Quemaduras en perros: prevención y tratamiento

Camila O.Thomas · 9 junio, 2019
En la mayor parte de los casos, las quemaduras en perros son ocasionadas por accidentes domésticos; estas quemaduras pueden ser térmicas, eléctricas o químicas, y pueden causar daño superficial o profundo

Las quemaduras en perros pueden ser causadas por una variedad de accidentes domésticos. Estos accidentes pueden incluir equipos eléctricos y sustancias químicas, muy peligrosas.

Las quemaduras muy leves se pueden tratar en el hogar y solo causan daños superficiales. Sin embargo, las quemaduras más graves requieren atención médica de un veterinario. Estas lesiones pueden causar daños profundos y graves, a veces días después de ocurrido el accidente.

Causas de quemaduras en perros por accidentes

En las quemaduras térmicas, las principales causas son el calor directo emitido por estufas, radiadores, mantas eléctricos. Exposición a llamas provenientes de fogatas, fuegos artificiales… también son causa común de quemaduras térmicas.

Las quemaduras eléctricas son también bastante comunes en perros traviesos, especialmente cachorros. En las quemaduras eléctricas, el accidente ocurre generalmente por mordeduras de cables eléctricos u otros dispositivos de iluminación.

Por último, en las quemaduras por sustancias químicas, el accidente ocurre por exposición a ácidos, álcalis, solventes destilados del petróleo, gasolina, trementina, kerosene o alquitrán caliente. Esta clase de quemaduras suelen ser las más graves, y los primeros auxilios adecuados son vitales.

Qué evaluar en casos de quemaduras en perros

Los perros con quemaduras superficiales mostrarán los signos habituales de dolor. Además, puede tener el pelaje quemado, pero la piel seguirá intacta.

En el caso de las quemaduras de tercer grado, la piel estará parcial o completamente quemada. Estas quemaduras se conocen como de espesor parcial y espesor total, y son mucho más graves. En estos casos, es importante verificar si hay signos de shock.

Como se detalló anteriormente, las quemaduras son causadas principalmente por una de estas tres cosas: químicos, electricidad, calor de líquidos u objetos calientes. Es esencial determinar rápidamente la causa de la quemadura para que pueda tratarse adecuadamente.

Cuidados de quemaduras en perros si son superficiales

La regla principal para quemaduras en perros de cualquier tipo es nunca poner pomadas, cremas, mantequilla o margarina. Aplicar ungüentos jamás ayuda a tu perro a sanar más rápidamente.

Perro con quemadura

Las quemaduras superficiales son aquellas en las que la piel está quemada, pero aún intacta. En estos casos, el tratamiento depende de qué causó exactamente la quemadura:

1. Si fueron ocasionadas por líquidos u objetos calientes

Restringe el movimiento del perro y enfría el área quemada lo más rápido posible. Puedes hacerlo con un chorro suave de agua fría en la bañera o con un accesorio de ducha. Cuanto más rápido se enfríe el área, menos daño hará.

Una vez que hayas lavado el área con agua, aplica una compresa fría durante 20 minutos, con algo como una bolsa de verduras congeladas. Después cubre el área con una venda antiadherente y, por último, contacta a tu veterinario para obtener asesoramiento sobre tratamiento adicional.

2. Si fueron ocasionadas por sustancias químicas

Usa guantes de goma para evitar quemaduras en tus propias manos. Luego, retira los collares, la ropa o el arnés contaminados. Enjuaga el área afectada con agua fría durante 20 minutos; asegúrate de no esparcir los químicos y quemar otras áreas.

No recomendamos usar champú u otros detergentes, pues no sabes si reaccionarán con el primer químico. En estos casos, abundante agua es la mejor opción.

Si la quemadura está en el hocico, acuesta al perro de lado y vierte agua fría en ella a través de una taza o una manguera de jardín para un flujo constante y fresco. Una vez enjuagada con agua, cubre las quemaduras superficiales con un vendaje antiadherente y acude a tu veterinario para recibir consejos sobre tratamientos adicionales.

3. Si fueron ocasionadas por descargas eléctricas

Las quemaduras en perros causadas por equipos eléctricos o cables de alimentación pueden tratarse de la misma manera que las provocadas por líquidos u objetos calientes. Sin embargo, antes de tocar el perro o los cables circundantes, debes asegurarte que ha sido cortada la fuente de electricidad.

Vendajes en un perro

Atención de quemaduras en perros de espesor parcial o total

Para las quemaduras más graves, en las que la piel se quema parcial o completamente, se recomienda seguir las siguientes pautas:

  1. Si no puedes ir inmediatamente a un hospital de emergencia local, puedes iniciar la atención cortando el pelo de la zona. Después, límpialas con solución salina y aplica ungüento de sulfadiazina de plata, que deberías tener siempre en el botiquín de primeros auxilios para perros.
  2. Seguidamente, cubre el área con vendajes estériles y secas. Ten cuidado y evita el uso de textiles con fibras sueltas, como el algodón, ya que los hilos se pegarán a la herida y causarán más problemas.
  3. Procede a envolver el área con sábanas limpias y rasgadas. Lleva al perro al veterinario de inmediato.

El tratamiento de las quemaduras en perros puede ser complicado y prolongado. En la mayor parte de los casos, el tratamiento involucra la administración de analgésicos y el uso de antibióticos para prevenir infecciones secundarias.

También es necesario realizar cambios frecuentes de apósitos, procedimientos quirúrgicos para el desbridamiento o injertos de piel y manejo del shock. Tu veterinario te proporcionará orientación en el manejo apropiado de las quemaduras de perro.

  • Pintos, S., González, R., & González, E. (2016). Cicatrización de injertos cutáneos en malla de espesor completo utilizando azúcar granulado versus nitrofurazona en caninos. Revista veterinaria, 26(2), 103-107.
  • Díaz Acuña, R. (2013). Tratamiento tópico de heridas en perros a base de miel de abeja, oxido de zinc y vitamina a en la ciudad de Ambato (Bachelor's thesis, Universidad Estatal de Bolívar. Facultad de Ciencias Agropecuarias. Escuela de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Ecuador).