Sustratos para jaulas de roedores

El serrín es el suelo más conocido para las jaulas de estos animales, si bien la opción del pellet también ofrece ventajas; en cualquier caso, cualquiera de ellos deben ser específicos para la mascota, y así se podrá mantener su salud e higiene, ya que de lo contrario se desprenderán malos olores, podrán desarrollar hongos o úlceras

Muchos de los roedores que viven como mascotas en nuestras casas están siempre dentro de una jaula. Aunque a veces les dejemos salir a dar un paseo, la mayor parte de su tiempo lo pasan en un espacio bastante reducido donde comen, duermen o hacen sus necesidades. Es necesario, por lo tanto, conocer los diferentes sustratos para jaulas de roedores.

Montar una jaula para roedores

Las cobayas, los conejos, los hámsters e incluso los jerbos son animales que no exigen mucho tiempo ni cuidados, pero deben tener una jaula acondicionada específicamente para ellos. Además de los comederos y bebederos, necesitan una casita o lugar resguardado donde dormir, juguetes y un lecho o sustrato en el suelo.

Se puede adiestrar a un roedor para hacer sus necesidades siempre en un mismo sitio, pero como normalmente pasan tantas horas dentro de su jaula no lo solemos ver necesario. A ellos les da igual dónde hacer sus necesidades, por lo que es necesario colocar en la base alguno de estos sustratos para jaulas de roedores.

Sin embargo, no cualquiera es efectivo para mantener los olores a raya, ni es seguro para su salud. Por eso, es necesario conocer qué diferentes sustratos para jaulas de roedores puedes emplear y elegir el que mejor se adapte a tu mascota.

La importancia de la higiene

Como decíamos, aunque no estén encerrados todo el día, normalmente los roedores hacen sus necesidades en su jaula, sin importarles el lugar. Los más pudorosos pueden escoger una esquina, pero no suelen ser tan cuidadosos como nos gustaría.

Sustrato para jaula de conejo

La higiene es importantísima para la salud de tu mascota y también para la salud de toda tu familia. Emplear un buen sustrato no lo es todo: hay que cambiarlo a menudo y suele ser necesario sacar a diario de la jaula la suciedad más grande: es decir, restos de comida fresca, heces, bolas de sustrato húmedo, etc.

Una jaula sucia desprenderá olores y será desagradable pues impregnará toda la casa. Además, un lecho húmedo puede crear úlceras en las patas de tu mascota o atraer moscas y otros insectos, e incluso podrían llegar a desarrollarse hongos. Si no retiras la comida en mal estado, tu mascota podría sufrir indigestiones o intoxicaciones.

Serrín

El serrín es uno de los sutratos más conocido y práctico para jaulas de roedores. El serrín es barato y es fácil de encontrar; tampoco pesa en exceso y no supone un gran esfuerzo ir a comprarlo.

Cómo mejorar la jaula de tu hámster

Sin embargo, el serrín tiene un problema en el que no muchos propietarios de mascotas piensan: su procedencia. Si quieres usar serrín en la jaula, asegúrate de que es apto para mascotas. Un serrín reciclado cualquiera podría estar hecho con maderas tratadas o contener mucho polvo, y entonces ser perjudicial para la salud.

Pellets prensados

Los pellets se han puesto de moda desde hace unos años y lo merecen: pesan poco y absorben mucho, son cómodos de usar, mitigan el olor y muchos de ellos proceden de material reciclado.

Hay muchos tipos de pellets diferentes: papel prensado, paja, madera e incluso restos de cáscaras de cereales. Algunas marcas los comercializan aromatizados, aunque puede que a tu roedor no le guste que lo perfumes; una higiene básica en su jaula debería evitar olores.

Sustratos para jaulas de cobayas: pellets

Los pellets son muy buena opción entre los sustratos para jaulas de roedores. Hay mucha variedad en el mercado en cuanto a marcas, tamaños, pesos y orígenes. Como están creados específicamente para ser un lecho higiénico, suelen ser seguros para la salud de tu mascota; por si acaso, asegúrate de que el que compres está indicado para tu roedor.

Otros tipos de lechos, como telas

En países cálidos o durante las estaciones de más calor los roedores beben más y, por lo tanto, ensucian más sus lechos. Con el calor y la humedad es frecuente que la jaula huela más y el sustrato se estropee antes. Hay personas que prefieren, entonces, cambiar el lecho higiénico por telas. Es una buena en los siguientes casos:

  • Sean lavadas en la lavadora a temperatura alta con mucha frecuencia, incluso a diario.
  • Tengan los bordes bien rematados y no tengan hilos que los roedores puedan tragarse.
  • Absorban bien la humedad que genere tu mascota y no se creen charcos.
  • Seas capaz de generar una capa mullida y absorbente superponiendo varias capas de telas.

Sustratos para jaulas de roedores no recomendados

A pesar de todas las buenas opciones que hay disponibles a usar como sustratos para jaulas de roedores, hay opciones menos recomendables. Una de ellas es la arena de gatoComo su nombre indica, está pensada para ser usada por felinos.

Arena de los gatos

Estos son animales que acuden pocas veces al día al arenero: es decir, no viven encima de ellos. Podemos advertir que la arena de gato suele contener mucho polvo que podría dañar las vías respiratorias de un animal más pequeño.

Los periódicos tampoco están aconsejados. Son absorbentes y baratos, pero la tinta con la que están impresos podría ser tóxica para tu mascota en caso de que decidiera roerlo. Pueden colocarse periódicos en la base de una jaula, pero solo si están bien tapados por otra clase de sustrato y tu animal no puede acceder a ellos.

Hay muchas opciones disponibles para utilizar en la higiene de la jaula de tu mascota. La higiene es necesaria para la buena convivencia en tu familia y para la salud de todos sus miembros. Escoge un sustrato que se adapte a tu animal para poder mantener siempre limpio su hábitat.

Te puede gustar