Mono capuchino cebus: características, hábitat y comportamiento

De pequeño tamaño y procedente de América, tal es su inteligencia, que esta especie es capaz de utilizar herramientas para buscar alimento y de fabricar utensilios por sí mismo

El mono capuchino cebus es considerado el más inteligente de los primates debido a su capacidad de aprendizaje y comportamientos. En el siguiente artículo te contaremos todo sobre esta especie en peligro de extinción.

Características y hábitat del mono capuchino cebus

Con una cola larga –que mide casi lo mismo que el torso– y prensil que le permite colgarse de las ramas de los árboles, y un cuerpo negro hasta los hombros y blanco del pecho hacia arriba, el mono capuchino cebus recibe ese nombre en ‘honor’ a los monjes de la orden capuchina que utilizan una túnica oscura con capucha clara.

Existen cuatro subespecies de monos capuchinos dentro del género de los Cebus. Todos ellos son de pequeño tamaño: no superan el metro de altura ni los cuatro kilos de peso. También son llamados ‘cariblancos’, aunque su rostro sea rosado.

Mono capuchino: características

Estos monos se adaptan a diferentes tipos de bosques de Centroamérica (Honduras, Panamá, Costa Rica y Nicaragua) y a algunas áreas de Sudamérica (Colombia, Ecuador, Brasil). 

Se alimentan de frutas, vegetales, frutos secos, semillas, brotes y pequeños vertebrados e invertebrados, como por ejemplo cangrejos, crustáceos, ranas, huevos de aves, insectos y lagartijas, ya que son omnívoros.

Comportamiento y reproducción del mono capuchino cebus

Este primate es de los más inteligentes de la familia; puede utilizar ciertas herramientas para buscar alimentos… ¡También puede construir utensilios él mismo! El cerebro del capuchino es más grande que el de algunos monos de mayor tamaño. También se los ha visto triturar orugas para untarse en la espalda y repeler a los insectos.

Normalmente, vive en manadas de hasta 20 individuos y son más activos entre las cinco y las nueve de la mañana, y entre las tres y las cinco de la tarde; el resto del tiempo duerme o descansa. Pasan muchas horas entre las ramas de los árboles y pueden bajar al suelo para beber agua.

Pueden caminar y correr a cuatro patas, trepar, brincar, galopar y saltar de rama en rama; su territorio comprende entre 30 y 90 hectáreas, y en un mismo día caminan hasta tres kilómetros en busca de alimento o agua.

Mono capuchino: hábitat

Las hembras forman grupos separados de los machos. Estos últimos las ‘visitan’ en época de reproducción, y siempre hay uno que es considerado el alfa o líder, el cual mantiene esa posición durante unos 17 años y es el único que copula con las féminas.

Los monos capuchinos, al igual que muchos primates, se aparean entre los miembros de la misma familia y son fértiles a partir de los siete años. Se reproducen de manera estacional entre diciembre y abril, la gestación dura seis meses y solo dan a luz a una cría. Esta es cargada por su madre en la espalda hasta los seis meses y lo amamanta hasta el año.

Depredadores y caza del mono capuchino cebus

Debido a su tamaño pequeño a mediano, los principales depredadores de este mono son la boa de árbol, la serpiente punta de lanza, el caimán, el jaguar y el ocelote. En algunos casos, el águila harpía puede atrapar a algún cachorro.

Para avisar a su familia que hay peligro, los monos capuchinos gritan muy fuerte y corren velozmente; en pocos casos enfrentan al depredador.

Esta especie es víctima de la caza y comercio ilegal de fauna silvestre, práctica muy común en Centroamérica y norte de Sudamérica. Sumado a eso no podemos dejar de lado las altas tasas de deforestación del bosque y la selva nativas.

Esto hace que la población sea cada vez menor y que algunas de las subespecies estén en peligro crítico de extinción, como es el caso del capuchino de pecho amarillo, el kaapori o el rubio.

Te puede gustar