Veterinarios a domicilio: ¿qué profesión es?

Virginia Duque Mirón · 12 julio, 2016

La crisis mundial nos ha afectado a todos, incluido el gremio de los veterinarios, quienes han tenido que buscar ingeniosas alternativas para conseguir un dinerillo extra que les permita llegar a fin de mes. Estamos hablando de los veterinarios a domicilio, un nuevo oficio que está funcionando a las mil maravillas.

Además, no es solo beneficioso para ellos mismos, sino también para nosotros, para todos aquellos que tenemos mascotas y también para nuestras mascotas mismas. ¿Te gustaría saber por qué?

¿Qué es un veterinario a domicilio?

perro gato veterinario

Esta idea puede ser un poco desconocida para muchos. Yo misma me sorprendí cuando después de cuidar unos meses al perro de unos amigos hubo que operarlo de un tumor benigno que tenía visible en el cuello y que se estaba rajando. Mis amigos me dieron el número de un veterinario y me dijeron que no me preocupara, que él iría a casa.

¡Nunca pensé que iría para operarlo allí! Supuse que tan solo vendría a ver la situación o a llevárselo. Allí mismo puso unas bolsas de basura en la mesa de plástico de la terraza y lo operó en cuestión de minutos.

Pues bien, eso es un veterinario a domicilio, un médico de animales que pasa consulta en casa del animal. Aunque el anterior caso es algo excepcional, los veterinarios a domicilio pueden vacunar, curar heridas y hacer revisiones sin que te muevas de casa.

Una de esos veterinarios nos explica por qué comenzó ella misma a hacerlo. “Los precios de los alquileres de un local así como los impuestos se incrementaron enormemente con la gran crisis que azotó al mundo. Si quería pagar mi hipoteca y llegar a final de mes comiendo cada día, tenía que reinventar mi oficio“.

Y como ella, cientos de veterinarios ejercen sus labores a domicilio, mientras otros simplemente lo hacen como un extra que les permita asumir sus gastos, a pesar de tener una clínica física ubicada en un lugar fijo.

¿Cómo trabajan los veterinarios a domicilio?

Acude a la llamada de los dueños de mascota siempre que se haya pedido un cita. Es decir, funciona como cualquier otra consulta veterinaria. Algunos también atienden urgencias. Aunque claro, como es lógico, desplazarse hasta tu casa te supondrá un coste adicional, y más si es una urgencia y si esta sucede de noche.

Los veterinarios llevan todos los utensilios necesarios en una furgoneta, bien sea para curar, hacer una revisión, o incluso para operar a tu mascota si fuera necesario. Su vehíuclo está esterilizado, al igual que todo su instrumental, por lo que no tienes nada que temer.

Si tu animal precisara de una operación más complicada o debiera ser aislado por cualquier causa, el veterinario a domicilio te desviaría al hospital veterinario más cercano.

Ventajas de los veterinarios a domicilio

veterinario

Al igual que un niño odia ir al dentista, un perro odia ir al veterinario y en cuanto ve el transportín ya se huele que algo que no le gusta va a suceder. Un veterinario a domicilio le evitará ese estrés al animal y también tus nervios por verlo así.

Por otro lado, los perros se suelen sentir incómodos en las mesas frías de las clínicas veterinarias, por lo que ser atendido en casa, en su casa, un lugar conocido para él y en el que se siente cómodo será un motivo de relajación  que le permitirá estar más abierto a aquello que el veterinario le vaya a hacer.

También te evitará a ti el tener que meterte en tráfico para llevarlo hasta una clínica ahorrándote tiempo, pues podrás estar en casa haciendo aquello que necesites o que desees. Eso sí, como ya te dijimos, todo esto tiene un coste adicional, pero ¿quién piensa en dinero cuando a nuestras mascotas se refiere?

Esta nueva alternativa es sin duda un lujo para aquellos lugares rurales en los que no hay demasiados servicios o en los que hay que desplazarse en exceso para llegar a la ciudad. Si conoces algún veterinario a domicilio cerca de tu casa, prueba sus servicios, no te arrepentirás.