Lagarto monitor acuático: ¿cuál es su alimentación?

17 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
El lagarto monitor acuático es un gran reptil de la familia de los varanos. Habita en gran parte del sureste asiático.

El lagarto monitor acuático (Varanus salvator) es un reptil de gran tamaño, de la familia de los varánidos. Un ejemplar adulto puede llegar a medir más dos metros de largo, lo que le convierte en el segundo miembro de mayor tamaño de su familia, por detrás del dragón de Komodo.

Estos majestuosos reptiles tienen una amplia distribución y, de hecho, se pueden encontrar variaciones morfológicas entre las subespecies de distintas regiones. Son reptiles semiacuáticos que viven en manglares, pantanos y humedales, pero también se los puede avistar en zonas de cultivo de arroz o aceite de palma.

Lagarto monitor acuático: el segundo varano más grande del mundo

Este varano suele medir unos 2,5 metros de longitud y puede llegar a pesar hasta 60 kilogramos en estado salvaje. Es de color marrón oscuro, con puntos amarillos y negros que forman cadenas transversales y tienden a ser menos visibles con la edad.

El cuerpo es musculoso, así como la cola —comprimida lateralmente— que utiliza para desplazarse por el agua e intimidar a los competidores. El lagarto monitor tiene una esperanza de vida de unos 15 años en estado salvaje, aunque en cautividad puede llegar a los 29 años si su mantenimiento es el adecuado.

Al contrario que sus congéneres, los dragones de Komodo, los varanos acuáticos no se encuentran bajo amenaza según Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), pues se han adaptado bastante bien a ambientes humanos.

Un varanus salvator cruza una carretera.

Un carnívoro voraz

El lagarto monitor acuático es un animal carnívoro, que se alimenta de una gran variedad de presas. Estos reptiles tienen capacidad para comer casi cualquier cosa que pueda caber dentro de sus estómagos.

Las presas habituales son las aves y sus huevos, pequeños mamíferos —como ratas y murciélagos—, peces, otros reptiles —incluso son capaces de comer a otros lagartos monitores—, crustáceos, moluscos, insectos y carroña. Gracias a su olfato, estos cazadores detectan a las presas por el olor y las persiguen hasta capturarlas y devorarlas.

Los varanos acuáticos no comparten su comida

Los varanos suelen ser animales solitarios y territoriales. Si un individuo consigue una presa, este tiene que protegerla de los demás competidores de forma agresiva.

Cuando se producen las luchas por los recursos, normalmente los más pequeños son los que tienen las de perder. Los ejemplares más grandes y fuertes no comparten su comida ni dejan restos. Es más, pueden producirse violentos ataques a los intrusos que intentan probar la presa de otro.

Alimentación del lagarto monitor acuático en cautividad

En los últimos años la cría en cautividad de esta especie se ha expandido, lo que ha permitido la llegada al mercado de una gama de ejemplares únicos tanto en personalidad como en apariencia. Estos reptiles suelen ser más pequeños que los avistados en la naturaleza pero, aun así, su crianza puede suponer todo un reto y, hasta cierto punto, una irresponsabilidad.

Durante su primer año de vida

Son animales con mucho apetito y con un crecimiento muy rápido. Lo aconsejable es alimentarlos todos los días o cada dos días durante su primer año de vida, momento en el que se produce el mayor crecimiento.

Un lagarto bien alimentado puede no querer comer durante unos pocos días, mientras que uno alimentado con pequeñas y frecuentes tomas puede tener un apetito constante.

Las dietas de las crías suelen ser principalmente insectívoras y una opción muy popular suelen ser los grillos y las cucarachas. Además de una dieta cuantiosa y nutritiva, es importante agregar un suplemento de calcio y vitamina D3.

Alimentación para lagartos de un año y más

Conforme crecen, estos animales van comiendo presas más grandes, como roedores, peces y aves de corral pequeñas. Los lagartos de un año pueden comer presas enterar de tres a cuatro veces por semana, mientras que los adultos mayores de dos años pueden ser alimentados con menos frecuencia, de dos a tres veces por semana.

El lagarto monitor acuático es oportunista y rara vez se niega a comer, lo que significa que puede ser propenso a la obesidad en cautiverio. Esto puede resultar en diferentes problemas de salud, que a la larga reducen su esperanza de vida.

Después de alimentarse, los reptiles suelen tomar el sol para ayudar a la digestión del alimento. Por ello, en cautividad se suelen utilizar focos calefactores para que su recinto tenga las condiciones adecuadas de temperatura y luz.

Un lagarto monitor acuático tumbado.

Piensa antes de adquirir un lagarto monitor acuático o cualquier tipo de reptil como mascota, pues necesitas un gran espacio para el terrario —sobre todo si el animal es de gran tamaño— y una fuerte inversión en equipos para mantener las condiciones de su hábitat natural, así como su alimentación.

Resulta muy difícil, por todas estas razones y muchas más, recomendar a un lagarto monitor como mascota exótica. Existen opciones mucho más viables en el mercado que no comprometerán la vida del animal ni la tuya propia en el proceso.

  • Bennett, D., Gaulke, M., Pianka, E.R., Somaweera, R. & Sweet, S.S. . 2010. Varanus salvatorThe IUCN Red List of Threatened Species 2010: e.T178214A7499172.
  • Shine, R., Harlow, P. S., Keogh, J. S., & Boeadi. (1996). Commercial harvesting of giant lizards: The biology of water monitors Varanus salvator in southern Sumatra. Biological Conservation, 77(2-3), 125–134.
  • reptilesmagazine.com. Asian Water Monitor Breeding And Care Tips, 2018.