savia o los insectos que pueblan sus árboles.

Las diferentes especies de mono tití tienen aspectos bastante diferenciados. El más conocido es el tití común, que posee unas orejas peludas y blancas, y un cuerpo de color pardo y grisáceo.

El tití común (Callithrix jacchus), también llamado tití de pinceles blancos debido a sus orejas, es muy conocido por ser una de las mayores víctimas del tráfico ilegal. Esta especie puede vivir en grupos mayores, de 20 ejemplares, e incluso convivir con otra especie como es el mono tití de pinceles negros (Callithrix penicillata).

Otras especies, como el tití león dorado, poseen colores muy llamativos, rojos y ocres que destacan en la flora autóctona. Existen especies muy carismáticas, como el tití algodón, que posee un tupé blanco, además de tonos castaños y grises.

Son primates diurnos, y muy dependientes de los árboles. Su dieta, de hecho, gira en torno a ellos. Los monos tití comerán fruta y floras, e incluso flores, néctar, savia o los insectos que pueblan sus árboles.

Comportamiento

Cuando hablamos de mono tití, hablamos de animales muy territoriales; normalmente viven en grupos familiares, de seis ejemplares. Son de los pocos primates que tienen de forma frecuente partos gemelares. En estas especies, los machos tienen un importante papel en el cuidado de las crías, aunque también ayudan a ello los hermanos de partos anteriores.

Al igual que en otros primates, el acicalamiento o grooming es muy importante para establecer las relaciones sociales y fortalecerlas, y es que no cumple simplemente una función contra los parásitos.

Cualquier mono tití se comunica por sonidos. Estos primates establecen chillidos muy potentes que recorren la selva, y hasta poseen una especie de sintaxis primitiva. También se comunican por olores al dejar sus feromonas en los árboles cuando frotan sus diferentes glándulas.

Hábitat

Todas las especies de mono tití viven en las selvas tropicales de América Central y Sudamérica; habitan en las copas de los árboles durante la mayoría del tiempo. Gran parte de ellos viven en la cuenca del Amazonas, establecidos en países como Colombia, Bolivia, Chile o Perú.

Su hábitat se encuentra amenazado por la explotación maderera, aunque su mayor amenaza es su protagonismo en el tráfico ilegal. Estos animales son capturados de forma ilegal para servir como mascotas en Europa y Estados Unidos. Para ello, al ser tan pequeños, son transportados dentro de botellas de plástico o envueltos por bridas, y muchos mueren asfixiados en el trayecto.

En muchos países no se puede tener un mono como mascota, incluso un mono tití. Aunque parezcan adorables, son muy ruidosos y transmiten muchas enfermedades graves. Son además muy agresivos, pues los seres humanos les asustamos por nuestro tamaño, y tienden a morder si se sienten amenazados.

Cabe reseñar que la dentadura de las diferentes especies de mono tití está capacitada para arrancar la corteza de los árboles, y así consumir su savia. Esto quiere decir que cuando muerden, algo frecuente, además de transmitirnos enfermedades pueden hacernos tremendas heridas.

Estos animales son capturados de forma ilegal para servir como mascotas en Europa y Estados Unidos.