Importancia y beneficios del agua en los perros

Yamila · 17 marzo, 2019
¿Sabías que el agua en los perros es igual de importante que en los humanos? Como dueños, debemos asegurarles una buena hidratación todos los días, sin importar la época del año

La hidratación es fundamental en los seres humanos… y también en los animales. Por ello, debemos asegurarnos de ofrecerles lo que necesitan. En este artículo te contaremos más sobre los beneficios del agua en los perros.

¿Por qué es importante el agua en los perros?

El agua es fundamental para la vida de todos los seres vivos, y en lo que se refiere a las mascotas, nosotros como dueños somos los responsables de garantizarles la hidratación.

Sabemos que los perros tienen una forma algo curiosa de beber en comparación con los humanos, pero no conocemos cuánta agua precisan a diario. La cantidad depende de varios factores, como la raza, el peso y tamaño del animal, la actividad física que realice, la época del año (si hace calor o frío), la alimentación, la salud del can, etc.

Como medida orientativa, podría decirse que un perro adulto necesita beber al día 60 mililitros por cada kilo de peso. Por lo tanto, un animal de 10 kilos precisa 600 mililitros (poco más de medio litro).

Por qué mi perro debe beber agua

A ello le debemos sumar el factor climatológico y la actividad física que realice el animal, incluidos los paseos por el parque. Siguiendo con el ejemplo anterior, en verano y yendo a caminar tendría que beber aproximadamente un litro de agua al día.

Por qué mi perro debe beber agua

El agua en los perros es muy importante y su falta puede ocasionar problemas de salud o hasta provocarle la muerte. Algunos de los síntomas de deshidratación en las mascotas son:

  • Respiración acelerada (jadeos)
  • Apatía (falta de ganas de levantarse o de jugar)
  • Ojos como ‘hundidos’
  • Reducción en la cantidad de orina (orina menos veces y poco)
  • Orina de color oscuro
  • Hocico o lengua secos
  • Taquicardias

Los perros que no beben mucha agua son más propensos a desarrollar ciertas enfermedades, como los problemas renales, que incluyen formación de cálculos en los riñones, infecciones en el tracto urinario o insuficiencia renal crónica. También pueden desarrollar problemas hepáticos, ya que el hígado no trabaja como corresponde.

Cómo lograr que mi perro beba agua

Cómo lograr que mi perro beba agua

Los perros precisan beber agua a diario y somos los dueños quienes debemos ofrecerles dicha hidratación. ¿Cómo? Aquí te damos algunos consejos:

1. Coloca bebederos a su alcance

El objetivo es que el animal siempre tenga ‘al alcance de la mano’ un recipiente con agua. Y que este se encuentre cómodamente ubicado con respecto a su tamaño. Poner un bebedero al lado de su cama es una idea eficaz para que beba sin demasiado esfuerzo.

No debemos escatimar en cantidad de bebederos en la casa, sobre todo si el animal pasa muchas horas solo. Los cuencos pueden estar en diferentes ambientes para que el perro pueda beber del que desee.

2. Cambia el agua a diario

Si tu perro no ha bebido el agua de un recipiente en particular (en el caso de que tenga varios), no le dejes el mismo líquido para otro día. Cada noche o cada mañana te recomendamos que la cambies por agua nueva, limpia y fresca.

3. Presta atención a la ubicación del agua

Si tu perro pasa tiempo fuera de casa (en el patio o terraza por ejemplo), trata de que el bebedero esté a la sombra la mayor parte del tiempo. Y si por algún motivo notas que el agua está más caliente de lo que debería, puedes colocar algunos cubos de hielo para enfriarla. Pero no abuses de esa técnica, ya que puede ocasionarle problemas de garganta.

4. Conoce los gustos de tu perro

Ya que el agua en los perros es tan importante, no podemos dejar este tema al azar. Nos referimos a que conozcas más qué le agrada a tu mascota y se lo ofrezcas. Algunos canes prefieren cuencos grandes, mientras otros gustan de las fuentes. También puede que solo beba si el agua cae de un grifo o que le gusten los charcos donde beber ‘a lo salvaje’.

Por último, aumenta la ingesta de líquidos de tu mascota mediante la alimentación: opta por algunas verduras aptas combinadas con el pienso.

  • Cortadellas, O., & Fernández-Del Palacio, M. J. (2012). Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad renal crónica (ERC) en el perro y el gato. Parte 1: evaluación del paciente con ERC. Clin. Vet. Peq. Anim.