¿Cómo curar heridas en las almohadillas de los perros y gatos?

Alba Muñiz 25 mayo, 2016

Las almohadillas de los perros y de los gatos son partes de sus cuerpos muy propensas a sufrir heridas difíciles de curar, ya que están siempre en contacto con el suelo. Por eso debes prestar especial atención al lugar por donde pisa tu mascota. Si sufre alguna lesión, puedes curarla o proporcionarle primeros auxilios.

Las almohadillas, una zona de riesgo en el cuerpo de tu mascota

patas del perro

Las calles de la ciudad, el parque, el campo o la playa, además de ser el escenario de paseos y juegos con tu amigo peludo, pueden ser el lugar donde tu mascota se lastime las almohadillas si se topa, por ejemplo, con:

  • Vidrios
  • Piedrecitas que pueden clavarse fácilmente en la planta de sus patas
  • Chatarra

Por eso es importante que revises sus patas tras estas excursiones, para que, si se produjo alguna herida, la atiendas con rapidez.

Además, ten en cuenta que tu casa también puede ser fuente de peligro para tu mascota, sobre todo si se dejan objetos afilados o cristales rotos sin recoger. E incluso las temperaturas extremas podrían atentar contra las almohadillas de tu perro o de tu gato.

Las almohadillas de tu mascota son una zona propensa para sufrir heridas de distinta consideración. Si las lesiones no son graves, puedes curarlas tu mismo.

En qué casos puedes atender tu las lesiones en las almohadillas

De acuerdo a la gravedad de la herida que el animalito presente en sus almohadillas, tendrás que resolver si lo curas tú o lo llevas al veterinario de urgencia.

En el caso de que brote mucha sangre de la lesión o notes que tiene algún objeto incrustado de forma profunda, lo mejor será recurrir de inmediato a la ayuda de un profesional. Pero si la herida es superficial puedes proceder a tratarla tú.

En todo caso, observa cómo evoluciona el cuadro y, ante la menor duda de que algo puede andar mal, recurre a un especialista.

Cómo debes proceder para curar heridas en las almohadillas de tu gato o de tu perro

Lo primero que tienes que hacer para curar una herida en las almohadillas de tu mascota es desinfectarla. Utiliza una gasa embebida en alguna solución antiséptica, preferiblemente de uso veterinario. La Clorhexidina puede ser una buena opción.

Recuerda que los animales tienen un pH muy distinto al de las personas y, por lo tanto, si usas algún producto para humanos puedes provocarle mayor daño a su herida.

Por tal motivo, es bueno siempre tener un botiquín de primeros auxilios para mascotas y equipado, según estrictas indicaciones del veterinario, con todo lo que se necesita para asistir a los amigos peludos en una emergencia médica.

Vendar o no vendar, esa es la cuestión

Tras la desinfección, si bien lo ideal sería que la herida del animalito cure al aire, procede a ponerle algún tipo de vendaje para que la pata no quede expuesta a infectarse por contacto con la suciedad de las distintas superficies que pisa.

Además, ya sabes que lo primero que hará tu mascota será mordisquear la zona afectada. Así que si insiste con el tema, quizá lo mejor será que también le pongas un collar isabelino, al menos en un primer momento.

Es conveniente que cubras la herida, entonces, con dos o tres capas de gasa enrollada. No ajustes demasiado el vendaje porque si disminuyes la circulación de la sangre se demorará el proceso de curación.

Presta atención a la evolución de las heridas en las almohadillas

mi gato se lame

 

Si todo evoluciona bien, limpia la herida y cambia el vendaje a diario hasta que sane por completo. Mientras tanto, no dejes que tu gato se vaya de parranda y limita las salidas del perro solo para que haga sus necesidades.

Lo ideal es que, cuando el peludo salga a la calle, cubras su pata lastimada con algún tipo de envoltorio plástico o le pongas algún zapato especialmente diseñado para mascotas que, como te podrás imaginar, se consigue en las tiendas especializadas en este negocio.

Y, una vez más, recuerda que ante el menor indicio de que la lesión empeora, debes recurrir de urgencia al veterinario.

 

 

Te puede gustar