Juguetes caseros para hámsters

Laura Huelin · 29 enero, 2018
Estos roedores pasan casi todo el día encerrados en una jaula, así que lo suyo es que les surtas de sencillos objetos que le mantendrán entretenido; evita, por supuesto, el plástico –que es tóxico– porque lo pueden morder

Los hámsters son de las mascotas más pequeñas que podemos tener en casa y puede que vivan casi toda su vida en una jaula. Pero eso no debería ser impedimento para que se divirtiesen y jugásemos con ellos como haríamos con otro animal más grande. El primer paso es crear unos cuantos juguetes caseros para hámsters.

Juguetes caseros para hámsters: ante todo, con seguridad

Como siempre, antes de darles un objeto a nuestras mascotas, sean pequeños como los hámsters o grandes como los caballos, debemos asegurarnos de que no les van a hacer daño.

Investiga qué comidas son tóxicas e intenta que los objetos no sean de plástico. Además, evita usar pegamentos, barnices o pinturas. Si los royera –y si es un roedor, es muy probable que lo haga– podría envenenarse.

Una hamaca

Una hamaca es una adiCción estupenda para la jaula de cualquier roedor. Proporciona un sitio al que subirse, en el que dormir suspendido en el aire; pero también puede funcionar como una plataforma a la que trepar.

Para hacer una hamaca, solo necesitarás un rectángulo de tela: mejor si es una que no se puede deshilachar, como el algodón de las camisetas o la tela polar. Con un par de puntadas, puedes coserle en las cuatro esquinas cuatro cintas. Si las atas con un lazo o les incluyes un mosquetón para colgarlas de los barrotes es tu elección.

Barrita de cereales para roer

Una de las necesidades básicas de un hámster es roer. Si no le proporcionas cosas que roer, lo hará en sitios molestos: se comerá el resto de sus juguetes, su casita y puede llegar a morder los barrotes de su jaula. Por eso, una barrita de cereales para roer es una apuesta segura.

Hámsters comiendo

Para hacer una barrita para tu hámster, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Harina
  • Agua
  • Semillas, frutos secos y cereales: hay tantos que puedes usar unos diferentes cada vez. Puedes usar nueces, lino, maíz, pipas de girasol, salvado de trigo, avena, sésamo…

Estos últimos han de estar crudos: que no vengan aderezados con miel, salados ni tostados. El azúcar es malo para los animales y si traen otros ingredientes pueden sentarles mal. Mezcla la harina y el agua hasta que tengas una masa parecida a la del pan. Luego añade el resto de ingredientes a la masa y mézclalo todo bien.

Para terminar, divide la masa en barritas y ponlas en el horno a 200ºC hasta que estén doradas. El tiempo dependerá del grosor de cada barrita, pero ten en cuenta que un roedor tan pequeño como un hámster necesita poder morderla. Antes de ofrecerle una barrita a tu mascota deja que se enfríe completamente. Las semillas y los cereales acumulan mucho calor y podría quemarse.

Una casita nueva

Seguro que tu hámster ya tiene una casita donde dormir, pero puedes hacerle una mejor. También puedes construirle más de una casa y y así podrá elegir dónde quiera dormir.

A los hámsters les gustan los lugares pequeños donde esconderse, pero aún así le puedes hacer una mansión. Puedes hacerle varios pisos, unidos por rampas, y le encantará. Prueba a hacerle una casita con muchas ventanas para que se entretenga entrando y saliendo cada vez por una diferente.

Cómo mejorar la jaula de tu hámster

Los límites de esta casita están en tu imaginación. Puedes hacerla de cartón, de madera, de pasta de papel… quizás por su popularidad en el mundo de las manualidades, los palos de helado son los más cómodos de emplear. Usa la menor cantidad de pegamento posible y aunque te parezca fea, intenta no pintarla por si la pintura es tóxica.

Túneles

Quizás este puede ser uno de los juguetes caseros para hámsters que menos te cueste construir pero que más veces tengas que reponer: un túnel de cartón. Es tan sencillo de hacer como meterle en su jaula un tubo de cartón: puede ser el del papel higiénico, el de cocina o puedes construirlo con otro cartón.

Este material es seguro que lo quiere roer. Si lo destruye, es sencillo y barato reponerlo. Si la jaula tiene espacio suficiente, tu hámster puede disfrutar de diferentes túneles en los que hacerse nidos o esconder cosas.

Plataformas y rampas

Las plataformas suben de nivel una jaula, y convierten un recipiente en el que vive un animal en un auténtico parque de atracciones. Añadir plataformas es aumentar la superficie por la que un hámster puede moverse. Y como además les gusta escalar, las van a disfrutar.

Cómo mejorar la jaula de tu hámster

La manera más sencilla de añadir una plataforma a una jaula es sosteniéndola con patas. Escoge una plancha de madera y añádele cuatro patas. Si tienes pequeñas cajas de madera puedes simplemente colocarlas en la jaula.

No te olvides de crear rampas para subir y bajar de estas plataformas. Puedes crearlas con más madera, con palos de helados o con un cartón resistente. En un momento la jaula de tu hámster tendrá mucha más superficie para añadir más juguetes caseros, una casita nueva, o solo para explorar.

Los juguetes caseros para hámsters son una manera sencilla, barata y divertida de añadirle variedad a la vida de tu pequeño roedor, ya que ellos también necesitan divertirse y tener cosas nuevas en su vida. Créale un par de juguetes o escondites y le harás feliz.