Consejos para proteger a un perro del sol

7 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
¿Por qué proteger a un perro del sol? Porque los perros son susceptibles al daño solar. La exposición excesiva puede provocar quemaduras y cáncer de piel en nuestros amigos.

Muchas veces nos preguntamos qué tan necesario es proteger a un perro del sol, pues después de todo tienen su capa de pelo. Lo cierto es que los perros que tienen su pelaje delgado, irregular, o incluso de color claro, pueden sufrir quemaduras solares.

Independientemente del pelaje o la raza, todos los perros necesitan protección solar en áreas expuestas como la nariz, las orejas y la panza. Además, al igual que las personas, repetir la aplicación durante todo el día es crítico para que la protección sea efectiva.

A la hora de proteger a un perro del sol, ¿qué bloqueador es el ideal?

Seguramente, la primera pregunta que viene a tu mente sea: ¿es necesario comprar protector solar especial para perros o le compartes el tuyo? Los perros necesitan protector solar especialmente formulado ellos. Existen protectores comercialmente disponibles, no grasos, en aerosol.

No se recomienda el uso en perros de bloqueadores ideados para las personas. Esto es así porque contienen algunos de los ingredientes, como el óxido de zinc y el ácido para-aminobenzoico (PABA), que son tóxicos para los canes si estos se lamen el producto. En caso de apuro, el protector solar para bebés funcionará.

Es importante tener en cuenta que, cuanto más clara sea la piel y el pelaje del perro, mayor será el SPF a usar. En general, el mínimo para cualquier perro es de 15 SPF.

Durante la aplicación, asegúrate de evitar ponerlo en sus ojos. Debes aplicarlo con frecuencia, especialmente durante las horas pico de sol y luego de nadar.

También es una buena idea probar el protector solar en un área pequeña de la piel de tu perro antes de aplicarlo en todas partes para asegurarte de que no lo irrite.

Por precaución, antes de usar el protector solar en tu perro, consulta con tu veterinario para asegurarte de que sea apto para tu mascota en particular.

Perro sobre una tabla de surf

¿Por qué proteger el vientre de tu perro?

Los vientres caninos son particularmente susceptibles a las quemaduras solares porque los perros tienen el pelo más delgado en el vientre. Además, debemos tener en cuenta que los rayos UV se reflejan desde las aceras, la arena de la playa y otras superficies, y pueden quemar fácilmente la tierna barriga de tu mascota.

La exposición solar excesiva puede inducir dermatitis solares; las quemaduras también pueden generar piodermas o infecciones en la piel. A la larga, y en el peor de los casos, las quemaduras de piel son un factor de riesgo importante para el cáncer de piel canino.

Si tu perro adora el sol y le encanta dormir sobre la espalda, asegúrate de aplicar protector solar en las axilas y otras áreas expuestasde la parte inferior.

Minimiza la exposición

Mantén a tus mascotas en el interior cuando el sol esté más fuerte. Esto suele ser entre las 11:00 y las 15:00, pero obviamente depende de el lugar en el que vivas. Una buena regla general es que si es la hora pico de bronceado, no es cuando quieres que tu mascota esté afuera.

Usa ropa especial con protección solar

Si tu mascota parece adorar la playa, y siempre quiere acostarse a tomar el sol, considera usar ropa protectora. Sí, ropa. Actualmente, existen varias compañías que fabrican ropa para mascotas con protección solar. También puedes vestirlo con una camiseta ligera para ayudar a cubrir el vientre sin pelo.

Perro con gafas de sol en la piscina

Proporciona sombra

Esto es una obviedad. Cuando decidas pasar el día fuera, encuentra sombra natural en el área, provista por árboles o edificios. Si no hay sombra natural, trae una sombrilla.

¿Qué puedes hacer si tu perro se quema al sol?

Muévelo a un lugar sombreado o interior tan pronto como sea posible y aplícale compresas frías sobre su piel. Consulta a tu veterinario si su piel se ve muy roja o con ampollas.

En definitiva, asegúrate de seguir estas precauciones en tus salidas con tu amigo. Proteger a un perro del sol es mejor que tratar las quemaduras, especialmente si tienes una mascota con riesgo de cáncer de piel.

También, mantente atento a lesiones cutáneas sospechosas y lleva a tu mascota al veterinario si tienes alguna inquietud. Tengamos en cuenta que el diagnóstico temprano de cáncer de piel puede conducir a un mejor pronóstico. Protégete tú de los rayos dañinos del sol este verano… ¡pero no olvides proteger a tu mascota!

  • Scarff, D. (2017). Solar (actinic) dermatoses in the dog and cat. Companion Animal, 22(4), 188-196.
  • Hargis, A. M., Thomassen, R. W., & Phemister, R. D. (1977).Chronic dermatosis and cutaneous squamous cell carcinoma in the beagle dog. Veterinary pathology, 14(3), 218-228.