Mono araña: características, comportamiento y hábitat

Esta especie es muy inteligente –su cerebro es bastante grande en relación a su cuerpo– y destaca por la ausencia del dedo oponible y porque presenta una cola prensil que le sirve de tercer brazo; esta tiene sensibilidad propia

El mono araña es un primate de Sudamérica perteneciente al género Ateles, que hace referencia a la ausencia de pulgar oponible, a diferencia de la mayoría de primates. Estamos hablando de siete especies distintas, si bien la taxonomía ha sufrido varias revisiones gracias a estudios de ADN.

Características del mono araña

Todas las especies de mono araña son gráciles y de aspecto alargado, especialmente por sus brazos y piernas; además, al igual que el mono capuchino y otros primates del Nuevo Mundo, cuentan con una cola prensil que actúa como un tercer brazo, y presenta sensibilidad y marcas similares a la huella dactilar.

Estos monos son de tamaño medio y no sobrepasan el metro de longitud ni los 10 kilogramos de peso, mientras que sus coloraciones varían entre diferentes tonalidades del castaño hasta el negro.

Primates: comportamiento del mono araña

El hecho de que carezcan de pulgar le permite a sus brazos actuar como auténticos ganchos, por lo que son especialistas en desplazarse mediante balanceo con una enorme destreza.

Comportamiento del mono araña

Estos animales pasan gran parte del tiempo comiendo frutos, semillas, hojas e incluso madera y corteza. Su estructura social es de grupos de alrededor de 20 individuos, en los cuales las hembras tienden a dispersarse cuando alcanzan la pubertad para formar parte de clanes diferentes, algo muy raro en primates.

Esta estructura grupal se fragmenta a lo largo del día en subgrupos de cuatro o cinco individuos que se reparten por el territorio para alimentarse. Los clanes de mono araña son bastante cambiantes y, de hecho, se consideran de fisión-fusión, al igual que los chimpancés; el mono araña es un primate muy inteligente, y posee un tamaño cerebral bastante grande en relación a su cuerpo.

Las hembras tienen un hijo cada tres años, tras una gestación de siete meses y medio; la cría permanecerá con la madre seis años antes de ser independiente y su esperanza de vida ronda los 20 años. Esto quiere decir que el mono araña pasa un cuarto de su vida bajo la protección de sus progenitores.

Primates: hábitat del mono araña

Los clanes de mono araña son bastante cambiantes y, de hecho, se consideran de fisión-fusión, al igual que los chimpancés; el mono araña es un primate muy inteligente, y posee un tamaño cerebral bastante grande en relación a su cuerpo.

Hábitat del mono araña

Este primate vive en América Central y Sudamérica; son animales muy ligados a los árboles, por lo que se encuentran en selvas y bosques de clima tropical; uno de sus mayores bastiones es la selva amazónica, amenazada por la deforestación. Las diferentes subespecies se distribuyen en México, Brasil, Venezuela, Colombia y Ecuador. Comparten hábitat con otros primates, como el mono tití.

  • Ateles paniscus: el mono araña negro habita al norte del río Amazonas: en Surinam y el norte de Brasil.
  • Ateles belzebuth: el mono araña común se distribuye por el norte de Perú, oriente de Ecuador, Colombia, sur de Venezuela y norte de Brasil.
  • Ateles chamek: hablamos del mono araña peruano, que habita en Bolivia, Brasil, Colombia y Perú.
  • Ateles hybridus: el choibo es la especie colombiana, que está en peligro crítico de extinción.
  • Ateles marginatus: el mono araña de cara blanca es endémico de Brasil y se encuentra amenazado.
  • Ateles fusciceps: nombre científico del mono araña de cabeza negra, primate altamente amenazado que vive en Panamá, Colombia y Ecuador.
  • Ateles geoffroyi: es el mono araña más norteño, pues se encuentra principalmente en México.

Las principales amenazas de esta especie son la pérdida de hábitat y la caza. Y es que los parques naturales que acogen a estas especies son codiciados por diversas industrias, mientras que la actividad humana penetra cada vez más en el hogar del mono araña, además de fragmentar estos ecosistemas.

Te puede gustar