Mal de oso en caballos: causas, síntomas y tratamiento

Virginia Duque Mirón · 21 enero, 2018
Los trastornos compulsivos de los equinos, en forma de 'tics' que se repiten una y otra vez, suelen atender a motivos psicológicos

El mal de oso es conocido también como el ‘tic del oso’ y es un trastorno del comportamiento de los caballos que viene a verse representado como tics. Te queremos hablar de todo lo relacionado con este tipo de supuestas ‘manías’,  incluido el tratamiento para frenarlo.  ¿Te quedas con nosotros para descubrirlo?

Mal de oso en caballos, en qué consiste

Este movimiento reflejo que los caballos se acostumbran a hacer tiene que ver con balanceos y movimientos repetitivos de la cabeza, cuello y en ocasiones incluso extremidades posteriores. Los caballos tienen multitud de manías, actitudes que se convierten en compulsivas, por lo que no podríamos señalar a este tic como una enfermedad.

Causas

Las causas del mal de oso en caballos suelen ser psicológicas. No quiere decir que tengan una enfermedad muscular ni mucho menos, aunque también podría darse el caso. Las manías de las que os hablábamos siempre tienen una causa detrás y esta no lo es menos.

Caballos de carreras: Cuarto de Milla

Puede darse en el caso de caballos que se aburren, que pasan mucho tiempo solos en las cuadras, que han perdido a un compañero del establo, o incluso a un amor o un hijo, entre otras muchas causas. El estrés, el nerviosismo y la ansiedad, sin duda, son los principales motivos de los que pudiéramos comenzar a percibir este mal en los caballos.

Síntomas

Como todo trastorno psicológico, el mal de oso en caballos se verá claramente en los siguientes síntomas:

  • Falta de apetito
  • Reducción de energía, causada por el anterior síntoma
  • Aislamiento social
  • Tristeza

Los caballos con el mal de oso tienden a aislarse y por tanto a entristecerse. Es irónico, ya que en muchos casos este mismo aislamiento podría ser la causa del tic. Además, este trastorno es contagioso, así que si hay varios caballos en una cuadra y uno tiene el mal de oso, muy pronto el resto lo tendrá.

Es esencial que en cuanto notes alguno de los síntomas señalados o creas que tu caballo está pasando por algunas de las causas citadas, tomes medidas de inmediato para que el mal no vaya mayores y se extienda entre los demás animales de tu cuadra.

Tratamiento del mal de oso en caballos

Como en realidad este tic se podría considerar como un vicio, hay que ser consciente de que los vicios son muy difíciles de erradicar. No obstante, hay distintas alternativas que se pueden hacer para intentarlo:

Adiestra a tu caballo

Sacarlo a correr. Como una de las principales causas del mal de oso en caballos es el estrés, el ejercicio puede ser beneficioso para eliminarlo. Sacar al animal a correr le permitirá desfogarse, soltar adrenalina y liberar toxinas. Todo esto mejorará su estado de ánimo y ayudará a que el estrés desaparezca.

Dar paseos. Dar paseos relajantes al aire libre reducirá la ansiedad. Disfrutar de la naturaleza no es algo que solo nos guste a nosotros. Los animales están hechos para eso también. No lo montes, simplemente ponle una cuerda y pasea junto a él de manera relajada.

Dale compañía. Nadie mejor que tú conoce a tu caballo. Si piensas que la causa de esto es que está solo mucho tiempo, o todo el tiempo, proporciónale un caballo o incluso una oveja –animal con el que se llevan muy bien los caballos– para que se sienta acompañado. Es posible que veas cambios antes de lo que esperabas.

Es posible que otros caballos le den de lado por algún motivo que no conozcamos. Si crees que se aísla porque este pudiera ser el problema, intenta cambiarlo de cuadra.

Dale cosas que hacer. Pelotas y otros objetos para caballos será una buena opción para que su cuadra esté llena de cosas que hacer. Si los tiene allí, no les hará caso omiso, te lo aseguramos.

Cuelga una pelota en la puerta. Poner una pelota en el centro de la puerta de la cuadra ayudará a que el animal centre su atención, siempre mirando hacia delante y sin mover la cabeza. Entiendes qué logras con eso, ¿verdad?

Esto es todo lo que podemos decirte del mal de oso en caballos. Esperamos que nuestros consejos te ayuden.

Cría de caballos: consejos y consideraciones