¿Cómo saber si tu veterinario es bueno?

Francisco María García · 24 diciembre, 2017
Un buen profesional que atienda la salud de nuestra mascota debe mostrarse desinteresado y ha de ser cercano y comunicativo para asegurarse del bienestar de nuestra mascota; no todo es tener un título acreditativo

Somos conscientes de la importancia del veterinario en la vida de nuestras mascotas y en nuestro día a día. Contar con un profesional cualificado y con buena atención nos ofrece la seguridad de saber que nuestros amigos estarán bien cuidados. Pero, ¿qué debemos hacer para certificar que un veterinario es bueno?

Consejos para reconocer si un veterinario es bueno

Nuestras mascotas tienen muchas habilidades y pueden aprender muchos trucos. Sin embargo, no son capaces de elegir su propia atención médica; eso es nuestra responsabilidad en la condición de propietarios.

Planificación y organización

Muchos propietarios optan por llevar sus mascotas a la clínica veterinaria más próxima de su residencia. Lógicamente, el veterinario del barrio puede llegar a ser un excelente profesional, pero la ubicación no puede ser el único aspecto a considerar al elegir el veterinario ideal para tu mejor amigo.

Para garantizar una buena elección, la planificación es la clave. Recomendamos, antes de nada, investigar sobre los profesionales disponibles en tu ciudad o en las cercanías de tu barrio. Después, se puede buscar sobre sus calificaciones, experiencias y reputación en internet o con conocidos que entiendan de este tema.

También puede ser muy útil consultar a amigos y familiares dónde llevan sus mascotas y qué les parece la atención; es fundamental conversar con el profesional para conocerlo y verificar las instalaciones de la clínica. No se debe tener vergüenza de pedir permiso para visitar las instalaciones y conocer los servicios ofrecidos por el establecimiento.

Perro y veterinario bueno: cómo elegir

Una vez elegido el veterinario, es fundamental organizar tu vida para respetar las consultas periódicas, labores de peluquería, desparasitaciones y vacunaciones de tu mascota.

Presencia, participación y comunicación

Un buen veterinario debe mostrarse interesado y presente en la rutina de sus pacientes, y es que un profesional dedicado querrá saber cómo es el día a día de tu mascota, cómo se comporta, qué alimento consume, si se hidrata correctamente, etc. Todas las informaciones que le permitan entender quién es y cómo vive nuestro mejor amigo le ayudaran para trazar su perfil.

Es importante que el profesional escuche y ponga atención a las observaciones y preguntas de los propietarios. Ejercer la medicina veterinaria también incluye promocionar conocimientos que permitan mejorar los cuidados diarios a los animales; y un buen veterinario sabe que no existe prevención sin información.

Como vemos, un buen veterinario se porta igual de bien con cada animal que atiende, y no con el único ánimo de rentabilizar con una consulta. Mejor aún si cabe es que tu veterinario sea un activo participante de congresos, talleres, eventos para enseñar y aprender constantemente.

Infraestructura y capital humano de la clínica veterinaria

Una buena atención veterinaria no se resume en la elección del médico veterinario. Los cuidados de la salud de nuestras mascotas requieren toda una infraestructura para la realización de análisis, tratamientos y procedimientos diversos.

Las clínicas veterinarias más completas realizan ultrasonografías, rayos X, tratamientos odontológicos, estudios de laboratorio, control de presión y oxigenación, etc. Además de seguridad y confianza, ofrecen a los propietarios una economía de tiempo al resumir todos los servicios en el mismo lugar.

Perro y veterinario bueno: cómo elegir

Tan o aún más importante que los aparatos tecnológicos e infraestructura física es el capital humano que forma la atención veterinaria. Si un veterinario es bueno, estará acompañado por técnicos y ayudantes capacitados, que demuestren empatía con los animales.

Atención 24 horas

Muchos accidentes pueden ocurrir en cualquier momento ,y las mascotas no eligen la hora o el día para enfermar. Es fundamental saber que se puede contar con nuestra clínica veterinaria en cualquier momento.

Un buen número de clínicas veterinarias ya ofrecen atención 24 horas, y ello es un servicio muy importante. Algunas, incluso, poseen servicio de ambulancia para prestar primeros auxilios a domicilio y transportar el animal con seguridad.

Un buen veterinario requiere un propietario responsable

¿Cuál es la mejor garantía de una buena atención médica para nuestras mascotas? La respuesta no es tan compleja: nuestro compromiso y dedicación a su salud y bienestar.

Un propietario responsable es tan o más importante que la atención veterinaria. Es nuestra responsabilidad proporcionar una adecuada medicina preventiva, respetar las visitas al veterinario, la vacunación y la desparasitación.  Su alimentación, actividad física, higiene y salud mental también dependen de nuestro compromiso y atención diaria.

Por ello, además de juzgar si un veterinario es bueno, es indispensable preguntarnos si cumplimos con nuestros deberes como propietarios. La salud de nuestros mejores amigos es, en definitiva, nuestra responsabilidad.