La guacharaca culirroja, un ave del trópico

22 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La guacharaca culirroja es un ave endémica de Colombia, Venezuela y Trinidad y Tobago. Posee un plumaje discreto y un canto poderoso. Esta especie contribuye a dispersar semillas y por tanto se la considera partícipe en la regeneración de bosques.

La guacharaca culirroja (Ortalis ruficauda) es un ave tropical del orden Galliformes. Es también conocida como «chachalaca» o «Cocrico».

Esta especie es miembro de un antiguo grupo de aves de la familia crácidos, que agrupa unas cincuenta especies y que está relacionadas con los megapodos. Estas últimas conocidas como aves constructoras de montículos que habitan en Australasia.

Distribución de la guacharaca culirroja

La guacharaca culirroja habita únicamente en América. Es endémica de zonas neotropicales: noreste de Colombia y el norte de Venezuela, aunque también habita en Trinidad y Tobado, donde es una de las dos aves nacionales.

Hábitat

La  guacharaca culirroja reside en matorrales caducifolios, bosques de galería y parches forestales en las tierras bajas más secas del noreste de Colombia, norte Venezuela y Trinidad y Tobago, como ya mencionamos anteriormente.

En Venezuela, las guacharacas generalmente no habitan en las profundidades de los bosques húmedos, sino que prefieren matorrales, bordes espesos de arroyos o bosques bajos que se encuentran en las partes más secas de los trópicos.

Características físicas

Estas aves tienen una apariencia y tamaño similar al de las gallinas y faisanes. Tienen la cabeza pequeña, cuello largo, cuerpo con patas grandes y fuertes y una cola relativamente larga. Además emiten cantos graves y resonantes.

Esta especie presenta un plumaje opaco y discreto. Los colores predominantes son el gris, el marrón y el negro, que sirven de camuflaje en las ramas y en el suelo. Las hembras de esta especie también tienen una morfología marrón oscuro con una porción del cuerpo marrón claro.

Ortalis cinereiceps, una especie de guacharaca.

Hábitos de la guacharaca culirroja

Las guacharacas son principalmente aves diurnas. Muestran una mayor actividad en la madrugada antes del amanecer, hora en la que se las escucha realizando ruidosos llamados.

Estas aves prefieren anidar en los árboles. Primordialmente, se alimentan de frutas y hierbas, así, comen frutas blandas, semillas, flores, brotes verdes y hojas. Por sus hábitos frugívoros, esta ave es una buena dispersora de semilla y por tanto, tiene importancia en la regeneración de bosques.

Estudios recientes han calificado a la guacharaca culirroja como una especie indicadora del estado de conservación de bosques. Además, esta ave es una especie social que suele reunirse para buscar comida en bandadas de 4-20 aves.

Las guacharacas suelen descansar en las horas más calurosas del día. Por supuesto, sus lugares de descanso están siempre en los árboles. Asimismo, toman baños de polvo y se cree que les sirve para lidiar con parásitos externos. Aunque, también pueden ser parte de la ceremonia de cortejo.

Reproducción

Cabe señalar que estas aves son monógamas. Además, suelen anidar en árboles y tanto el macho como la hembra contribuyen con la construcción del nido. Durante la etapa de reproducción, pueden ser territoriales.

En general ponen dos huevos blancos que la hembra incuba sola. Las crías son precociales y nacen con el instinto de escalar inmediatamente y refugiarse en el árbol de anidación. Son capaces de volar a los pocos días de eclosionar.

La guacharaca culirroja es un ave monógama.

El canto de la guacharaca culirroja

Muchos ejemplares guacharaca hacen sonidos extremadamente fuertes. Poseen una tráquea muy agrandada que garantiza que sus llamadas se puedan escuchar a más de 1 kilómetro de distancia.

Por lo común, las parvadas de guacharacas hacen sonidos muy fuertes en coro. En sus cantos dominan una multitud de cacareo, gritos y graznidos.

Estado de conservación de la guacharaca culirroja

Tradicionalmente, la familia crácidos ha sido cazada en los pueblos rurales del neotrópico, por su mayor tamaño respecto de otras aves forestales. Por otro lado, la creciente deforestación de su hábitat también influye en la merma acelerada de las poblaciones locales de crácidos en toda Latinoamérica.

Un factor que puede favorecer acción en pro de la conservación de esta especie es que se está convirtiendo en una especie importante para la industria del ecoturismo.

  • Rufous-vented Chachalaca (Ortalis ruficauda), In Neotropical Birds Online (T. S. Schulenberg, Editor). Cornell Lab of Ornithology, Ithaca, NY, USA. retrieved from Neotropical Birds Online: https://neotropical.birds.cornell.edu/Species-Account/nb/species/ruvcha1
  • BirdLife International (2020) Species factsheetOrtalis ruficauda. Downloaded from http://www.birdlife.org on 14/02/2020.
  • Restall, R., Rodner, C. y Lentino, M. (2006). Birds of Northern South America. EE.UU.: Yale University Press.
  • Brooks D. y Fuller R. (2006). Biología y Conservación de Crácidos . En Conserving Cracids: the most Threatened Family of Birds in the Americas (pp. 11-26). Houston, tx: Misc. Publ. Houston Mus. Nat. Sci., N.o 6.
  • Mieres-Bastidas, L., Gómez, A.,  Araujo-Quintero, A., Angulo-Pérez, M., Salazar, L., Canelones-David, K.,Pérez-Pérez, A. (2016). Estado de conservación de aves y mamíferos en agrosistemas de la cuenca del río Las Marías, estado Portuguesa, Venezuela. Avances de Investigación en Medicina Veterinaria y Producción Animal. 131.