El proceso veterinario cuando hospitalizan a tu mascota

Francisco María García · 11 febrero, 2018
No alarmarse es la condición sine qua non para tenerlo todo bajo control, ya que ante una emergencia lo más probable es que nuestro compañero sea internado en un hospital clínico veterinario; sin embargo, cuando el asunto es de menor gravedad, nuestro ejemplar puede guardar reposo en casa con las grandes ventajas que supone

Muchos propietarios se asustan solo en pensar en la posibilidad de hospitalizar sus mascotas. Generalmente, la hospitalización es asociada a un cuadro de salud negativo; en un principio, la clave está en tranquilizarse y pensar que nuestros amigos recibirán la mejor atención 24 horas al día.

Si hospitalizan a tu mascota, será importante contar con los conocimientos apropiados para saber cómo proceder y mantener la calma. A continuación, te respondemos algunas de las preguntas frecuentes sobre la hospitalización veterinaria.

Dónde hospitalizan a tu mascota

Si tu mascota necesita ser hospitalizada por una emergencia, probablemente será derivada a un hospital clínico veterinario (HCV), pues pocas clínicas ofrecen hospitalización. El HCV cuenta con sectores exclusivos para internamientos que se encuentran separados de las demás instalaciones hospitalarias.

Cada sector es destinado a un tipo de animal, o sea, perros, gatos y tortugas no quedan en el mismo ambiente. Generalmente, cada HCV tiene dos salas exclusivas para perros, un sector dedicado a los gatos, y otra sala especial para especies exóticas.

Perro enfermo

Cada perro queda en una sala de internamiento según su tamaño y tipo de enfermedad o atención médica requerida. Los animales de gran tamaño suelen contar con un sector más amplio para poder sentirse cómodos durante su estadía. Además, los canes con enfermedades infecciosas son hospitalizados en una zona de aislamiento exclusiva.

Qué tipo de atención recibe tu mascota en la hospitalización

Depende fundamentalmente del estado de salud de tu mascota; cada animal recibe la atención médica requerida por su diagnostico específico. No obstante, todos los sectores de hospitalización ofrecen tratamientos intensivos disponibles las 24 horas del día.

Además, los animales internados reciben de dos a tres visitas diarias del veterinario encargado de su cuadro clínico. Y para asistir a cualquier urgencia, la zona de hospitalización cuenta con veterinarios y enfermeros de guardia. Ello se suma a la colaboración de estudiantes de Medicina Veterinaria que se encuentran en el último año de su carrera.

Tu mascota puede recibir visitas durante la hospitalización

Sí, los HCV tienen previsto un horario de visita para que los propietarios y tutores puedan ver sus mascotas y quedarse más tranquilos. Si hospitalizan a tu mascota, en muchos casos podrás contar con dos horas de visita, de lunes a viernes, normalmente durante la tarde.

Sin embargo, lo aconsejable es consultar al veterinario antes de realizar una visita cuando hospitalizan a tu mascota. Muchas veces la visita del propietario puede dejar el animal ansioso o nervioso y puede ser perjudicial para su recuperación.

Hospitalización domiciliaria para mascotas

En cuadro clínicos más leves, recuperaciones o patologías crónicas, la hospitalización en casa es una alternativa viable. Aunque muchos tutores tengan miedo de no ofrecer la correcta asistencia a sus mascotas, esta opción presenta numerosos beneficios.

Veterinario y perro

En principio, el perro contará con la comodidad de su propio hogar y se sentirá más seguro en un ambiente familiar. Ello facilita su recuperación o mejoría de un cuadro negativo y también proporciona una agradable sensación de bienestar y acogimiento. Para los pacientes crónicos o terminales, esta alternativa es crucial para mejorar su esperanza de vida.

Además, muchos perros y gatos pueden mostrarse constantemente nerviosos o ansiosos durante su estancia en una clínica u hospital veterinario. Esta reacción negativa suele ser frecuente en animales ancianos o que no están acostumbrados a convivir con otras mascotas. Nuevamente, la mejor opción es optar por la hospitalización en casa.

Beneficios de hospitalizar tu mascota en tu propio hogar

A continuación, te añadimos otras ventajas de la hospitalización domiciliaria para mascotas:

  • Facilidad de acompañamiento: al estar en casa, tu mascota podrá beneficiarse de tu presencia, y será más fácil acompañar la evolución de su estado de salud sin necesitar trasladarte todo el tiempo.
  • Aplicar terapias alternativas, como musicoterapia o aromaterapia, en la recuperación de tu mascota. Estas técnicas generalmente no son realizadas en las clínicas u hospitales y traen enormes beneficios para el bienestar de tu compañero.
  • Reducción de gastos: en términos económicos, la hospitalización en casa también es conveniente. Representa una economía en trasporte e instalaciones hospitalarias.
  • Menor probabilidad de adquirir patologías secundarias: en caso de animales debilitados o ancianos, el hospital o clínica veterinaria puede ser una puerta de entrada para numerosas patologías secundarias y contagios. Al estar en casa, con la debida higiene, la mascota podrá evitar exponerse a agentes patógenos.