Las vitaminas y calcio en las iguanas

Yamila · 12 diciembre, 2018
Entre las razones de la falta de calcio en las iguanas están una dieta desequilibrada y la falta de contacto con la luz solar

Tener una mascota conlleva mucha responsabilidad y varios cuidados. Y en el caso de las exóticas debemos prestar más atención a sus requerimientos especiales. En este artículo te contaremos todo sobre la falta de vitaminas y calcio en las iguanas, y cómo revertirlo.

¿Falta de vitaminas y calcio en las iguanas?

Ya que las iguanas se ‘convirtieron’ en mascotas hace poco tiempo, aún nos falta aprender mucho sobre ellas. Uno de los principales problemas que presentan estos reptiles es la falta de ciertos nutrientes debido a una dieta desequilibrada.

A los veterinarios les llama la atención que buena parte de la población presenta una enfermedad llamada osteodistrofia o enfermedad ósea metabólica, la cual se produce por una falta de calcio en el organismo.

Principalmente, este problema aparece en los primeros meses tras la llegada de la iguana al hogar, sobre todo si es un ejemplar joven. Los huesos van sufriendo una descalcificación progresiva y esto produce una deformidad en la mandíbula (queda más corta que el maxilar superior) y en las extremidades (le dan un aspecto de mayor robustez).

Otro síntoma de la osteodistrofia es un mayor riesgo de padecer fracturas en las patas delanteras y traseras, cojeras, abultamientos en las extremidades y hasta parálisis. Incluso, cuando esto último sucede, la iguana presenta estreñimiento y abultamiento del abdomen debido a que no puede eliminar correctamente las heces y los gases.

Esta patología puede estar causada por varios factores, como poco contacto con la luz solar y los rayos ultravioletas que activan la vitamina D y permite al animal absorber calcio desde el intestino. Esto también sucede cuando la iguana se mantiene pocas horas debajo de la luz fluorescente que se instala en las peceras.

Alimentación de la iguana

Otro motivo de falta de calcio en las iguanas es una dieta excesiva en fósforo, ya que ambos nutrientes ‘compiten’ entre sí y el primero no se puede fijar en el cuerpo como corresponde.

Lamentablemente, muchas iguanas no reciben una alimentación adecuada o viven en condiciones que distan bastante de ser ideales. Esto no quiere decir que los dueños lo hagan a propósito, pero en ocasiones el desconocimiento es muy peligroso.

¿Cómo evitar o reducir la falta de vitaminas y calcio en las iguanas?

Como primera medida, es muy importante consultar con un veterinario para que indique cómo debe ser la alimentación adecuada para tu mascota, sin importar a qué especie pertenezca.

Si hace poco que has adoptado a una iguana, entonces tendrás que informarte muy bien sobre todas sus necesidades, no solo alimentarias, sino también en cuanto a exposición a luz solar. No olvides que se trata de un reptil de sangre fría y que precisa el calor para elevar la temperatura corporal.

Algunos médicos indicarán administrarle un complemento de calcio o de vitaminas y, en ese caso, debemos cumplir al pie de la letra con lo prescrito. Igualmente, eso no significa que podamos ‘olvidarnos’ de ofrecerle comida variada y de calidad a nuestra mascota.

Qué comen las iguanas

Usualmente, la dosis semanal de vitaminas para una iguana joven –de hasta dos años de vida– es de dos veces y para una iguana adulta solo una vez. Quizás hayas leído que existen unos aerosoles de vitaminas para reptiles, los cuales se aplican sobre la piel, pero no está comprobado que sean eficaces y puedan solucionar un problema de salud grave.

Lo más recomendable cuando hay falta de vitaminas o calcio en las iguanas es ofrecerle una alimentación balanceada y acorde a sus necesidades. Ten en cuenta que estos reptiles ahora domésticos son herbívoros. Esto quiere decir que no comen insectos ni animales de ningún tipo.

Su dieta está compuesta en un 70 % por verduras, un 15 % por frutas y el 15 % restante por ‘pienso’ especial que se vende en las clínicas veterinarias y tiendas de mascotas.

Por último, te aconsejamos que entre los vegetales que le ofrezcas nunca falten aquellos que más vitaminas y calcio aportan: lechuga, remolacha, acelga, col y perejil. En menor medida, proporciónale pepino, tomate, calabacín y pimiento. Las frutas aptas son fresa, plátano, manzana, pera y melón.

Martínez, M., Arcos, J., Veléz, L., Mendoza, G y López, R. (2015). La iguana verde (Iguana iguana ) y sus parásitos en una unidad de manejo intensivo en la costa de Oaxaca. Temas de Ciencia y Tecnología.