¿Me puedo llevar a mi perro al río?

Francisco María García · 26 agosto, 2018
Aunque en países como España la legislación no dice nada acerca de llevar a nuestra mascota a un río, en cualquier caso hay que tomar ciertas precauciones y tratar de respetar al resto de usuarios

Llega el verano y las vacaciones, y no hay mejor plan que salir a darse un chapuzón con la mejor compañía, tu mascota. Y es aquí cuando surge la duda de si es posible llevar al perro al río o si existe alguna ley que lo prohíba.

A diferencia de otros países, en España no existe una normativa o ley exclusiva que regule el ingreso o no de canes en determinadas aguas públicas. Sin embargo, hay lugares que no permiten el ingreso de canes y otros que sí; esto depende de dónde se vaya y en qué época del año.

El perro al río, ¿es una buena idea?

En principio, no hay nada que lo impida. La diversión no solo es para los humanos, sino también para los perros que se divierten acompañando a sus dueños en los paseos y excursiones.

Este día en el río será ideal para que el can tome un baño, se refresque y tenga su momento de ocio fuera de su ámbito natural. No solo el animal disfrutará, sino que su dueño también tendrá una experiencia que recordará.

Consejos para refrescar al perro en veranos intensos

El calor intenso no solo repercute en la energía y humor del can, sino que también se pueden producir los conocidos golpes de calor. Por eso, es muy importante tener en cuenta algunos consejos durante el verano, para que tu perro lo pase mucho mejor y más fresco.

Verano y tu mascota

A continuación, veremos algunos tips para el verano que no conviene olvidar:

Buena hidratación

La hidratación es tan importante en las personas como en los animales. Es sumamente importante que el perro disponga de agua fresca y limpia durante todo el día. Sobre todo, hay que prestar especial atención en verano, ya que el agua suele evaporarse o calentarse.

Una buena forma de asegurarle la hidratación adecuada consiste en poner bebederos repartidos en distintos lugares donde el perro habitualmente descansa. Y en los casos en el que lleves al perro al río, también es fundamental asegurarnos de que tome agua; para ello, es muy útil un bebedero portátil.

Mojarlo es una buena manera de mantenerlo fresco

Para bajar la temperatura corporal del animal es muy positivo mojarle la cabeza y el cuerpo. Además de una piscina doméstica, un día en el río puede ser una mezcla de hidratación corporal y de salud.

Precauciones para ir con tu perro al río

Aunque parece que no hay riesgos al pasar un día con tu mascota en el río, hay algunos consejos muy útiles a tener en cuenta:

  • Una vez te encuentres en el espacio de baño, asegúrate de proteger a tu mejor amigo del exceso de sol, incluso con protector solar. En el mercado encontrarás productos específicos.
  • Otro aspecto de protección importante es el de las almohadillas. Normalmente, la arena y las piedras pequeñas que rodean al río tendrán una elevada temperatura, que puede producir quemaduras en tu mascota; utiliza protectores para almohadillas.
  • Tienes que vigilar si en los alrededores del agua de río hay cristales rotos, restos de latas de refrescos, o cualquier cosa que pueda cortar o lastimar a tu perro.
  • Es posible que algunas zonas del río sean de mucha profundidad. Lo mejor es asegurarse de que el animal se bañe en una zona donde el agua no le cubra por completo.
  • Junto a lo anterior, siempre debemos recordar que hay gente en los ríos a quienes no les gustan los perros. En estos casos, lo ideal es encontrar el equilibrio entre nuestro disfrute y la habilidad para no molestar a los demás.
Perro saltando en el agua

Lugares recomendados para llevar a tu perro al río

Huesca es una provincia con una gran oferta para llevar a tu perro a disfrutar de un buen chapuzón, en cuanto a ríos y piscinas naturales: río Alcanadre en Bierge, ríos Bellós y Cinca en Puertólas, río Subordan en el valle de Hecho y el embalse de Bubal en Biescas, entre otros.

Otra ciudad con varios espacios para compartir con tu mascota es Teruel. Posee algunos embalses que son muy buenas opciones para pasar el calor estival junto a los perros: el embalse de Arquillo de San Blas y Valbona. También son una buena alternativa las playas fluviales del río Bergantes en Aguaviva.

Estos son algunos de los rincones fluviales más bellos que podemos encontrar en España, una excelente opción para ir a pasear con tu perro y darse un chapuzón en sus aguas.